Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 27, 2020

PARA ESTA SEMANA MARZO 18 DE 2018

PARA ESTA SEMANA MARZO 18 DE 2018

“Ha llegado la hora...”
Mis amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, de Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Para todos una feliz semana, que en san José encontremos un ejemplo de escucha y obediencia a la Palabra del Padre y que en Jesús sintamos el consuelo en los momentos de mayor dificultad. Dios se glorifica en aquellos que son capaces de abandonarse para vivir en Jesús.

El domingo nos encontraremos con el texto de Jn. 12, 20-33 en el que nos podemos dar cuenta que la buena fama de Jesús se ha extendido, mucha gente quería verlo, escucharlo, compartir con Él. Unos para bien, otros para mal, pero Jesús era ya centro de polémica en el ámbito religioso de Israel.

El proyecto del Reino comienza a crecer, el anuncio del Reino es ya una realidad; las cosas han ido creciendo y los discípulos de Jesús van en aumento; todo esto es alegría para los planes de Dios, bendiciones para el proyecto del Reino, paz y sosiego para los que ahora confiesan a Jesús como Mesías, enviado por Dios; pero también todo esto, positivo para los intereses de Dios, es negativo y preocupante para los enemigos de Jesús porque ellos se oponen al crecimiento del Reino, a todo lo que tenga que ver con Él que además es considerado un blasfemo por algunos fariseos, escribas y doctores de la ley.

Crecen los amigos de Jesús, los seguidores y al mismo tiempo, se radicalizan cada día más los enemigos de Jesús.

El Señor es consciente que las cosas no son fáciles, que ha entrado en la etapa decisiva de su ministerio, de su vida pública. Sabe lo que puede pasar si el mensaje es rechazado, si Él es rechazado, si sus enseñanzas no son asimiladas o entendidas por parte de las autoridades. Ya Jesús he recibido amenazas, han intentado matarlo; Él se ha escapado, pero sea lo que sea la verdad no puede esconderse, el Evangelio no pude silenciarse, el proyecto de Dios tiene que superar miedos. Ha llegado la hora, todas las cartas están sobre la mesa. Y si es necesario el grano debe morir para no quedar infecundo: una nueva vida, una nueva experiencia, una nueva relación, nacerá después de la muerte.

Seguir a Jesús implica una renuncia total. La opción por Jesús es radical; quien es de Jesús muere (se aborrece así mismo), solo se plenifica con Jesús; está con Jesús siempre y en todos los lugares; se llena de valor y no calla porque gusta solo de las cosas de Dios.

El que es de Jesús vive para la vida eterna.

Hay una gran presión; por un lado, está el proyecto que Jesús debe llevar adelante, la gente que busca a Dios y que quiere Palabra, milagros, sus amigos y sus discípulos. Por el otro lado los enemigos de Jesús que cada vez presionan más. Y Jesús nos dice que su alma está angustiada, pero ni por eso Él renunciará a seguir adelante. Jesús se pone en las manos del Padre.

Esta obra es de Él y si se ha llegado a este punto es porque algo bueno para la humanidad ha de suceder: “Padre glorifica tu nombre” Y en la voz del Padre se nos revela que el Nombre de Dios es Jesús, que Dios se llama amor, misericordia. Dios se glorificará en la fidelidad que le tiene a su Hijo. En la muerte Dios mostrará de nuevo su poder y le enseñará a la humanidad que ni siquiera la muerte es el final del proyecto que Él tiene para la humanidad.

Cuando todos los enemigos piensen que la muerte en cruz ha sido el castigo Dios glorificará a su Hijo y la cruz será el trono del Rey del universo porque en la cruz comienza la resurrección y la vida.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA MARZO 18 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/NrXr30moXGS

PARA ESTA SEMANA MARZO 18 DE 2018