Misioneros Oblatos o.cc.ss
lunes, noviembre 19, 2018

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA 18 DE DICIEMBRE

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA (TRIANA) 18 DE DICIEMBRE

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

Nuestra Señora de la Esperanza también conocida como la Esperanza de Triana es una imagen que representa a la Virgen María que se venera en Sevilla en el barrio de Triana.

Es la titular de la Pontificia, Real e Ilustre Hermandad y Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento y de la Pura y Limpia Concepción de la Santísima Virgen María, del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista. La Virgen recibió la coronación canónica de rango pontificio en el año 1984. Es venerada en su capilla de los Marineros.

Descripción

Se desconoce la autoría de la imagen, que ha sido atribuida a Juan de Astorga. Ha sido sometida a numerosas restauraciones, entre las cuales destaca especialmente la que llevó a cabo Antonio Castillo Lastrucci tras los graves daños sufridos en la noche del 2 de mayo de 1898 en un incendio, que tuvieron como resultado la calcinación completa del rostro y una mano. Hizo una réplica de la cabeza y mascarilla aprovechando los escasos restos de la anterior, y labró unas manos nuevas, hecho que ha dado pie a que la imagen se considere de su autoría. Esta intervención fue criticada en su época, entre otros aspectos, por considerar que había restado intensidad a la tez morena que caracterizaba a la imagen. Las dos últimas restauraciones fueron realizadas por Luis Álvarez Duarte.

Vestimentas

Durante el año la Virgen de la Esperanza luce distintos trajes conforme al momento del culto en que se encuentra la imagen:

•Para el triduo se le viste de reina.
•Para la Cuaresma se le viste de hebrea.
•En el mes de noviembre se le viste de luto.
•Para la festividad de la Inmaculada Concepción se le viste de azul.

Efemérides

•La Familia Real Española visitó la capilla de los Marineros en la mañana del Viernes Santo de 1984, finalizada la estación de penitencia en la catedral de Sevilla para orar ante la imagen.

•El día 2 de junio de 1984 tuvo lugar la solemne coronación canónica pontificia de la imagen en la catedral de Sevilla.

•En la madrugada del Viernes Santo de 1995 se encontró por primera vez en la historia en la catedral con María Santísima de la Esperanza Macarena, resguardada allí por la lluvia.

•El 23 de junio de 2005 el ayuntamiento de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, le concedió la medalla de oro de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, acto que tuvo lugar en las fiestas fundacionales de la ciudad palmense en el auditorio de Alfredo Kraus de la capital grancanaria. Dicha ciudad cuenta con otra Esperanza, llamada la Esperanza de Vegueta.

•El 27 de marzo de 2010 se le impuso la medalla de Oro de la ciudad de Sevilla en su capilla de los Marineros.

Coronación canónica pontificia

Su coronación fue aprobada el 7 de abril de 1983 por una bula pontificia de san Juan Pablo II. El 12 de septiembre se le hizo entrega de la bula en su capilla, en una ceremonia presidida por el entonces cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. La coronación canónica de la Virgen de la Esperanza de Triana es la primera aprobada mediante bula pontificia coronación canónica pontificia que se ha producido en la archidiócesis de Sevilla.

Devoción

Aunque la devoción es propia de Sevilla y extendida en Andalucía, en América también se venera a esta advocación tan particular. La Ciudad de Lima,  cuenta con una de las pocas réplicas en la Cristiandad, venerada en la Basílica Catedral de Lima, en la Capilla Bautismal. Preside los cultos de cuaresma y Semana Santa, dentro de los cuales realiza una procesión que recorre las principales calles. Actualmente la Virgen está custodiada y cuidada durante todo el año por los Devotos o Custodios de la Virgen, dicho grupo ha logrado dar más realce a los recorridos de Semana Santa que la Virgen Inicia y Preside desde la Basílica Catedral de la Ciudad de los Reyes.

Fuente: https://es.wikipedia.org/

ADVOCACIONES MARIANAS

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA