Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 27, 2020

PARA ESTA SEMANA NOVIEMBRE 11 DE 2018

PARA ESTA SEMANA NOVIEMBRE 11 DE 2018

Que la experiencia de la fe nos lleve a la experiencia de la confianza, del abandono.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Dios colme de bendiciones la semana que comenzamos y que podamos vivirla con la sinceridad que se merecen los que nos aman y con el amor que alegra la vida de quien comparte con nosotros el hecho de existir.

Deberíamos aprender que, de la gente presumida, de los soberbios y de los que en todo buscan protagonismo nos debemos cuidar.

A ratos queremos opacar las cosas reales, las verdades más íntimas del corazón, los dolores y frustraciones, lo mismo que los pecados, haciendo hasta lo imposible para que la gente solo vea la figura, la fachada y no lleguen a descubrir ni a destapar la podredumbre que puede esconder una persona que solo busca ser reconocida por la apariencia y mantener así el don de “su propia grandeza”. Cuidado con esos a los que les gusta figurar y acaban encerrándose en el propio ego para terminar la vida, sin amores y llenos de nada, pero creyendo que lo tienen todo.

Y saber que todo el valor, la riqueza, de la persona, está en su corazón, en su interior; en la capacidad de abajarse, de servir, de ser humilde. En el poder llevar una vida marcada por la prudencia; una vida en la que solo resplandezcan las obras buenas. Del corazón del hombre sale lo que se es. Uno es por dentro. Lo de fuera cambia fácilmente y existen “camaleones” asechando en el camino para conseguir solo lo que les interesa y el corazón obstinado les ordena. Muchos acaban siendo no solo mentirosos sino también “vividores” aprovechados de la buena fe las personas, de manera especial, de los más pobres.

Hay que cuidarse, nos dice Jesús, de ese tipo de personas (cfr. Mc. 12, 38- 44).

Dios se encargará en el mañana, de cobrar, de recoger, de juzgar. Por lo pronto nosotros debemos cuidarnos, seguir siendo fieles al proyecto del amor que nos propone el reino y sanar el corazón de las malas intenciones que podamos tener al actuar con los demás. Ser hombres y mujeres de verdad, sin engaño. Llenos de Dios, llenos de amor; capaces de darse, de entregar todo por amor. Dios es nuestra vida y entonces debemos aprender a vivir por Dios, en Dios. Que realmente la experiencia de la fe nos lleve también a la experiencia de la confianza en el Dios que es amor y es Padre y lo es todo para todos.

Lo que tenemos para dar, démoslo de corazón. Lo que tenemos que hacer hagámoslo con amor. Que la sobriedad y la sencillez llenen de paz los ambientes y que esa paz que damos sea el inicio del canto de amor que todos podemos entonar siendo de Dios y obrando desde Dios.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA NOVIEMBRE 11 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/OSpT30mum04

PARA ESTA SEMANA NOVIEMBRE 11 DE 2018