Misioneros Oblatos o.cc.ss
martes, mayo 11, 2021

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 20 DE 2020

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 20 DE 2020

Un sí como el de María nos hace también presencia de Dios en el mundo.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Bendiciones y que la semana que comenzamos sea un determinarse a vivir las fiestas de la Navidad con toda la sencillez, amor y bondad en medio de la familia para que ellos sean los primeros testigos del amor de Dios que se hace palpable en nuestras palabras y obras. Que Jesús nazca en nuestro corazón y que desde Él sea posible alcanzar la paz en nuestro corazón y en nuestro hogar, esa paz que tanto necesitamos.

Estamos próximos a la fiesta de la Navidad. Dios todo lo ha dispuesto. Las cosas ocurren en Galilea; Dios ha tomado la gente sencilla y abierta a la experiencia de la fe. Dios ha mirado la humildad de María. Ella no lo sabía, pero el Señor la había elegido, desde antes de nacer, para que en su ser acogiera al Hijo amado del Padre.

María una mujer preservada del pecado que fue capaz de responder a los retos que la fe le imponían, que supo conservar la pureza del corazón en medio de la cotidianidad de la existencia. La Virgen María no solo es la llena de gracia, sino que es también presencia de Dios para el mundo, el Señor está en ella. María es bendita entre las mujeres por su entrega y por su elección, pero además es la mujer de fe, la que cree y la que le cree a Dios.

El Ángel Gabriel le habla con claridad, le presenta el proyecto que Dios tiene y María cree en lo anunciado por el Ángel.

Ella está dispuesta para Dios, entiende que para el Señor nada hay imposible y deja que la Palabra se haga carne en su ser; acepta ser la madre de Dios, cuidarlo y acompañarlo hasta que llegue su hora, el momento de la manifestación al mundo como el Salvador, el Mesías, el Hijo de Dios. María deja que Dios sea el protagonista de la historia, de su vida.

María tiene el corazón dispuesto para acoger a Jesús, a través de María Dios se hace cercano, se hace presencia y camino entre nosotros. Navidad nos recuerda que a Dios se le acoge primero en la fe y después en el corazón, en la vida. Nos recuerda que Él nos ha elegido y destinado a ser sus hijos para que nosotros lo llevemos en el corazón y desde su presencia callada sea la Salvación para todos, especialmente para los más cercanos. Es tiempo del Sí de María por parte de cada uno, es tiempo de que a pesar de los miedos y de las preguntas Dios se haga presencia real para la humanidad. Es el tiempo de María, de la madre y en ella es nuestro tiempo porque de ella que nos lleva a Jesús sentiremos más de cerca su amor y misericordia.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

Fuente: http://ow.ly/c1wW50CkSQW

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 20 DE 2020

PARA ESTA SEMANA DICIEMBRE 20 DE 2020