Viernes, diciembre 09, 2016

17. VISITA AL SANTISIMO SACRAMENTO

 VISITA AL SANTISIMO SACRAMENTO

Jesús amabilísimo, creemos con la más viva fe que, en la hostia consagrada, bajo los accidentes de pan que os cubren como un velo, os habéis quedado Vos, Rey de cielos y tierra, para ser el compañero de nuestro destierro y el alimento de nuestras almas. A fin de corresponder de algún modo a las finezas incomprensibles de vuestro amante Corazón, venimos ahora a consagraros cuerpo y alma, sentidos y potencias, nuestra vida y todo nuestro ser, con el propósito de unirnos a Vos, en un solo y magnífico holocausto. Cómo quisiéramos, Señor, amaros por los que no os aman, alabaros por los que os olvidan, ensalzaros por los que os desprecian, serviros en la persona de los hombres, nuestros hermanos, y haceros reinar siempre en sus corazones. Recibid, Oh Dios amantísimo, los sinceros homenajes de fe, reparación, amor y gratitud que os debemos; y en cambio dignaos escuchar nuestras súplicas, perdonad nuestras ofensas, inflamadnos en vuestro santo amor, y haced de nuestros pechos vuestra morada en tiempo y eternidad.

Amén.

 

Fuente: Manual de Piedad Misioneros Oblatos

Volver al Manual de Piedad