Sábado, diciembre 10, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 29 DE DICIEMBRE

Vivimos entre dos infinitos: el infinito de nuestra nada y el infinito de Dios.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)