CONGREGACIÓN DE MISIONEROS OBLATOS DE LOS CORAZONES SANTÍSIMOS

USO DE MEDICAMENTOS EN ADULTOS MAYORES

USO DE MEDICAMENTOS EN ADULTOS MAYORES

USO DE MEDICAMENTOS EN ADULTOS MAYORES

Las personas mayores suelen tomar varios medicamentos.

Si los atiende más de un doctor, el riesgo de intoxicación debido a las interacciones químicas se agrava

Los síntomas de una intoxicación se pueden confundir con una nueva enfermedad.

Es muy importante informar al doctor sobre todos los medicamentos y las dosis que toma el enfermo, y preguntarle si puede ocurrir alguna interacción entre ellos.

El cuidador debe supervisar que el enfermo tome sus medicinas en las dosis y horarios prescritos y llevar un registro de las alteraciones que observe.

Tales como el ritmo cardiaco, diarrea, sequedad de labios, depresión, o cualquier otra.

Esta información será muy útil para deshacerse de los fármacos viejos.

No permita que el enfermo chupe, mastique, triture o corte las tabletas por su cuenta, una tableta molida puede liberar todo el medicamento al mismo tiempo, lo cual puede ser contrario a lo deseado.

Tampoco aumente o reduzca la dosis sin primero consultar al médico.

Recomendaciones Prácticas

  • Diseñe un formato en el que pueda anotar nombre del medicamento, dosis, horarios y reacciones observadas.
    Incluya los medicamentos o remedios caseros no recetados por el médico que el anciano ingiere por su cuenta.
  • Mantenga todos los medicamentos en sus envases originales, etiquételos con letras grandes y con las instrucciones.
  • Deseche todos los medicamentos con fechas de vencimiento caducas.

El control de los medicamentos no es tarea fácil, pero si lo hace cuidadosamente puede ahorrar dinero, prevenir problemas y asegurarse de que los medicamentos cumplan su objetivo.

MEDICAMENTOS DE VENTA LIBRE (OTC)

Lo que usted debe saber

¿Qué riesgos implica tomar un medicamento OTC?

Los productos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) son medicamentos que usted puede comprar sin una receta médica extendida por su médico. Los medicamentos OTC pueden ayudarlo a sentirse mejor porque ayudan a tratar o prevenir problemas de salud, como alergias, estreñimiento, resfriado y gripe, y náuseas. Sin embargo, a veces los medicamentos OTC pueden provocar efectos desagradables, que también se denominan efectos adversos. Estos efectos adversos incluyen efectos secundarios, interacciones farmacológicas, interacciones entre alimentos y fármacos, y reacciones alérgicas. Es mejor conocer los riesgos para saber cómo evitarlos.

Determinadas situaciones aumentan su riesgo de experimentar efectos adversos. Debido a que los posibles efectos adversos difieren de un medicamento OTC a otro, es mejor leer atentamente la etiqueta de cualquier medicamento OTC [LINK TO DRUG LABEL HANDOUT] para saber qué esperar.

¿Cuál es mi riesgo de experimentar efectos adversos?

Los medicamentos OTC tienen un riesgo bajo de efectos adversos cuando los usan ocasionalmente y en forma adecuada adultos que, por lo general, son sanos. Sin embargo, pueden representar mayores riesgos para algunas personas, incluidos los niños muy pequeños, las personas mayores de edad y las personas que toman más de 1 tipo de medicamento. Las personas que tienen las siguientes afecciones también tienen un riesgo más alto:

  • Asma.
  • Trastornos de sangrado.
  • Trastornos de coagulación de la sangre.
  • Problemas respiratorios.
  • Diabetes.
  • Agrandamiento de la próstata.
  • Epilepsia.
  • Glaucoma.
  • Gota.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Presión arterial alta.
  • Problemas en:
    • El sistema inmunitario.
    • Los riñones.
    • Hepáticos.
    • Psiquiátricos.
    • De la tiroides.

Si bien estas afecciones pueden poner a algunas personas en un riesgo mayor, es importante recordar que cualquier persona puede experimentar un efecto adverso debido a un medicamento.

SINTOMAS

¿Cómo sabré si estoy experimentando un efecto adverso?

Cuando usted toma cualquier tipo de medicamento, es importante que sea consciente de los cambios en su cuerpo y de cómo se siente. Puede ser difícil saber si un determinado síntoma es provocado por su enfermedad o por un efecto adverso debido a su medicamento. Informe a su médico de familia cuándo comenzó el síntoma y si es diferente de otros síntomas que ha tenido.

Consejos para ayudarlo a evitar efectos adversos

  • No tome medicamentos con bebidas alcohólicas.
  • Lea atentamente la etiqueta del medicamento.
  • Tome el medicamento como lo indiquen su médico o la etiqueta del fármaco. No tome una dosis más alta del medicamento de la que le indica la etiqueta. Además, no tome el medicamento con mayor frecuencia de la sugerida.
  • No tome el medicamento durante más tiempo del recomendado en la etiqueta del fármaco.
  • No mezcle el medicamento con sus alimentos ni abra las cápsulas (a menos que su médico lo apruebe). Esto puede cambiar la forma en que actúa el medicamento.
  • Si no entiende algo sobre el medicamento, consúltelo con su médico o su farmacéutico.
  • Si toma cualquier medicamento de venta con receta, consulte a su médico antes de tomar un medicamento OTC.
  • Lleve un registro de cualquier alergia y reacción adversa que haya tenido a medicamentos OTC en el pasado. Examine las etiquetas de los fármacos para evitar productos que contengan los mismos ingredientes. Esto puede ayudarlo a evitar tomar un medicamento que podría hacerle daño o prevenir que tome demasiado de un medicamento determinado.
  • Asegúrese de saber qué ingredientes contiene el producto y de comprender cualquier advertencia o posible efecto adverso.
  • No mezcle el medicamento en bebidas calientes a menos que la etiqueta lo indique. El calor puede impedir que el medicamento actúe tan bien como debería.
  • Recuerde que incluso si no tuvo una reacción a un medicamento que tomó en el pasado, puede tener una reacción cuando lo tome ahora.
  • No tome píldoras de vitaminas al mismo tiempo que toma el medicamento. Las vitaminas y los minerales puede provocar problemas si se toman con otros medicamentos.
  • Intente poner un límite a la frecuencia con la que usa medicamentos OTC. No los use a menos que realmente los necesite.

¿Qué es un efecto secundario?

Los efectos secundarios son efectos que tienen los medicamentos en su cuerpo que no ayudan con sus síntomas. En la mayoría de los casos, son desagradables. Algunos ejemplos son náuseas, mareos o sangrado en el tracto gastrointestinal (GI). A veces, los efectos secundarios pueden ser útiles. Por ejemplo, determinados antihistamínicos pueden provocar somnolencia. Esto puede ser malo para las personas que toman antihistamínicos durante el día para tratar alergias. Pero si usted toma un antihistamínico durante la noche, este efecto secundario puede ayudarlo a dormir lo suficiente. Los efectos secundarios no son lo mismo que las verdaderas alergias a los fármacos, que son mucho menos comunes.

¿Qué significa, una interacción farmacológica?

El cuerpo procesa (metaboliza) cada medicamento de una manera diferente. Cuando los medicamentos (ya sea de venta con receta u OTC) se usan juntos, pueden cambiar las maneras en que afectan al cuerpo. Esto se denomina interacción farmacológica. Esto, a veces, aumenta las probabilidades de tener efectos secundarios debidos a los medicamentos que toma. Los siguientes son los tipos principales de interacción:

  • Duplicación: Si usted toma dos medicamentos que tienen ingredientes activos similares, es posible que reciba más cantidad de un ingrediente de lo que necesita. Un ejemplo es cuando toma ibuprofeno OTC junto con un medicamento antiinflamatorio de venta con receta que le dio su médico. Demasiada cantidad de un medicamento antiinflamatorio o de acetaminofén (una marca: Tylenol) puede dañar el hígado. Debe conocer todos los ingredientes activos de los medicamentos que toma. Asegúrese de controlar cada medicamento nuevo para evitar la duplicación.
  • Oposición (antagonismo): Los medicamentos con ingredientes activos destinados a tener efectos opuestos en el cuerpo pueden interactuar, y esto puede reducir la efectividad de uno o ambos medicamentos. Por ejemplo, los descongestivos OTC pueden provocar oposición al tomarlos con determinados medicamentos destinados a reducir la presión arterial, debido a que los descongestivos pueden aumentar la presión arterial.
  • Alteración: Un medicamento puede cambiar la manera en que su cuerpo absorbe, distribuye o metaboliza otro medicamento. Por ejemplo, la aspirina puede cambiar la manera en que actúan determinados medicamentos anticoagulantes de venta con receta.
    Si consulta a más de un médico, informe a cada uno sobre los medicamentos que toma, incluso si toma algo solo por un tiempo corto. Incluya todos los suplementos a base de hierbas, vitaminas y minerales que tome. Al menos una vez al año, lleve todos sus medicamentos y suplementos cuando vaya a consultar a su médico.

Interacción entre fármacos y alimentos

Los alimentos pueden cambiar la manera en que su cuerpo procesa algunos medicamentos OTC o de venta con receta. Esto se denomina interacción entre fármacos y alimentos (o entre fármacos y nutrientes). A veces, lo que usted come y bebe puede afectar los ingredientes presentes en un medicamento que toma y puede impedir que el medicamento actúe como debe. Por ejemplo, los medicamentos que se toman por boca (por vía oral) deben ser absorbidos a través del recubrimiento del estómago o del intestino delgado. Los nutrientes de los alimentos que usted come también son absorbidos a través del recubrimiento del estómago. Por lo tanto, si toma un medicamento con alimentos cuando no se recomienda, una interacción posible es que su cuerpo no sea capaz de absorber el medicamento como debería.

SE RECOMIENDA TENER ENCUENTA!

Algunos medicamentos OTC pueden ser afectados por lo que usted come y cuándo lo come. Por esta razón, algunos medicamentos deben tomarse con el estómago vacío (1 hora antes de comer o 2 horas después de comer). Por otro lado, para el cuerpo es más fácil procesar otros tipos de medicamentos cuando se los toma con alimentos.

Lea la etiqueta del fármaco para ver si debe tomar su medicamento con un refrigerio o una comida, o si debe tomarlo con el estómago vacío. Si la etiqueta no proporciona instrucciones específicas, tomar el medicamento con o sin alimentos no afectará la manera en que actúa el medicamento. Si tiene alguna pregunta, consulte con su médico de familia o farmacéutico.

¿Qué es una reacción alérgica?

No es común, pero algunas personas pueden ser alérgicas a un medicamento. Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medicamento, asegúrese de evitar productos que contienen los mismos ingredientes. Los signos de una reacción alérgica incluyen comezón, ronchas y problemas para respirar. Llame a su médico de inmediato si piensa que está teniendo una reacción alérgica. Los efectos secundarios no son reacciones alérgicas.

¿Los adultos mayores tienen mayor riesgo de experimentar efectos adversos?

Los adultos mayores a menudo usan muchos medicamentos a la misma vez, incluidos medicamentos de venta con receta y OTC. Sus cuerpos procesan los medicamentos de manera diferente que los de los adultos más jóvenes. Por este motivo, los adultos mayores deben prestar mucha atención a las interacciones farmacológicas entre los medicamentos OTC y los de venta con receta. Si usted es un adulto mayor, hable con su médico sobre todos los medicamentos, vitaminas y suplementos a base de hierbas que toma. Su médico puede decirle si tiene riesgo de presentar un efecto adverso debido a un medicamento OTC. A continuación figuran algunos de los problemas que los adultos mayores pueden tener mayor riesgo de experimentar:

  • Si usted usa un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE), puede estar en riesgo de tener enfermedad de los riñones y sangrado GI. Entre los AINE se incluyen: ibuprofeno (2 marcas: Motrin, Advil), aspirina, naproxeno (marca: Aleve) y ketoprofeno. Los AINE pueden interactuar con muchos medicamentos distintos de venta con receta. Pueden provocar problemas si usted tiene presión arterial alta, problemas de próstata, una enfermedad tiroidea o una enfermedad cardíaca.
  • Los descongestivos como la fenilefrina (2 marcas: Contac, Dimetapp) o la pseudoefedrina (1 marca: Sudafed 12-hour) pueden provocar mareos, nerviosismo o problemas para dormir. También pueden provocar problemas si usted tiene presión arterial alta, diabetes, una afección de la próstata, una enfermedad tiroidea o una enfermedad cardíaca.
  • Determinados antihistamínicos pueden provocar somnolencia y visión borrosa, lo que puede aumentar su riesgo de sufrir una caída. Asegúrese de leer la etiqueta del medicamento. Estos medicamentos también pueden provocar boca seca y problemas para orinar.

El alcohol y los medicamentos OTC

En general, tenga cuidado con mezclar alcohol y cualquier medicamento OTC o de venta con receta. Verifique las advertencias sobre el consumo de alcohol en las etiquetas de los fármacos mientras toma medicamentos OTC. Beber alcohol mientras toma cualquiera de los siguientes medicamentos es especialmente riesgoso:

  • Analgésicos AINE. Si bebe más de una bebida alcohólica por semana y usa AINE, es posible que tenga un mayor riesgo de sangrado GI. Las personas que consumen 3 o más bebidas alcohólicas cada día deben consultar a su médico antes de usar cualquier analgésico. Entre los ejemplos de AINE se encuentran los siguientes: ibuprofeno (2 marcas: Motrin, Advil), aspirina, naproxeno (marca: Aleve) y ketoprofeno.
  • Acetaminofén. Es mucho menos probable que este medicamento sea asociado con sangrado GI que los AINE. Sin embargo, si usted bebe alcohol, tenga cuidado cuando tome acetaminofén (1 marca: Tylenol) porque ambos pueden dañar el hígado.
  • Determinados antihistamínicos OTC. Usar estos medicamentos mientras bebe alcohol puede aumentar la somnolencia.
  • Descongestivos y medicamentos para la tos. Beber alcohol mientras toma el inhibidor de la tos dextrometorfano (2 marcas: Robitussin, Vicks) puede aumentar la somnolencia.
  • Suplementos a base de hierbas. El alcohol no debe mezclarse con raíz de valeriana, hierba de San Juan ni kava kava debido a que aumenta el riesgo de somnolencia.
  • Consulte la información sobre los fármacos que han sido recientemente retirados del mercado.

Escrito por personal editorial de www.familydoctor.org.
Revisado/actualizado: 02/12
La información que usted encontrará en estos artículos no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o trastorno en su salud.
Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico