Misioneros Oblatos o.cc.ss
jueves, octubre 22, 2020

PARA ESTA SEMANA ENERO 15 DE 2018

PARA ESTA SEMANA ENERO 15 DE 2018

Jesús es para contar, para contagiar, para enamorar.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, de Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Los abrazo y les deseo lo mejor para la semana que comenzamos. Que sea una semana para que nos estemos más en el silencio y en la intimidad con Jesús, que nos gocemos con su presencia y también para contar, enamorar y mostrar que Dios se hace presente en nuestras vidas y nos ha regalado su Hijo como signo de un amor fiel que no se cansa de llenarnos de posibilidades.

La presentación que hace Juan el Bautista sobre Jesús (cfr. Jn. 1, 35-42)

Recoge algunos de los sentimientos de Dios frente a su Hijo y a su misión. Jesús es el “Cordero de Dios” es decir imagen de humildad, de obediencia, de sumisión; Para el Bautista Jesús amado, querido y cuidado por su Pastor que es Dios mismo. Jesús tiene una misión, es y será el que en esta historia de amor y de salvación entre Dios y la humanidad, viene sacrificado, es la víctima de amor. Su entrega se hace como un gesto de pertenencia y de amor, su entrega es para todos, para toda la humanidad.

En el caminar de Jesús, en su pasar, dos discípulos de Juan sienten inquietud por saber más de Jesús, quieren conocerlo, saber qué hace, dónde vive. Y para conocer a Jesús, para saber de Él, para tener una real experiencia y poder clarificar las cosas, hay que ir con Él, hay que quedarse, por eso estos discípulos inquietos por Jesús son invitados a estar con Él, Con Dios.

Para saber de Dios hay que ir, hay que atreverse.

Conocer a Jesús implica quedarse con Él y colmar las expectativas del corazón. Jesús es realmente el esperado, el Mesías, el enviado de Dios. Todos nosotros estamos invitados a conocer a Jesús, a dejarnos mirar por Él ya que nos conoce y sabe hasta dónde somos capaces de llegar en el proyecto que Él pretende realizar con nuestras vidas.

Después de haber pasado con Jesús, de haber compartido con Él, después de haberlo conocido y haber permitido que Él clarifique su proyecto del Reino, lo más lógico es salir, invitar personas a que conozcan a Jesús, que ha llegado para cumplir las promesas de Dios. Ahora, más que nunca, es necesario decirle a la gente que vale la pena trabajar por Dios, unirse al proyecto del Reino y darse. Jesús contagia, enamora, transforma la vida y envía a predicar.

Jesús nos cambia la vida, nos otorga un ser que plenifica la existencia. Encontrarse con Jesús es encontrarse con la fidelidad de Dios, con el compromiso que tiene con su pueblo. Es palpar el amor, la bondad, la misericordia. Es algo tan especial y que colma de tal manera nuestras búsquedas y ansiedades que es imposible callar lo que acontece al quedarse con Él. Por eso Jesús es también para contar, para contagiar, para enamorar. Jesús es para seguir y que otros le sigan, para amar y que otros le amen, para dejarlo todo y que otros se unan a la causa.

Vamos a ver a Jesús, quedémonos con Él y contagiemos de esta experiencia el mundo.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA ENERO 15 DE 2018

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/Wld730moXUV

PARA ESTA SEMANA ENERO 15 DE 2018