Viernes, diciembre 02, 2016

LECTIO DIVINA PARA EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2010

LECTIO DIVINA Domingo 19 de Septiembre de 2010
Domingo 25º Durante el Año Ciclo C

TEXTO BÍBLICO: Lucas 16, 1-13

El empleado astuto
1 Jesús también les dijo a sus discípulos:
«Había una vez un hombre muy rico, que tenía un empleado encargado de cuidar todas sus riquezas; pero llegó a saber que ese empleado malgastaba su dinero.
2 Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es todo esto que me han dicho de ti? Preséntame un informe de todo mi dinero y posesiones, porque ya no vas a trabajar más para mí.”

3 »El empleado pensó: “Ahora que mi patrón me despide del trabajo, ¿qué voy a hacer? No soy fuerte para hacer zanjas, y me da vergüenza pedir limosna. 4 ¡Ya sé lo que haré, para que algunos me reciban en sus casas cuando me despidan!”

5 »El empleado llamó a cada uno de los que le debían algo a su patrón, y al primero le preguntó: “¿Cuánto le debes a mi patrón?” 6 Aquel hombre contestó: “Le debo cien barriles de aceite de oliva.” El empleado le dijo: “Aquí está tu cuenta. Rápido, siéntate y, en lugar de cien barriles, anota cincuenta.”
7 Luego le preguntó a otro: “Y tú, ¿cuánto le debes a mi patrón?” Ese hombre respondió: “Diez mil kilos de trigo.” El empleado le dijo: “Toma tu cuenta y anota ocho mil kilos.”

8 »Al saber esto, el patrón felicitó al empleado deshonesto por ser tan astuto. Y es que, para atender sus propios negocios, la gente de este mundo es más astuta que los hijos de Dios.
9 »Por eso a ustedes, que son mis discípulos, yo les aconsejo que usen el dinero obtenido en forma deshonesta para ganar amigos. Así, cuando se les acabe ese dinero, Dios los recibirá en el cielo.
10 »Al que cuida bien lo que vale poco, también se le puede confiar lo que vale mucho. Y el que es deshonesto con lo de poco valor, también lo será con lo de mucho valor. 11 Si a ustedes no se les puede confiar algo que vale tan poco, como el dinero ganado deshonestamente, ¿quién les confiará lo que sí es valioso?

12 Y si no se les puede confiar lo que es de otra persona, ¿quién les dará lo que será de ustedes? 13 »Nadie puede ser esclavo de dos amos, porque preferirá a uno más que a otro. Y si obedece a uno, desobedecerá al otro. No se puede servir al mismo tiempo a Dios y al dinero.»

TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL.
1 - LECTURA
¿Qué dice el texto?
Pistas para la lectura
Queridos hermanos:
Es lógico quedarse un poco preocupado cuando se escucha el evangelio que la Liturgia nos ofrece este Domingo. Pareciera que el Señor nos está invitando a vivir la corrupción generalizada que, lamentablemente, vivimos en nuestros tiempos... ¿Puede ser realmente así? Claro que no. Tengamos presente que se trata de una “parábola” y, como tal, no
busca dejar enseñanza sobre todos los aspectos de la vida del discípulo sino que se concentrará en alguno en particular. Por otra parte, una parábola “extravagante” como esta, busca con su “extravagancia” captar la atención de los lectores y hacerlos pensar...
La invitación no es, por lo tanto, a ser deshonestos sino a ser astutos, inteligentes, sagaces, vivos y operantes en las tareas que tienen que ver con la difusión del Reino.
Sin embargo, al concluir la parábola, Jesús aprovecha la temática para dejar también algunas enseñanzas que tienen que ver con la actitud ante los bienes de este mundo en comparación con el mismo Dios. No se puede servir a dos amos, a dos señores. O el Señor de nuestra vida es Dios o lo es el dinero.

Preguntas para la lectura
· ¿Cómo comienza el relato? ¿Se dice claramente que es una parábola?
· ¿Qué se le reprocha al empleado? ¿Qué le plantea su patrón?
· ¿Cómo reacciona ante su inminente despido? ¿Qué es lo primero que hace? ¿Cómo se van sucediendo los hechos?
· ¿Qué le dice el patrón al final de las acciones del empleado?
· Luego de la parábola en sí: ¿cómo continúa el relato?
· ¿Qué frases están relacionadas más directamente con la parábola?
· ¿Qué frases cambian de temática?
· ¿Qué significa que no se puede servir al mismo tiempo a Dios y al dinero?

2 - MEDITACIÓN
¿Qué me dice? ¿Qué nos dice?
Preguntas para la meditación
· ¿Cómo “administro” lo que se me ha confiado en los distintos ámbitos y aspectos de mi vida: afectos, posesiones, responsabilidades, dinero, etc.?
· ¿Soy responsable, coherente y recto en la administración?
· ¿En la “administración” de las “cosas de Dios” soy superficial o busco con inteligencia ser astuto y sagaz para que el Reino de Dios realmente se difunda entre los hombres?
· ¿Estoy atento y cuido lo que se me encomienda aunque sea algo aparentemente insignificante?
· ¿Soy esclavo de alguien o de algo?
· ¿Es Dios el dueño, el amo, el centro de mi corazón o los bienes y el dinero se apoderan de mi vida?

3 - ORACIÓN
¿Qué le digo? ¿Qué le decimos?
Una buena oportunidad para hacer oración con este Evangelio es retomar otra frase evangélica de Mateo que ilumina muy bien el texto que hoy reflexionamos: “Sean, pues, astutos como serpientes, aunque también sencillos como palomas” (Mt 10,16).
Es bueno repetir esta frase de manera pausada para que brote de nuestro corazón el compromiso de la respuesta a Dios en el corazón que luego se transformará en acción.

4 - CONTEMPLACIÓN
¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?
Para interiorizar este mensaje puede ser muy oportuno retomar la temática de ser fiel en lo poco y en lo mucho. La traducción más literal del versículo 10 va en esta línea: El que
es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho; el que es infiel en lo poco, también lo es en lo
mucho.
Desde esta perspectiva buscar completar la frase según las propias situaciones de
vida que el Señor les haga contemplar en este momento:
· Señor quiero ser fiel en lo poco aprendiendo a no protestar tanto todos los días.
· Señor quiero ser fiel en lo poco buscando perdonar las pequeñas ofensas que tenga
soportar.
· Señor quiero ser fiel en lo poco...
· Señor quiero ser fiel en lo poco...

5 - ACCIÓN
¿A qué me comprometo? ¿A qué nos comprometemos?
Propuestas personales
· Buscar con inteligencia y sagacidad anunciarle el mensaje de Cristo en clave de Buena Nueva a algún amigo que esté alejado de la fe.
Cambiar o perfeccionar dos aspectos de mi vida en los cuales tenga que ser fiel en lo poco.

Propuestas comunitarias
· Dialogar con tu grupo para discernir, con astucia e inteligencia, las mejores formas de dar a conocer los valores cristianos en medio del ambiente juvenil.
· Conversar en tu ámbito sobre las situaciones más negativas de corrupción y deshonestidad que ven y buscar los mejores caminos de solución.

Pbro. Lic. Gabriel Mestre

CELAM/CEBIPAL-SEJ – SOCIEDADES BIBLICAS UNIDAS

LECTIO DIVINA PARA EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Santa Sede