Jueves, diciembre 08, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 23 DE FEBRERO

Existe un ser, bello como la naturaleza, sublime como la omnipotencia misma de Dios, y que resulta del hermoso cuadro de la creación. ¿Cuál es? El corazón humano.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)