Misioneros Oblatos o.cc.ss
lunes, marzo 25, 2019

PARA ESTA SEMANA ENERO 6 DE 2019

PARA ESTA SEMANA ENERO 6 DE 2019

Epifanía del Señor.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Mi saludo con los mejores deseos de paz y bien en el Señor Jesús que se nos ha manifestado para alegría de la humanidad. Saber que no estamos solos, que Dios ahora camina con nosotros, conoce nuestra realidad, nos acerca al Padre y llena nuestra vida de amor, de paz, de salud y bendiciones, eso nos alegra el corazón y llena la vida de razones para seguir luchando y entregando lo mejor de nosotros. Hoy es Epifanía y todos de alguna manera estamos siendo invitados a “llegar” a donde Jesús, estarnos con Él, ofrecerle la vida y llenarnos de su amor, de su paz y bondad.

Epifanía nos habla de que ya es tiempo de levantarnos, de dejar de lado las tristezas y la sensación de abandono en la que muchos vivimos.

Es tiempo de mirar, de proyectar la vida, de conocer el camino, la verdad y la vida. Ha llegado la luz. Ya podemos ver, ya podemos reconocer las tinieblas y alejarnos de ellas, ya podemos palpar el amor, sentir la salvación; ya es tiempo de levantarse y tomar decisiones. Ha llegado la Luz, ha llegado el Mesías. Dios se ha manifestado y nos ha revelado su amor. Ahora su nombre tiene rostro, su cuerpo tiene sangre, la vida eterna se nos ha dado.

Es tiempo de ser luz, de ser “referente”, punto de encuentro, lugar de amor y presencia de Dios para los demás. Cristo se ha revelado; Dios se nos ha dado a conocer y nos ilumina para que nosotros iluminemos, ayudemos, y para que también seamos paz, amor y salvación para la humanidad.

La manifestación del Señor debe ser también para nosotros manifestación del interior, del ser que llevamos dentro, del amor con el que estamos llamados a amar. El Señor ha venido a “recuperarnos para Dios”; muchas realidades nos habían apartado de Él, de su amor; muchos pecados, demasiadas realidades oscuras, doble vida, falsa moral, habían hecho que la experiencia de Dios se opacará, que el proyecto de ser bendición para los demás, se debilitara y casi desapareciera.

Para Dios las ambiciones, el egoísmo, el resentimiento, en una palabra: el desamor, nos estaba ganando la batalla del bien.

Y por eso la luz vuelve a resplandecer, por eso la Palabra se hace carne; por eso la vida viene a restaurar la muerte y el amor a llenar los corazones de misericordia y de ternura. Dios se ha hecho presente y ahora se nos ha manifestado en la sencillez de un niño nacido en un pesebre.

En este día, como los sabios venidos de Oriente, nosotros nos dispongamos a salir al encuentro del Señor, que cada uno le ofrezcamos al Señor la vida, el corazón. Que lo que somos y tenemos sirva como homenaje a la gran donación y manifestación del amor de Dios revelada toda en Jesús. Nunca será tarde para ponerse en camino, para mirar a lo alto y descubrir la estrella que nos alumbra el camino, nunca será tarde para llegar a donde está Jesús y entregarle de nuevo nuestro ser para que sea Él quien viva en cada uno y desde cada uno el mundo cambie, regrese al Padre, al amor.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 9 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/6Q8h30ncOXb

PARA ESTA SEMANA ENERO 6 DE 2019