Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 27, 2020

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 22 DE 2019

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 22 DE 2019

Jesús ciudadano de la humanidad.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Mi saludo y los mejores deseos para la semana que comenzamos; semana en la que la alegría y la paz del corazón deben ser los principales objetivos para así disfrutar en familia y con los amigos del don del amor de Dios que se hace vida, presencia, cercanía y, sobre todo, humanidad.

En este cuarto domingo del Adviento nos encontramos con san José. Hombre justo, es decir bueno, prudente, pero, sobre todo, de mucha fe. Un hombre al que, a través del ángel, el Señor le habla para darle fuerzas, para invitarlo a no tener miedo. Y es que José al saber de la obra que Dios había realizado en María, decide repudiarla en secreto. Lo que mueve a José es el deseo de bien, de no intervenir o llegar a ser un obstáculo en el plan de Dios concretado en quien era su desposada.

José es sensato, deja “abierto el campo” para que Dios cultive.

Deja libre a su prometida para que Dios sea su esposo. En silencio se retira; tiene miedo con lo que pueda pasar con María y con el Hijo de Dios, pero también tiene miedo de llegar a interponerse entre lo que se ha iniciado entre Dios y la humanidad. Y es el Ángel quien invita a José a no tener miedo, a no tener reparos. María seguía siendo suya, su prometida, su amor y le pide que él sea el que se encargue de darle un nombre al Hijo de Dios, que se responsabilice de su formación para en lo humano sea grande; que sea José el que le dé genealogía.

Por obra del Espíritu Santo Jesús asume nuestra condición y por obra de José se hace ciudadano de la humanidad. En el plan de Dios Jesús debe ser realmente descendiente de David, cumplimiento de las promesas de Dios, verdadero Israelita y María conserve la virginidad y Jesús sea “Dios con nosotros”.

Y José, como María, acoge la Palabra.

Cree en lo anunciado. No duda un instante y toma a María por esposa. Lindo ejemplo de una fe efectiva, de una fe que le cree a Dios y de una fe que no admite temores. Esa es la fe que debemos pedirle a Dios que también a nosotros nos pide no tener miedo, nos pide asumir a Jesús para que sea el mismo Jesús el que resplandezca en nuestra vida.

Dispongamos el corazón para acoger a Jesús que viene a enseñarnos la voluntad del Padre, a mostrarnos el rostro enamorado de Dios y a llenarnos de posibilidades para que junto con Dios trabajemos por la salvación de la humanidad y de la creación. No dudemos del amor de Dios que viene a nuestro encuentro y aprendamos a ser dóciles al Señor que sigue en búsqueda de personas que desde la fe se hagan disponibles, abran el corazón y amen incansablemente a la humanidad.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 22 DE 2019

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/ruyZ50xAnV8

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 22 DE 2019