Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 27, 2020

PARA ESTA SEMANA ABRIL 5 DE 2020

PARA ESTA SEMANA ABRIL 5 DE 2020

Domingo de Ramos.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Mi saludo con los mejores deseos de paz y bien en el Señor. Que esta semana Santa que viviremos en familia sea para que juntos crezcamos en la experiencia del amor que se entrega sin condiciones, que reconcilia y nos hace capaces de vivir y transmitir la experiencia de Dios. Renovemos el amor mutuo, démonos la oportunidad de comenzar y seamos capaces de dejar el pasado que nos hace daño para que vivimos el presente que nos redime.

Este domingo es de Ramos, un día para vivir los contrastes de la vida y para entender que por encima del amor de Dios no hay otro.

De alguna manera todos hemos vivido episodios de sabernos y sentirnos acogidos, respetados, valorados y hasta amados y también hemos vivido o pasado por momentos de desprecio, de indiferencia, de rivalidades, de envidias. Muchas veces las personas que nos aclaman nos condenan, casi siempre pasa que la persona que no odia seguramente algún día nos amó, que quien nos acogió luego nos rechazó. Eso de Jesús y su entrada en Jerusalén, como lo que luego pasó, en esa misma ciudad, en el Gólgota, nos ha pasado muchas veces. Pero solo la valentía, el saber que las cosas se hacen bien, la certeza de un amor que nos sostiene es lo que nos hace esperar, vivir, entregarnos y resucitar. Todos hemos tenido momentos de gloria y de condenación; amigos que comparten la misma mesa, pero no el mismo amor.

En la mañana acogidos, en la tarde besados con la frialdad del traidor.

En el día compartiendo la cena, comiendo el mismo pan y en la tarde traicionados, juzgados, condenados. Pero no por esto dejamos de ser lo que somos, ni de amar lo que amamos. No por eso abandonamos el proyecto encomendado por el Padre no dejamos de encontrarle sentido a la entrega que hacemos.

Sabemos quién es Dios, en quien hemos puesto la vida. Y oramos llenos de dolor, con la tristeza que produce la traición y más si es de un amigo al que se le amó con amor sincero. Y pedimos al Padre fuerza porque solo Él en esos momentos es el único que nos puede sostener y pedimos que se haga lo que Él quiere, que mostremos hasta dónde su amor llega por cada uno de nosotros.

Todo esto se celebramos el domingo de Ramos.

Que esta celebración nos lleve a disponernos para vivir con alegría, pero también con un gran espíritu de conversión los días santos, que nos llenemos de propósitos que traigan paz y alegría a los seres queridos. Que cada día nos acerquemos más aquel que nos ayudará a ser fieles, a ser perseverantes, a amar incondicionalmente lo que hemos dicho que amamos. Unos días para orar, para pedir al Señor la fuerza que tanto necesitamos.

Para cada uno la bendición y permanecemos unidos en oración

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

PARA ESTA SEMANA ABRIL 5 DE 2020

Más reflexiones del Padre Jaime Alberto Palacio González, ocd

Fuente: http://ow.ly/sck650ySjqp

PARA ESTA SEMANA ABRIL 5 DE 2020