PARA ESTA SEMANA MAYO 12 DE 2019 “El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades” Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Abrazos y bendiciones. Dios nos llama a cada […]
">
Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, agosto 18, 2019

PARA ESTA SEMANA MAYO 12 DE 2019

PARA ESTA SEMANA MAYO 12 DE 2019

“El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades”
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Abrazos y bendiciones. Dios nos llama a cada uno por nuestro nombre, nos invita a seguirlo llenos de confianza; en Él no hay nada que temer; en Él está revelado todo el amor de Dios, por Él nos ha llegado la salvación. No nos vayamos del rebaño, no nos alejemos del Pastor y vivamos esta semana con la certeza de su amor.

El Evangelio de Juan (10, 27-30) nos presenta a Jesús Pastor del rebaño. Él nos conoce, nos llama, nos da seguridad. En Él podemos descansar; en Él vivimos porque Él mismo es la vida que se llena de eternidad. Cada día, ante tanto ruido, cosas y personas que nos llaman, es más difícil escuchar la voz de Jesús, por eso es importante no alejarse, caminar de su mano, estar a su lado, aprender a discernir entre tantas voces. La voz del Pastor siempre será sanadora, salvadora, dadora de vida.

Jesús nos brinda la seguridad que tanto necesitamos, la que tanto buscamos. En Él podemos descansar. La voluntad de Jesús es que nosotros le escuchemos, aprendamos a reconocer su voz para no ir a perdernos ya que eso implicará nuestra muerte. Lejos de Él nada podemos hacer, nos falta el aliento. El deseo del Padre es salvarnos a través de Jesús, de su Hijo.

Nosotros somos de Jesús, en Él vivimos y existimos. Jesús tiene poder para salvarnos, para “sacarnos” de nuestras cavernas; de “liberarnos” de las ataduras; de darnos la vida eterna porque en Él nadie muere. Jesús está dispuesto a “salir” a buscarnos y por eso es importante dejarnos encontrar. Está dispuesto a cargarnos y por eso es importante que también aprendamos a ser humildes. Jesús está dispuesto a perdonarnos y por eso debemos tomar conciencia de la importancia de arrepentirnos, de convertirnos, de querer volver a Él.

Tengamos cuidado con irnos a perder seducidos por las cosas del mundo. Hay cosas que nos alejan de la experiencia de Dios, del corazón de Jesús. A muchos de nosotros nos ha podido la curiosidad, el pecado, el deseo de la aventura o del sentirse, de caminar sin Dios. Y muchos ya no escucharon más la voz del Pastor, muchos siguen siendo llamados y buscados, pero se dejaron atrapar de tal manera de las cosas que le apartaban del amor de Dios, que difícilmente tendrán las suficientes fuerzas como para salir. Hoy es tiempo de recordar la voz del Señor, de sentir su presencia o su paso por nuestra vida. Es el tiempo de volver al Señor y entrar de nuevo en la dinámica de la salvación, de la vida eterna.

El amor hay que cuidarlo, poner “cercas” para protegerlo; el amor pretende lo mejor. Dios siempre ha querido y procurado lo mejor para nosotros, lo que nos genera paz, alegría y libertad. Pero Dios mismo nos ha insinuado que el límite de nuestros actos y sobre todo en relación con los demás es el amor. Ese es el principio y el fin de cualquier relación. El amor nos mantendrá unidos, el amor nos llevará al corazón de Dios, en el amor nos unimos con lo divino. Seamos muy de Dios, escuchemos su voz y procuremos siempre estar unidos en el rebaño, formemos pueblo, seamos uno solo en el amor.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA MAYO 12 DE 2019

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/vOnQ50u8wqQ

PARA ESTA SEMANA MAYO 12 DE 2019