Misioneros Oblatos o.cc.ss
martes, mayo 11, 2021

SEPTENARIO EN HONOR AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ

SEPTENARIO EN HONOR AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ, PADRE DE LA ESPERANZA EN TIEMPOS DE DESESPERANZA.

SEPTENARIO EN HONOR AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ

Descripción y objetivo

Encontrándose la humanidad sumergida en tiempos difíciles por diversas circunstancias que implican lágrimas, muerte y sufrimiento, el presente septenario a propósito del año 2021 convocado por el Santo Padre el Papa Francisco para honrar al glorioso patriarca San José, es una propuesta de oración en clave de esperanza para enfrentar la adversidad, tal propuesta se debe vivir desde la Sagrada Eucaristía de manera especial en dos sentidos.

En primer lugar, contemplando “la misión sublime de San José que, no fue otra, sino la de recibir en sus manos y guardar para provecho de los creyentes aquella Hostia pura e inmaculada que por todos debía inmolarse un día en el altar de la Santa Cruz y, en segundo lugar, considerando a María Santísima como el sagrario de Jesús, que lo llevó en su purísimo seno; así pues, si fue ella y fueron sus brazos el precioso ostensorio o viril en que empezó Él a mostrarse por primera vez al mundo; José fue el ministro celoso que veló día y noche a la puerta de ese sagrario, que guardó bajo la llave de su lealtad, su honor y decoro que, por fin, mil veces colocó con sus manos entre los rayos de este viril el cuerpo de su encarnado Dios y Señor”. (Venerable Padre Julio María Matovelle)

Por lo tanto; al momento de orar este septenario es necesario fijar la mirada en la Eucaristía para comprender que, en torno al Hijo de Dios, Pan de esperanza, encuentra la humanidad, el alimento y la fuerza necesaria para superar todo infortunio.

Ángulo de la propuesta

Desde la relación novedosa entre San José y la Eucaristía, acontecimiento de esperanza, buscamos generar en los creyentes una dinámica de oración situada en un plano cristocéntrico, piedra angular de la fe cristiana que, sin duda, es la divina Eucaristía.

Oración para todos los días

San José, el más grande entre los patriarcas, patrón de la Iglesia Católica, custodio del más rico depósito que ha habido sobre este mundo, amante el más fervoroso de los Sagrados Corazones de Jesús y María, alcánzanos con tu intercesión inflamarnos en el servicio y amor de estos Sagrados Corazones, las tres virtudes que más resplandecieron en ti, la humildad, castidad y caridad, y la gracia especial que te pedimos en este septenario (…petición), y por fin, la gracia de una Santa muerte. (Venerable Padre Matovelle)

PRIMER DÍA
DE LA DUDA A LA FE

Texto bíblico

El Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. (Mt 1,20)

Meditación

En este tiempo de pandemia cuando los hogares se convirtieron en oficinas, laboratorios, cocinas, talleres, salones de clase, lugar de deporte y escenarios de conflicto, entre otros, la incertidumbre y la duda, incluso de Dios, construyeron su nido en las familias y se posaron en el corazón humano trayendo consigo desolación y sufrimiento; algo semejante atravesó el alma de San José; sin embargo, el glorioso patriarca con los oídos abiertos a la voz de Dios a través del Ángel, permitió que su llanto se transformara en alegría, su temor en confianza y su duda en fe para recibir a María como esposa y Madre de Dios; hoy la humanidad abatida necesita volver a Dios, y a los pies de Jesús Eucaristía convertirse en testigo de fe abierta al porvenir.

Compromiso

Celebraré la Santa Eucaristía, suplicándole al Señor de la vida el don de la fe para creer siempre en Él en medio de toda incertidumbre a imagen del glorioso patriarca San José.

Jaculatoria

San José, custodio purísimo de la Virgen María, ruega por nosotros.

SEGUNDO DÍA
DEL ABANDONO AL COBIJO DE DIOS

Texto bíblico

Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento. (Lc 2,6-7)

Meditación

En el contexto del mundo actual donde se ha globalizado el hambre, la miseria y el empobrecimiento humano, clama San José con su esposa María Santísima hospedaje para el Hijo de Dios, es decir lugar para la solidaridad y la ternura, pesebres vivientes donde nazca la dignidad humana, el Belén donde la luz del mundo, Jesucristo, no sea opacado por la competitividad ciega y por el imperio del más fuerte.
En este segundo día a ejemplo de San José, cada creyente ha de encontrar en su corazón el lugar apropiado para alojar para siempre a aquel que está dispuesto hacer de su vida su tabernáculo y sagrario.

Compromiso

Adorando a Jesús Sacramentado le diré: “Ven Hostia divina, ven Hostia de amor, ven haz en mi pecho perpetua mansión”. (V. P. Matovelle)

Jaculatoria

San José, Sustentador del Hijo de Dios, ruega por nosotros.

TERCER DÍA
DE LA SOLEDAD A LA VIDA CON DIOS

Texto bíblico

He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel. (Is 7,14)

Meditación

Los “sin nombre” de este mundo son los abandonados, los pobres, los huérfanos, las viudas, los asesinados injustamente, los desempleados, los enfermos, los niños abusados, los explotados laboralmente y todos aquellos a quienes les ha sido usurpada su dignidad; y en medio de este drama, el creyente estupefacto a la manera de San José, ha de reconocer en Jesús al “Dios con nosotros” que personaliza a los anónimos de este mundo que gritan ante el mundo, reconocimiento y misericordia.

Por intercesión de San José danos Señor la gracia de reconocerte presente entre nosotros en el banquete de tu Cuerpo y de tu Sangre

Compromiso

Por la fuerza de la Sagrada Eucaristía, reconoceré en mi prójimo el rostro de Jesús, es decir, al “Dios con nosotros”.

Jaculatoria

San José, diligente defensor de Cristo, ruega por nosotros.

CUARTO DIA
DE LA MUERTE A LA VIDA

Texto bíblico

Muerto Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel. (Mt 2,19-20)

Meditación

El Santo Padre el Papa Francisco en la plaza de San Pedro dijo en marzo de 2020 a propósito de la pandemia: “Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido, densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, nuestras calles y ciudades, nos encontramos asustados y perdidos, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa, pero al mismo tiempo todos en la misma barca nos hemos de sentir necesarios para remar juntos” con la presencia serena de aquel que aunque dormido siempre vela por nosotros.

Esta circunstancia dirige el pensamiento a San José y su familia, habían sufrido persecución y la sombra de la muerte intentaba cubrirlos con su ropaje; sin embargo, en medio de esta acechanza, la fuerza de la vida se sobrepuso a las huestes de la muerte; en realidad, San José con su ejemplo enseña a los creyentes a luchar contra el mal, a no dejarse derrotar por el “no se puede”, por el “todo está perdido”, por el “no vale la pena vivir y luchar”, “la barca se hunde y no hay quien la salve”.

San José bendito convierte a los creyentes en testigos de esperanza.

Compromiso

Seré defensor de la cultura de la vida con palabras y obras, tal valentía la suplicaré en la Santa Eucaristía.

Jaculatoria

San José, esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.

QUINTO DIA
DEL RITO A LA CELEBRACION EXISTENCIAL

Texto bíblico

Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Pero creyendo que estaría en la caravana, hicieron un día de camino, y le buscaban entre los parientes y conocidos; pero al no encontrarle, se volvieron a Jerusalén en su busca. (Lc 2,41-45)

Meditación

Los ritos de la fe cristiana se viven en este tiempo de manera virtual y su oferta se ha tomado la mayoría de plataformas digitales, la pereza y el miedo de reunirse en comunidad ha crecido porque la otra persona se convirtió en amenaza “para mi” ya por la pandemia, por el estrato social o por la diversidad de pensamiento; en estas circunstancias, la vida de fe migró de la presencialidad y de la comunidad que celebra a un estadio digital en donde quien aparece en la pantalla es el protagonista y los demás simples espectadores. San José, María Santísima y su Hijo Jesús en su peregrinaje hacia Jerusalén enseñan que, más allá de cumplir con un rito, una costumbre o una tradición, la fe hay que celebrarla con la vida y en compañía de los hermanos.

Compromiso

Leeré con detenimiento el pasaje bíblico de: 1Cor 11, 20-29 sobre el relato de la Eucaristía.

Jaculatoria

San José, consuelo de los menesterosos, ruega por nosotros.

SEXTO DÍA
DEL CLAMOR DEL HAMBRE A LA ALEGRÍA DEL SUSTENTO

Texto bíblico

Decían maravillados: ¿De dónde le viene a éste esa sabiduría y esos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros? Entonces, ¿de dónde le viene todo esto? Y se escandalizaban a causa de Él. Mas Jesús les dijo: Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio. (Mt 13,54-57)

Meditación

Golpeado en este tiempo el mundo del trabajo, el subempleo creció, la informalidad ahora más que nunca asomó su rostro en las calles, las esquinas y los parques, la mendicidad en los niños aumentó, el camino fácil para ganar el pan de cada día es la deshonra del ser humano, la criminalidad se multiplicó, y en medio este panorama tan desolador, las políticas públicas no son respuesta a la crisis, ya por la pandemia o ya por el hálito de corrupción que permea estructuralmente la institucionalidad.

En estas circunstancias, sea la ocasión para pedirle al carpintero de Nazaret, a San José Obrero, anime e ilumine a los gobernantes de pueblos y naciones, a los tomadores de decisión públicos y privados y a grandes y pequeños emprendedores, en la búsqueda del bien común con nuevas oportunidades para todos.

Compromiso

Por el partir del pan y el compartir del vino eucarísticos, me comprometeré con las obras sociales de la Iglesia.

Jaculatoria

San José, modelo de los obreros, ruega por nosotros

SÉPTIMO DÍA
DE LA CULTURA DEL DESCARTE A LA PROFECÍA DEL AMOR

Texto bíblico

Levántate, toma contigo al niño y a su madre (Mt 2,13), dijo Dios a San José.

Meditación

La orfandad que experimentan muchos niños y niñas sin sus padres por diversas causas hace llorar el corazón de Dios, múltiples familias destruidas en esta pandemia por razones meramente económicas desgarra el mandamiento del amor, los femicidios y feminicidios crecientes son signo de irracionalidad, la opción de fundar una familia al margen de la procreación atenta contra la institución del matrimonio, los suicidios por ausencia de diálogo, reconocimiento y valoración, hacen que el grito del cielo sea más fuerte: Perdónalos porque no saben lo que hacen (Lc 23,34). Lo anterior es la afirmación del “no hombre”, mientras que el Dios de las misericordias con su Hijo en la Cruz afirmó a todo ser humano en su dignidad.

San José Obrero, tu que tomaste de la mano a tu esposa y a tu Hijo, bendice a las familias del mundo entero, bendice a los niños y a los abuelos y haz que en el corazón de todo hombre y mujer crezca la semilla del cuidado y la protección mutua en el amor.

Compromiso

En la Mesa del altar daré gracias por el don de mi familia y haré de sus días un cielo y no un infierno.

Jaculatoria

San José, amparo de las familias, ruega por nosotros.

Santa Sede

Más Homilías del Padre Ernesto León

SEPTENARIO EN HONOR AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ