PARA ESTA SEMANA JULIO 22 DE 2013 Entre todo lo bueno…Dios sigue siendo lo mejor. Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana y de tantas partes del mundo. Mi saludo con los mejores deseos de paz y bien para la semana que comienza. Semana de acogida, de escucha […]
">
Misioneros Oblatos o.cc.ss
miércoles, diciembre 12, 2018

PARA ESTA SEMANA JULIO 22 DE 2013

PARA ESTA SEMANA JULIO 22 DE 2013

Entre todo lo bueno…Dios sigue siendo lo mejor.

Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana y de tantas partes del mundo. Mi saludo con los mejores deseos de paz y bien para la semana que comienza. Semana de acogida, de escucha y de servicio a los demás al estilo de Marta y María, esas dos hermanas que acogen al Señor Jesús en su casa y le muestran el afecto y cariño con el servicio y la escucha de la Palabra.

Jesús es quien inspira la entrega en el servicio y tiene mucho que enseñarnos a través de su Palabra que es Pan de vida eterna. Esta semana deberíamos sacar un tiempo para escuchar al maestro, para volver sobre su Palabra, sobre el Evangelio, sentarnos a sus pies y gozarnos con la Palabra de Dios que es fe, promesa, esperanza, alegría, liberación y sanación.

Pero también deberíamos, a la par que escuchamos al maestro y nos alimentamos de su doctrina, ponernos al servicio de los demás. Muchas personas también, como Jesús, están necesitando sentirse acogidas en la casa; ser escuchadas y sentir que también son importantes y por eso nos podríamos proponer servirles con cariño. Personas que a lo mejor están muy cerca, tan cerca, que ya ni les ves; tan cerca que te acostumbraste tanto a su presencia que ya ni les escuchas; personas que por estar ahí tan cerca de ti ya ni les prestas atención, dejaste de abrazar y de mostrar que eres un ser de luz, de amor.

Un semana para estar un poco más con el Maestro. Es realmente importante saber escoger lo mejor y entre tantas cosas buenas lo mejor siempre será lo de Dios, su enseñanza y su amor.

Volver a la Palabra. Sentarnos y conversar con él. Hablarle de lo cotidiano de la vida, de lo que nos alegra y entristece. Contarle de los amigos, de la familia; poner bajo su sombra a los enfermos; a sus pies a los pecadores para que les perdone y tenga misericordia, y luego… salir a trabajar, a dar lo que Dios nos pide que entreguemos.

Levantarnos de la oración y ponernos al servicio de Jesús que está en la calle, que tiene hambre, sed. Que está desnudo o en la cárcel; que es un emigrante de la violencia; una viuda que ha perdido a su único hijo. Levantarnos y caminar sanando, llegar a la casa lleno de paz, invitar a la conversión a los que se han alejado.

Llenar el trabajo de amor, de paz y de alegría. Que todo el mundo sepa que estuviste con Jesús, que te sentaste a sus pies, que fuiste escuchado, pero también que sepas que Jesús se sienta y necesita, para esta gran obra que es el Reino de Dios, tu agua para calmar la sed, tus peces y panes para alimentar a la multitud. Necesita que vayas a anunciar con la vida y con la palabra el Evangelio. Que seas para los demás buena noticia de salvación. A los pies de Jesús para que salgas y perdones. Él será tu fuerza; para que ayudes a quien necesita. Él será tu “Providencia”, que ames. Él será tu amor.

Escoge siempre lo mejor. Dios sigue siendo lo mejor y quien más te ama.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd

PARA ESTA SEMANA JULIO 22 DE 2013

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Santa Sede

PARA ESTA SEMANA JULIO 22 DE 2013