Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 27, 2020

PARA ESTA SEMANA FEBRERO 23 DE 2020

PARA ESTA SEMANA FEBRERO 23 DE 2020

Seamos perfectos como el Padre celestial.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Mi saludo y los mejores deseos para la semana que comenzamos. Pidamos a Dios nos regale la fuerza para vivirla en santidad, en perfección como Él nos lo pide. Somos de Cristo y de alguna manera somos reflejo de un amor que hace posible el perdón y la entrega en este mundo que tanto lo necesita.

Aceptar a Jesús implica una nueva forma de vivir, de relacionarse con los demás. Aceptar a Jesús es entender que Dios Padre es la fuente de inspiración de nuestro pensar y obrar. Nacidos de Dios, salidos de sus entrañas amorosas y misericordiosas hacen que nosotros podamos ser y hacer las obras que Él hace por la humanidad. Somos imagen y semejanza de Dios, somos su reflejo en la tierra, su gloria en medio de los hermanos, la expresión de su santidad, de su bondad y de su misericordia.

Aprendamos a vivir de otra forma, cambiar de perspectiva nos hace bien, mirar las cosas de otra manera nos da posibilidades y a esto nos invita Jesús: a vivir sumergidos en la experiencia del Padre, a mirar desde Dios a los demás y a dejar un poco la zona de confort espiritual y falto de compromiso en la que estamos.

La experiencia plena de Dios nos lleva a no tener miedo a perder algo cuando nos damos del todo; a no renunciar a ser buenos, aunque todos alrededor no lo sean.

Que todos seamos generosos, acogedores, sencillos y humildes. Estamos en capacidad de amar incluso a los que nos han hecho daño, de hacer el bien a los que han sido malos con nosotros. Estamos capacitados para amar, para ser diferentes. Nosotros estamos llamados a hacer lo que el Padre realiza, fuera de nosotros el mal, la envidia, el rencor, el egoísmo; todo aquello que sea ajeno a la experiencia del amor debemos alejarlo de nuestra vida. Llamados a vivir la perfección.

Lo Nuestro es hacer lo extraordinario, pero que debería ser lo más natural en personas que vienen de Dios y que son de Dios. Seamos perfectos como el Padre. Seamos santos, saquemos todo lo bueno que tenemos. Somos de Dios, consagrados a Dios. Nuestra tarea es ser Santos, amar al prójimo porque es como nosotros, como yo y como tú. Somos santos porque Dios lo ha querido, nos ha rescatado del pecado, nos ha perdonado. El amor de Dios, su misericordia es la que nos hace santos. Somos más que el pecado, somos amor de Dios. Lugar de encuentro y de presencia, templos del Espíritu.

No podemos aspirar a vivir el proyecto de la santidad sin amar al prójimo, sin alejarnos de los deseos de venganza. Nuestro amor debe sorprender a las personas en cuanto que abunda en generosidad y en misericordia. No tengamos miedo a ser perfectos. Todo lo que sea amar, orar y servir serán cosas de Dios y nos llevan por el camino de la santidad.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA FEBRERO 23 DE 2020

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/zZfo50ybbsz

PARA ESTA SEMANA FEBRERO 23 DE 2020