Misioneros Oblatos o.cc.ss
viernes, septiembre 21, 2018

PARA ESTA SEMANA ENERO 8 DE 2018

PARA ESTA SEMANA ENERO 8 DE 2018

“La epifanía del Señor”
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Mi saludo en este tiempo de Navidad que alegra tan dulce y delicadamente el corazón del ser humano y que nos invita a gestos de bondad y de humildad para con los demás. Navidad es también tiempo de manifestación, de Epifanía. El Evangelio de hoy (Mt. 2, 1-12) nos presenta a Jesús como el enviado de Dios, el Mesías, el Rey.

¡Es Epifanía! Jesús es dado a conocer como la luz que ha venido a iluminar a los pueblos y sobre todo a los que andan en tinieblas para que vuelvan a los caminos de Dios. Todos los pueblos, todas las naciones están llamadas a reconocer la grandeza del pequeño de Belén y en Él la fidelidad de Dios que en su amor nos ha enviado a su Hijo nacido de una mujer, bajo la ley y para decirle a los hombres que Dios les ama y que existe un gran proyecto que es el Reino de justicia y paz fundado en el amor de unos con otros.

Por la fe, nos dice la oración colecta de este día, nosotros hemos conocido al Hijo de Dios, ahora pedimos la gracia para poder contemplar la hermosura infinita de su gloria en la eternidad. Y es que Jesús es la gloria del Padre. En su Hijo nos ha mostrado su rostro de amor, su proyecto de salvación y su corazón repleto de bondad. Vamos a gozarnos del privilegio de conocer a Jesús, de saber qué es lo que nos pide y de poder ver en Él reflejado el rostro amoroso del Padre. Dejémonos alegrar por la hermosura y cercanía de Dios. Dios en Jesús se manifiesta como abrazo, sonrisa, ternura, sencillez, humildad, pobreza y sobre todo amor.

Todos los que buscamos a Dios sentimos gran paz y alegría al saber que Él ya está entre nosotros, que ha venido a nuestro encuentro y que somos de los pocos privilegiados que le hemos encontrado y amado por la fe; estamos pues llamados a seguir reconociéndolo en los demás. Jesús vive, está con nosotros y por su Espíritu está en nosotros. En esta Navidad nosotros vemos a Jesús lleno de gloria en el pesebre y nos ponemos radiantes de alegría, se ensancha nuestro corazón y proclamamos las obras de Dios en Jesús por nosotros, por cada uno.

Que desde ahora podamos llevar a muchas personas a la experiencia de Jesús, que quien nos pregunte por Él encuentre una respuesta clara y amorosa de su misterio. Liberemos el corazón de celos, de envidias, de malentendidos para no acabar como Herodes queriendo destruir a quien es la buena noticia de Dios para la humanidad.

Aprendamos a preocuparnos no porque Dios llega a caminar con nosotros, preocupémonos más bien de que Él tenga que huir al no encontrar corazones que le acogen, hombres y mujeres con ganas de que los demás salgan adelante.

Aprendamos a postrarnos ante la presencia de Dios, rindamos nuestro homenaje de amor; vayamos y contemplemos la grandeza de Dios que se abaja y que desde Dios la vida sea nueva, la humanidad sea nueva y el amor se renueve.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

 

PARA ESTA SEMANA ENERO 8 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Santa Sede

PARA ESTA SEMANA ENERO 8 DE 2018