Misioneros Oblatos o.cc.ss
martes, noviembre 12, 2019

PARA ESTA SEMANA JULIO 21 DE 2019

PARA ESTA SEMANA JULIO 21 DE 2019

Marta y María.

Mis queridos amigos de Santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Un abrazo cargado de bendiciones. Dios nos conceda la gracia de poder darnos a los demás con lo mejor de nosotros, que las obras que hagamos en bien de los demás sea manifestación del amor con el que somos amados por Dios, amor que llevamos en el corazón para darlo con alegría.

La amabilidad, el servicio, la acogida, siempre serán bien vistas por Dios.

Son expresiones del amor, de un corazón lleno de bondad.

Jesús cuida mucho la fuente, el corazón, el lugar del que vienen las cosas, nuestros actos. La fuente del obrar bien es Dios. Él es el amor que debe expresarse en cada uno de nuestros actos.

Por eso es importante «sentarse», ponerse a los pies del maestro, del que habla Palabra de Dios. Es importante tener espacios y momentos de silencio para escucharle; el espíritu necesita paz, el amor necesita impulso, el corazón necesita un bálsamo que le refresque.

Y Jesús está en casa. Él es la paz, el bálsamo.

En el texto que encontramos este domingo XVI del tiempo ordinario podemos intuir que después de haberle escuchado, María, la hermana de Marta, completaría la Bienaventuranza: «dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica»

Marta está haciendo lo mejor, ella quiere atender a Jesús, que se sienta bien y acogido en su casa y lo hace con amor, ella ama a Jesús. Pero debe aprender a no perder la calma, debe entender que el servicio es fruto de un corazón lleno de amor que se alimenta de la Palabra. Todas las partes son buenas pero la mejor es la que conforta, alimenta y consolida el alma. La que te llena de fuerza para no decaer y esa la da Jesús, su Palabra.

Seguramente Jesús ha llegado repentinamente a la casa de las hermanas de Lázaro.

Y Marta se preocupa, sabe que llega cansado y tal vez con hambre. Jesús no anda sólo, estarán también sus discípulos. Marta quiere que todo salga bien, es una alegría tener a Jesús en casa, se le debe atender y María no quiere perder la oportunidad para escucharlo, aprender tantas cosas de Dios.

Jesús ha venido a anunciar, a predicar y en cada enseñanza y en cada Palabra da lo mejor de sí, de lo que Dios quiere. Por eso tal vez la mejor parte la escogió María que una vez se levante de escuchar a Jesús reemplazará a Marta en sus tareas para que ella aprenda a disfrutar lo mejor de Jesús, se siente a sus pies y le escuche.

Aprendamos de estas dos mujeres la escucha de la Palabra, la acogida a Jesús en nuestra casa y el amor que siempre abre las puertas al Salvador.
Que la Palabra nos alimente y conforte y que nuestra acciones sean expresión del amor que llevamos dentro.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González. ocd

PARA ESTA SEMANA JULIO 21 DE 2019

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/NGA650uUUOC

PARA ESTA SEMANA JULIO 21 DE 2019