Sábado, diciembre 03, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 5 DE ENERO

Nuestro país, por su posición geográfica, tradiciones religiosas, célebres políticos y abundantes riquezas naturales con que ha sido dotado por la Providencia, ha podido ser uno de los más prósperos del Continente y,

sin embargo ha llegado a ser uno de los más rezagados, por haberse olvidado de que la justicia y la paz, la religión y el trabajo son la base fundamental sobre los que se edifican los Estados.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)