Sábado, diciembre 03, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 15 DE DICIEMBRE

Un pueblo que riega a los pies del Señor todos los afectos del corazón y le levanta himnos de Hosanna, de triunfo y de adoración difícilmente se perderá en el concierto de los pueblos, y al contrario, ganará como pocos en el estadio de la civilización que brota de la palabra de Jesús y de la ley de su Evangelio.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)