Misioneros Oblatos o.cc.ss
Miércoles, Febrero 22, 2017

RETENCIÓN DE LÍQUIDOS EN ADULTOS MAYORES

Retención de Líquidos - Causas, Consejos y Alimentación

 
¿Te has sentido alguna vez inflada como un globo, y en el momento de ponerte tus jeans favoritos te das cuenta de que no suben de las rodillas?, o ¿has notado que tus manos las tienes hinchadas y no puedes quitarte los anillos?

Si has tenido algunos de estos síntomas, puede que padezcas retención de líquido, un problema más común de lo que pensamos pero que tiene solución.

Habitualmente este trastorno lo sufren las mujeres durante el embarazo, debido a los cambios hormonales que tienen en su cuerpo, pero no es algo exclusivo de ese estado ni de las mujeres, porque los hombres también pueden padecerlo más de alguna vez en su vida.

La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso, que muchas veces lo notamos en la balanza. Muchos son los factores que pueden provocar la retención de líquidos:
•    Una mala alimentación con exceso de sal y de alcohol, y falta de proteínas y nutrientes, la desnutrición.
•    Una vida muy sedentaria y el stress.
•    Cambios hormonales como el embarazo, la menopausia, el síndrome pre-menstrual.
•  Trastornos hepáticos, cardiacos o renales, que hacen desequilibrar la balanza y provocan que los tejidos acumulen fluidos; la cirrosis, la hipertensión arterial, la insuficiencia cardiaca, el cáncer, etc.
•    Asimismo podríamos adicionar el uso de ciertos medicamentos en algún grado de retención como los antiinflamatorios, antibióticos y antihistamínicos.

Todos estos factores contribuyen a esa pesadez y malestar general provocado por este problema.

El agua es el elemento más abundante del organismo y alcanza el 60 a 70% del peso corporal de un adulto. Está distribuida en tres grandes compartimientos:
Intracelular: la que se encuentra dentro de las células.
Intravascular: la que se encuentra dentro de los vasos sanguíneos.
Intersticial: la que se encuentra entre ambos, o sea en los tejidos alrededor de las células.

Estos compartimentos están separados por una membrana semipermeable, o sea que permite el paso de líquidos y ciertos componentes de los mismos. La retención de líquidos se produce, cuando existe un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de un compartimiento a otro. Si el paso de agua es abundante del espacio Intravascular al intersticial, aparece la retención de líquidos.

Siempre se manifiesta como una hinchazón de los tejidos blandos, debido a la acumulación de líquidos especialmente en dichas zonas.

La alimentación como factor importante

Para evitar la retención de líquidos es importante seguir una dieta baja en sodio, por tanto la primera medida a adoptar es reducir la sal en las comidas. Esto no significa comer sin sabor, hoy en día en el mercado existen sales marinas y sales con bajo contenido de sodio; asimismo se puede realzar el sabor de los alimentos con hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.

Pero no todo el sodio se ingiere a través de la sal de mesa. Todos los alimentos lo contienen en mayor o menor proporción, por eso es necesario también evitar aquellos que contengan mayor cantidad: embutidos, conservas, algunos quesos salados, los alimentos ahumados, pescados y carnes secas, cubitos de caldo, sopas y purés de caja, aguas minerales con gas, alcohol, etc.

Lo mejor es seguir una dieta rica en verduras, hortalizas, fruta, legumbres e hidratos de carbono complejos (pasta, arroz) y alimentos ricos en potasio en general. Entre las verduras y hortalizas más recomendadas se encuentran la papa, calabaza, tomate, el zapallo, berenjena, espárragos, champiñones y alcachofas. Y de las frutas la más aconsejable es el plátano, por su alto contenido en potasio, la papaya y la piña.

Por otro lado, también es importante beber agua, aproximadamente dos litros al día y preferiblemente fuera de las comidas.

Consejos a seguir con la retención de líquidos:
•    Bebe al menos un litro y medio de agua (unos seis vasos) cada día.
•   Evita la ropa demasiado ajustada, especialmente en la cadera y las ingles, para no dificultar la circulación.
•    Es importante que hidrates bien la piel de las piernas.
•    Depílate con cera fría. El calor no es nada recomendable.
•    No te auto mediques con diuréticos a menos que te lo indique tu médico.
•    Cuando pases sentada mucho tiempo, mueve los pies y piernas; en la medida de lo posible ponte de pie y da una pequeña caminata por tu oficina. Así facilitaras una mejor circulación sanguínea.
•   Camina tanto como puedas. Es un magnifico y eficaz ejercicio para evitar la retención.
•    Pon las piernas en alto cuando estés descansando.
•    Eleva ligeramente el colchón a la altura de los pies.


¿Por qué se da más retención de líquidos en mujeres?

Entre un hombre y una mujer sanos, la mujer es la que tiende a retener más líquidos, por un efecto hormonal; los estrógenos tienen incidencia en este trastorno.

¿Por qué hay incidencia de retención de líquidos en la menopausia?

Precisamente por la disminución progresiva del estrógeno, en este momento la distribución de grasa corporal se afecta en la mujer y como consecuencia viene a almacenar mas agua a nivel de la grasa corporal. En la post-menopausia hay una carencia absoluta de estrógenos lo cual sumado a que después de los 60, la gente camina menos, hace menos actividad física y la permeabilidad capilar es mayor que a los 25 años pues la probabilidad de formación de edemas es mucho mayor y este problema se incrementa.

¿Qué sucede durante el embarazo?

Es muy común en el periodo de gestación retener más líquidos de los que necesita el organismo. Al menos el 50% de las mujeres lo padecen en algún momento, sobre todo durante el tercer trimestre. Todo este desarreglo es culpa de los drásticos cambios hormonales que se desarrollan durante el embarazo y se suele manifestar con una ligera hinchazón de tobillos y pies. A esto le llamamos los médicos el “edema” no es muy preocupante, aunque es aconsejable hacer un seguimiento con el ginecólogo, ya que podría tratarse de una afección más grave como la preclampsia, caracterizada no solo por la presencia del edema sino también por pérdida de proteínas en la orina y aumento en la presión arterial; a esto se le denomina la Enfermedad hipertensiva del Embarazo.

Los edemas leves se corrigen con medidas sencillas, pero en cualquier caso no se debe tomar ningún medicamento sin consultar con el especialista.

Consejos en forma general:

Seguir una alimentación rica en vegetales, frutas, con abundante agua y líquidos.

La dieta a seguir debe ser equilibrada y ajustada a la edad y el estilo de vida, consulta con tu médico.

Ejercicio, en forma regular y constante, acorde a la edad y el estado físico.

Muchas veces con sólo sacar el salero de la mesa y evitar su agregado de más en las comidas, se estará cumpliendo con una dieta moderada en sodio.

Tener en cuenta que después de los 50 años estos consejos son más necesarios que a los 20, aunque desde temprana edad es bueno tomar estos cuidados.

¿Hinchazón o retención?

Son términos que algunos confunden; hay gente que toma bebidas gaseosas en cantidades exageradas como uno o dos litros, pues en ese caso, la distensión abdominal o panza es por el excesivo gas. Hinchazón no es un término médico; así que a no confundir “estar hinchado” con distensión intestinal, gástrica, abdominal, donde sólo hay retención de gases por bebidas gaseosas, cerveza o comidas de difícil digestión. Esto no significa asimismo que estas personas también puedan a parte tener problemas de retención de líquidos.