Domingo, diciembre 11, 2016

LECTIO DIVINA PARA EL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2010

LECTIO DIVINA PARA EL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Domingo 24º Durante el Año Ciclo C
TEXTO BÍBLICO: Lucas 15, 1-32 o 15, 1-10

La oveja

1 Mientras Jesús enseñaba, se le acercaron muchos de los que cobraban impuestos para el gobierno de Roma, y también otras personas a quienes los fariseos consideraban gente de mala fama.
2 Al ver esto, los fariseos y los maestros de la Ley comenzaron a criticar a Jesús, y decían: «Este hombre es amigo de los pecadores, y hasta come con ellos.»
3 Al oír eso, Jesús les puso este ejemplo:
4 «Si alguno de ustedes tiene cien ovejas, y se da cuenta de que ha perdido una, ¿acaso no deja las otras noventa y nueve en el campo y se va a buscar la oveja perdida? 5 Y cuando la encuentra, la pone en sus hombros 6 y vuelve muy contento con ella. Después llama a sus amigos y vecinos, y les dice: “¡Vengan a mi casa y alégrense conmigo! ¡Ya encontré la oveja que había perdido!”
7 »De la misma manera, hay más alegría allá en el cielo por una de estas personas que se vuelve a Dios, que por noventa y nueve personas buenas que no necesitan volverse a él.»
La moneda
8 Jesús les puso otro ejemplo:
«¿Qué hará una mujer que, con mucho cuidado, ha guardado diez monedas, y de pronto se da cuenta de que ha perdido una de ellas? De inmediato prenderá las luces y se pondrá a barrer la casa, y buscará en todos los rincones, hasta encontrarla. 9 Y cuando la encuentre, invitará a sus amigas y vecinas y les dirá: “¡Vengan a mi casa y alégrense conmigo! ¡Ya encontré la moneda que había perdido!”
10 »De la misma manera, los ángeles de Dios hacen fiesta cuando alguien se vuelve a Dios.»

TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL.
1 - LECTURA
¿Qué dice el texto?
Pistas para la lectura
Queridos hermanos:
Este Domingo la liturgia de la Iglesia pone a nuestra consideración un texto evangélico en una versión más larga y en una más corta. Se trata del hermoso relato del capítulo 15 del Evangelio según San Lucas. En su versión breve nos remite las parábolas de la oveja y la moneda perdidas; y, en su versión alargada agrega la parábola del Padre misericordioso o también llamada del hijo pródigo.
Dado que esta última parábola la reflexionamos en Cuaresma de este año, voy a concentrarme en las dos primeras partes del texto.
Es interesante ver el contexto del relato. En el versículo 1 se nos presentan en contacto con Jesús a los cobradores de impuestos y a personas de mala fama. En el versículo 2 se muestra como fariseos y maestros de la ley comienzan a criticar a Jesús porque está cerca de los pecadores.
En este momento Jesús introduce sus parábolas. En primer lugar la de la oveja y en segundo lugar la de la moneda. Ambas parábolas tienen la misma estructura:
· Pérdida de algo de lo cual se tiene más.
· Dedicación para buscar lo que se ha perdido.
· Hallazgo de lo perdido.
· Alegría por el encuentro.
· Compartir con otros la alegría.
· Aplicación a Dios mismo del contenido de la parábola.

Preguntas para la lectura
· ¿Cómo comienza el relato?
· ¿Quiénes están en contacto con Jesús?
· ¿Cómo reaccionan los fariseos y los maestros de la ley ante las actitudes de Jesús?
· ¿Cuán grande es la desproporción entre lo perdido y lo encontrado en la parábola de la oveja?
· ¿Qué hace el pastor cuando encuentra la oveja?
· ¿Cuál es la actitud del pastor luego de que deja la oveja en el rebaño?
· ¿Cómo aplica Jesús esta parábola a la vida?
· ¿Cuál es la actitud de la mujer de la segunda parábola?
· ¿Qué hace cuando se le perdió la moneda?
· ¿Con quién comparte la alegría de haber encontrado la moneda perdida?
· ¿Cómo aplica Jesús esta segunda parábola a la vida del discípulo?

2 - MEDITACIÓN
¿Qué me dice? ¿Qué nos dice?
Preguntas para la meditación
· ¿Me siento, como pecador, acogido por la misericordia de Jesús?
· Ante los pecadores más notorios, ante los que más se equivocan: ¿qué actitud tengo?; ¿me acerco, condeno, critico...?
· ¿En qué medida puede haber en mi corazón actitudes similares a la de los fariseos y los maestros de la ley?
· ¿Experimento a Dios como el “buen pastor” que me carga con amor y delicadeza sobre sus hombros y me devuelve al camino correcto?
· ¿Busco ser imagen de Jesús como “buen pastor” corrigiendo con misericordia al hermano que peca o que se ha equivocado? ¿Trato de buscar al pecador para que se convierta y vuelva a Dios?
· ¿Me alegro sinceramente cuando alguien se convierte y reencuentra el camino de la salvación?
· ¿Comparto con mis hermanos la alegría y el gozo de ver la obra de Dios realizada en la vida de los hombres?
· ¿Puedo imaginarme la alegría del cielo?
· ¿Qué implican para mí hoy las palabras compasión y misericordia?

3 - ORACIÓN
¿Qué le digo? ¿Qué le decimos?
Para la oración propongo leer y releer el Salmo 23(22):
v1 El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.
v2 El me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas
v3 y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre.
v4 Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza.
v5 Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa.
v6 Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo.

Este salmo, tan conocido, busca hacernos redescubrir la imagen de Jesús como nuestro “buen pastor” para que, a la vez, nosotros podamos ser imagen del “buen pastor” para nuestros hermanos.

4 - CONTEMPLACIÓN
¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?
Para interiorizar este texto propongo trabajar con la temática de la alegría. Puede ser útil en este sentido repetir varias veces, de manera pausada y serena, los versos que nos hablan en esta dinámica:
· y vuelve muy contento...
· alégrense conmigo...
· hay más alegría allá en el cielo...
· Vengan a mi casa y alégrense conmigo...
· los ángeles de Dios hacen fiesta...
5 - ACCIÓN
¿A qué me comprometo? ¿A qué nos comprometemos?

Propuestas personales
· Tener una actitud de apertura y diálogo con personas que están alejados del camino de Dios sea por el pecado o por cualquier otro motivo.
· Intentar acercar al camino de la salvación a aquellos hermanos que se han alejado.

Propuestas comunitarias
· Dialogar con otros jóvenes y detectar en qué lugares hoy Jesús iría a buscar la “oveja perdida”.
· Intentar vivir la fe cristiana desde la perspectiva del gozo y la alegría.

Pbro. Lic. Gabriel Mestre
CELAM/CEBIPAL-SEJ – SOCIEDADES BIBLICAS UNIDAS

LECTIO DIVINA PARA EL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Santa Sede