Domingo, diciembre 11, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 20 DE ENERO

Entro en el sacerdocio para ser un apóstol del Santísimo Sacramento y los Corazones Santísimos de Jesús y María. Mi divisa desde hoy será ésta: “Trabajar, Amar y Padecer”. La Cruz, la corona de espinas y la herida del Costado, serán mis blasones.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)