Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, junio 17, 2018

AYUNO Y ABSTINENCIA

AYUNO Y ABSTINENCIA

AYUNO Y ABSTINENCIA

¿Qué es la Cuaresma?

La Cuaresma es un período de cuarenta días reservado a la preparación de la muerte y resurrección de Jesús durante la Semana Santa.

Desde el siglo IV se manifiesta la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia.

La ley del ayuno obliga a hacer una sola comida durante el día, pero no prohíbe tomar un poco de alimento por la mañana y por la noche. La ley del ayuno obliga a todos los mayores de edad hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Son días de ayuno y abstinencia el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

La ley de la abstinencia prohíbe el uso de carnes, pero no el uso de huevos, lacticinios y cualquier condimento a base de grasa de animales. La ley de la abstinencia obliga a los mayores de  catorce años. Son días de abstinencia los viernes de Cuaresma.

Estas mortificaciones mínimas de ayuno y abstinencia deben ser completadas por cada uno según las personales necesidades y exigencias espirituales.

La Cuaresma no es sólo tiempo de mortificación. Es, además, tiempo de retiro espiritual en el que la meditación y la oración personal deben ser intensificadas para lograr la renovación espiritual que se anhela conseguir durante este tiempo.

DECÁLOGOS CUARESMALES

LA CENIZA que Dios quiere: Que

No te gloríes de tus talentos, sino que con ellos edifiques a los demás.
Aprecies el valor de las cosas sencillas.
Valores más la calidad que la cantidad.
No te consideres dueño de nada, sino humilde administrador.
Vivas el tiempo presente, sin tantos miedos y añoranzas.
Estés abierto siempre a la esperanza.
No te creas santo o te creas algo, porque santo y grande es sólo Dios
Ames la vida y la defiendas.
No temas la muerte, porque siempre es Pascua.
No te deprimas ni te acobardes, porque Dios es tu victoria.

EL AYUNO que Dios quiere: Que

No hagas gastos superfluos.
Tus inversiones las pongas en el banco del tercer mundo y en la cuenta corriente de los pobres.
Prefieras pasar tú necesidad antes que la padezca el hermano.
Ofrezcas tu tiempo al que lo pida.
Prefieras servir a ser servido.
Tengas hambre y sed de justicia.
Te comprometas en la lucha contra toda marginación.
Veas en todo hombre a un hermano.
Veas en el pobre y en el que sufre un sacramento de Cristo.
Esperes cada día una nueva humanidad.

LA ABSTINENCIA que Dios quiere que

No seas esclavo del consumo, los juegos, las modas.
Te abstengas de tanta televisión y de tanto DVD.
Frecuentes menos bares, discotecas y lugares parecidos.
No seas esclavo del sexo ni de nada.
Te abstengas de toda violencia.
Respetes todo ser vivo.
Te abstengas de palabras ociosas y necias.
Te alimentes de la palabra de Dios.
Comas la carne de Dios.
Ofrezcas al Señor estar menos tiempo conectado a Internet durante Cuaresma (navegación, redes sociales, etc.)
Ofrezcas al Señor utilizar sólo lo imprescindible el teléfono móvil o enviar menos mensajes
Recomendación: Preséntale al Señor una lista de propósitos para esta Cuaresma con el fin de esforzarte por quitarte defectos, ser mejor persona y estar más cerca del Señor.

Fuente: https://webcatolicodejavier.org

AYUNO Y ABSTINENCIA