Viernes, diciembre 09, 2016

SIGNIFICADO DE TRASTORNO

El término trastorno tiene diferentes usos. Puede hacer referencia a una alteración leve de la salud o a un estado de enajenación mental, por ejemplo. Trastorno es, por otra parte, la acción y efecto de trastornar (invertir el orden regular de algo o perturbar el sentido o la conducta de alguien).


Un trastorno psicológico, por ejemplo, hace referencia a un desequilibrio del estado mental de una persona. Por lo general, quien sufre de este tipo de trastornos acude a un especialista (el psicólogo) para recibir tratamiento (a través de la psicoterapia y otras técnicas).

En el caso de los citados trastornos psicológicos podemos determinar que los mismos se pueden clasificar en dos grandes categorías. Por un lado estarían los trastornos psicóticos, que son aquellos que se caracterizan porque la persona que los padece sufre alucinaciones, una importante alteración afectiva especialmente a nivel de relaciones y también delirios. La esquizofrenia es quizás el trastorno de este tipo más significativo.

Por otro lado, estarían los llamados trastornos neuróticos. Estos se definen porque el paciente condiciona no sólo su pensamiento sino su realidad y sus relaciones sociales. A este punto llega por culpa de determinadas fobias o a la ansiedad, entre otras cuestiones.

El conjunto de afecciones psiquiátricas que modifican el normal desarrollo de las relaciones interpersonales es conocido como trastorno de personalidad. Los psicólogos creen que existen distintos factores genéticos y ambientales que pueden suscitar la aparición de ese trastorno, que altera el patrón complejo de características psicológicas que definen a un individuo.

El trastorno bipolar es una alteración del estado del ánimo de un sujeto que pasa de la fase de depresiva (periodos de depresión repetitivos) a la fase maníaca (periodo de gran euforia) de forma sucesiva. Se origina por un desequilibrio químico en los neurotransmisores.

Los trastornos alimentarios son aquellas enfermedades que se manifiestan a través de una conducta alimentaria y que suponen el reflejo de otros problemas, como la distorsión de la propia imagen corporal y la adquisición de ciertos valores mediante el cuerpo.

Mujeres mayores tienen más probabilidades de sufrir depresión

Las mujeres mayores tienen más probabilidades que los hombres del mismo grupo etario de padecer prolongadamente depresión, según informan investigadores de la Universidad de Yale en Estados Unidos.

El estudio comenzó en 1998 con 754 personas con edades a partir de los 70 años. Los participantes fueron evaluados al comienzo del trabajo y nuevamente en cinco intervalos de 18 meses.

Durante el análisis, 269 (35,7%) de los participantes padecieron depresión en algún momento. De estos, 48 (17,8%) estaban deprimidos en dos puntos consecutivos de seguimiento, 30 (11,2%) en tres puntos consecutivos, 17 (6,3%) en cuatro puntos consecutivos y 12 (4,5%) en los cinco puntos de seguimiento.

Más mujeres que hombres se encontraban deprimidas en cada seguimiento de 18 meses y estas eran más propensas a permanecer en esas condiciones en momentos subsiguientes, según el estudio que aparece publicado en la edición de febrero de Archives of General Psychiatry.

"Tras ajustar otras características demográficas, las mujeres tenían mayores probabilidades de pasar de no deprimidas a deprimidas y menores probabilidades de pasar de deprimidas a no deprimidas o a la muerte", escribieron los autores del informe.

Los hallazgos se mantuvieron constantes durante todo el estudio, el que brinda evidencia contundente de que la depresión es más común en las mujeres mayores que en los hombres de la misma edad, afirmaron los investigadores. Esto es sorprendente, añadieron, porque las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de recibir tratamiento para la depresión.

"No se sabe si las pacientes son tratadas para la depresión en formas menos agresivas que los hombres durante la adultez tardía o si tienen menos probabilidades de responder al tratamiento convencional, temas que deberían ser el enfoque de investigaciones futuras", señalaron los autores. "Además, casi el 40% de los participantes deprimidos de este estudio se mantuvieron en esa condición durante al menos dos momentos consecutivos, lo que recalca la necesidad de iniciar y potencialmente mantener el tratamiento antidepresivo después de la resolución del episodio depresivo inicial".

Archives of General Psychiatry: http://archpsyc.ama-assn.org/

Fuente: Washington, febrero 5/2008 (HealthDay News)


Definiciones sobre los trastornos psicológicos

  1. Los trastornos psicológicos son alteraciones leves de la mente, como la depresión, los trastornos del sueño, trastornos de conducta, las adicciones.
  2. Los trastornos psicológicos son las alteraciones leves del estado mental, que afectan el desenvolvimiento normal del individuo en la sociedad. Se manifiestan como anomalías en el razonamiento o en el comportamiento, se dificulta el reconocimiento de la realidad y la adaptación a las condiciones de vida.
  3. Definir que es un trastorno mental, psicológico o emocional, es un problema difícil para la psiquiatría y la psicología clínica. Esa dificultad está relacionada con los distintos criterios que se han utilizado para su definición a lo largo de la historia. Básicamente se refiere a comportamientos que se han considerado "anormales" y que han sido estudiados y clasificados por los profesionales de la psicopatología (estudio de las causas y clasificación de los trastornos mentales).
  4. Se considera trastorno psicológico a un comportamiento anormal de los individuos y que están clasificados por los profesionales de la psicopatología, mediante un estudio de las causas que los provocan. Los dos sistemas de clasificación de los trastornos psicológicos más utilizados y difundidos a nivel mundial son CIE-10 y DSM-IV.
  5. Definir que es un trastorno mental, psicológico o emocional, es un problema difícil para la psiquiatría y la psicología clínica. Esa dificultad está relacionada con los distintos criterios que se han utilizado para su definición a lo largo de la historia. Básicamente se refiere a comportamientos que se han considerado “anormales” y que han sido estudiados y clasificados por los profesionales de la psicopatología (estudio de las causas y clasificación de los trastornos mentales).

¿Qué es la neurosis?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud la neurosis es un trastorno psíquico sin una alteración orgánica demostrable, en el que el juicio de la realidad se halla conservado y hay lucidez.

Las personas neuróticas son conscientes de su enfermedad, ya que reconocen sus síntomas, siendo la angustia la más importante. Desde el punto de vista del psicoanálisis, las manifestaciones neuróticas son el resultado de conflictos inconscientes entre varias fuerzas impulsivas y defensivas, cuya distribución no ha sido exitosa. Los cuadros neuróticos se producen como consecuencia de conflictos en la estructura psíquica de la persona.

Dichos conflictos son inconscientes. Aunque las causas son inconscientes, poco tiempo antes de la aparición del cuadro puede observarse que ha ocurrido un hecho de cierta significación, como la pubertad, embarazo, adolescencia, fallecimiento de un ser querido, divorcio.

Rasgos de la personalidad neurótica

Causas

Las causas de los trastornos de personalidad se desconocen. Se cree que factores genéticos y ambientales juegan un papel en su desarrollo.
Los profesionales en salud mental clasifican estos trastornos en los siguientes tipos:

Síntomas

Los síntomas varían ampliamente dependiendo del tipo de trastorno de la personalidad.
En general, los trastornos de la personalidad involucran sentimientos, pensamientos y comportamientos que no se adaptan a un amplio rango de escenarios.
Estos patrones generalmente comienzan en la adolescencia y pueden llevar a problemas en situaciones laborales y sociales.
Estas afecciones varían de leves a graves.

Pruebas y exámenes

Los trastornos de personalidad se diagnostican sobre la base de una evaluación psicológica que valora los antecedentes y la gravedad de los síntomas.

Tratamiento

Al principio, las personas con estos trastornos usualmente no buscan tratamiento por su cuenta. Tienden a buscar ayuda una vez que su comportamiento ha causado problemas graves en sus relaciones personales o en sus trabajos. También pueden buscar ayuda cuando están luchando con otro problema psiquiátrico, como un trastorno del estado anímico o drogadicción.
Aunque lleva tiempo tratar los trastornos de personalidad, ciertas formas de psicoterapia pueden servir. En algunos casos, los medicamentos son un complemento útil.

Trastorno bipolar

Es una afección en la cual una persona tiene períodos de depresión o períodos en los que está extremadamente feliz o malhumorado o irritable.

Causas

El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.
En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los períodos (episodios) de extrema felicidad (manías) o de depresión. Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco:

Síntomas

La fase maníaca puede durar de días a meses y puede abarcar los siguientes síntomas:

El episodio depresivo puede incluir estos síntomas:

Las personas con trastorno bipolar están en alto riesgo de cometer suicidio. Pueden consumir alcohol u otras sustancias en exceso, lo cual puede empeorar los síntomas y el riesgo de suicidarse.

Los trastornos alimenticios son condiciones complejas que se derivan de una combinación tanto del comportamiento como de factores biológicos, emocionales, factores psicológicos, interpersonales y sociales. Los científicos e investigadores están todavía aprendiendo sobre las causas subyacentes de estas perturbaciones en un terreno emocional y físico.

Las personas con estos trastornos suelen utilizar los alimentos y el control de los mismos para tratar de compensar sentimientos y emociones que llegan a abrumarles. Para algunos, dietas, atracones y purgas pueden representar una manera de hacer frente a emociones dolorosas y para sentir que controlan su propia vida, pero que en realidad afectan y dañan su bienestar físico, emocional, salud, autoestima y el sentido de competencia y control.

Los factores pueden incluir:

Psicológicos:

Baja autoestima
Sentimientos de desajuste o falta de control
Depresión, ansiedad, ira, soledad

Interpersonales:

Problemas de familia y relaciones personales
Dificultad para expresar emociones y sentimientos
Historial de abusos o haber sido ridiculizado por su tamaño o peso

Sociales:

Las presiones culturales que dan un valor añadido al hecho de estar delgado
Los cánones de belleza tanto para mujeres como para hombres en cuanto a pesos y formas específicas del cuerpo