Misioneros Oblatos o.cc.ss
jueves, diciembre 13, 2018

PARA ESTA SEMANA ABRIL 15 DE 2018

PARA ESTA SEMANA ABRIL 15 DE 2018

“Soy yo en persona”
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito y de tantas partes del mundo. Mi saludo con los mejores deseos de paz y bien en el Señor Jesús que vivo y presente en medio de nosotros nos invita a salir y a proclamar en su nombre la conversión para el perdón de los pecados.

En la liturgia de este tercer domingo de Pascua descubrimos que al que ama a Dios no le queda complicado “guardar” o cumplir sus mandamientos porque entiende que están hechos para el bien, para alcanzar la paz y la libertad. El que ama jamás se siente condicionado por quien le ama porque sabe que, en la renuncia, en la apertura y en la entrega está la mayor felicidad. La manera que nosotros tenemos de “mostrar” al mundo el amor que tenemos a Dios es precisamente haciendo lo que Él nos pide y de manera muy especial lo que nos pide en su Hijo que es que “nos amemos los unos a los otros como Jesús nos ha amado”.

Es desde el amor a Dios entonces que nosotros amamos con libertad, entendemos la realidad de los demás y los acogemos desde el corazón con misericordia y respeto.

Hombres y mujeres llenos de Dios, enamorados de Dios y dando testimonio de Él en el mundo a través del amor con el que aman y acogen a los demás, son las personas que Jesús necesita para que el anuncio continúe, la buena noticia se proclame y la invitación a la conversión para el perdón de los pecados se haga con mayor insistencia. La insistencia por salir, a dejar los miedos, a entender que Jesús sigue vivo y que el proyecto va adelante es importante.

La comunidad tiene que configurarse con la certeza de la resurrección, tiene que llenarse de esperanza al saber que Jesús está con ellos y tiene que fortalecerse con el Espíritu Santo que reciben para la misión. Ya ha pasado el dolor, ahora nos toca mostrar al mundo que el Evangelio toca corazones, transforma vidas y que el amor que nace del encuentro con Jesús nos hace amantes y al mundo lo hace capaz de un cambio radical en el que la diferencia se vive en paz y se asume desde la experiencia de Dios que es bueno con todos, que a todos ama y que de todos espera los mejores frutos.

Al mundo le hace falta Dios, al mundo le hace falta amar desde Dios, al mundo le hace falta convertirse y tomar la decisión de vivir sin pecado.

Por eso al mundo hay que predicarle el Evangelio, hay que enamorarlo de Dios, hay que llenarlo de esperanza y de fuerza y hay que hacerlo capaz, desde Jesús, de romper el espiral del odio, de la venganza, de la violencia. Al mundo le hace falta de nuevo encontrarse con Jesús, tocarlo, escucharlo; sentarse con Jesús, alimentarse de la Eucaristía y trabajar juntos por proyectos de vida y de resurrección es por todo esto que los cristianos no podemos seguir encerrados, con miedos o sintiendo que nada puede cambiar el mundo. Vamos adelante, salgamos que Jesús nos acompaña y sigue partiendo para nosotros el pan.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA ABRIL 15 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/tgtP30moXv0

PARA ESTA SEMANA ABRIL 15 DE 2018