Jueves, diciembre 08, 2016

SI MIRO AL CIELO Y MIRO AL MAR


Si miro al cielo y miro al mar,
si observo en mi interior,
si atento estoy, si sé escuchar,
podré sentir tu voz.
 
Si miro al cielo y miro al mar,
si observo en mi interior,
si atento estoy, si sé escuchar,
podré sentir tu voz.
 
¿Dónde está la razón?
¿Dónde está esa fuerza misteriosa
que nos da su calor?
La respuesta es: el amor.
 
Si veo a un hombre en su dolor
sabiendo sonreír,
sufriendo en él, te veo a Ti
y quiero ser mejor.
 
Si veo a un hombre en su dolor
sabiendo sonreír,
sufriendo en él, te veo a Ti
y quiero ser mejor.
 
¿Dónde está la razón?
¿Dónde está esa fuerza misteriosa
que nos da su calor?
La respuesta es: el amor.
 
Si veo la mirada azul
de un alma sin maldad,
yo sé que Tú en ella estás,
me miras Tú, Jesús.
 
Si veo la mirada azul
de un alma sin maldad,
yo sé que Tú en ella estás,
me miras Tú, Jesús.
 
¿Dónde está la razón?
¿Dónde está esa fuerza misteriosa
que nos da su calor?
La respuesta es: el amor.
 
Aquél te ofrece su cantar
y éste su dolor;
el joven su ilusión de amar
y el niño su candor.
 
Aquél te ofrece su cantar
y éste su dolor;
el joven su ilusión de amar
y el niño su candor.
 
¿Dónde está la razón?
¿Dónde está esa fuerza misteriosa
que nos da su calor?
La respuesta es: el amor.
 
Más música religiosa

Más música religiosa en inglés

Más villancicos.