Misioneros Oblatos o.cc.ss
lunes, mayo 10, 2021

PARA ESTA SEMANA ABRIL 18 DE 2021

PARA ESTA SEMANA ABRIL 18 DE 2021

Jesús llega para que dejemos los miedos, a darnos la paz.
Mis queridos amigos de santa Teresita, de san José, del Carmen de La Habana, del Carmelo de Quito, Carmelitas Cúcuta y de tantas partes del mundo. Los saludo de manera especial y les deseo una semana de bendiciones, que el Señor resucitado siga siendo nuestra paz y que nos haga fuertes para la predicación y para ser testigos de su amor.

Jesús nos trae la paz, se hace visible y palpable. Él no es un fantasma. Jesús llega para cambiar nuestras vidas, llega a la comunidad para que los discípulos dejen sus miedos, abran las puertas, salgan de sus encierros y les explica las escrituras. Ya no quedan pretextos y la obra de la redención tiene que seguir adelante. Hay que salir, invitar al arrepentimiento, a la conversión, que nadie quede excluido. Los discípulos serán ahora los responsables de dar testimonio de Jesús y del amor del Padre que se hace y experimenta en su Hijo Jesús.

Jesús se aparece en un momento en el que los discípulos tienen sus mentes llenas de dudas y sus corazones entristecidos.

Ellos tienen miedo, están confundidos; todos han escuchado que Jesús ha resucitado; algunos han sido testigos directos, pero el temor y la confusión sigue apoderándose de sus vidas. Les hace falta fuerza, luz, paz en el corazón. Por eso Jesús al aparecer les da la paz, les explica las escrituras, les dona el Espíritu y los envía. Es tiempo ya de salir, de anunciar; es el tiempo de los fuertes, de los que creen en Dios y le apuestan al proyecto que Él en Jesús ha iniciado.

Jesús se ha presentado a los discípulos, les deja claro que Él no es un espíritu ni un fantasma. El mismo que ha muerto es el mismo que ha resucitado. Jesús quiere afianzar la fe de los discípulos en su persona, “Él es”, y el que “es” está vivo, ha resucitado. Es importante que los discípulos crean, les queden claras las cosas para así poderlos enviar a predicar.

La experiencia de los discípulos puede bien definir la vida de muchos de nosotros en estos momentos. Encerrados por miedo, corazones entristecidos, confusión con todo lo que pasa. Y es aquí y en ahora de nuestras vidas que Jesús resucitado nos dice que tengamos paz, no tengamos miedo. Ahora nuestra fe debe ser el recurso para seguir adelante, para luchar, para abandonar el pesimismo. Vamos a dinamizar la fe y permitamos que cada una de las promesas de Jesús se haga realidad en nuestra vida. Él nos da la paz, nos invita a vivir en el amor y nos promete que si pedimos al Padre en su nombre el Padre nos lo concederá.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.

Fuente: http://ow.ly/yNJb50D4tDR

PARA ESTA SEMANA ABRIL 18 DE 2021

PARA ESTA SEMANA ABRIL 18 DE 2021