Domingo, diciembre 04, 2016

SE MARCHÓ, UN DIA SE MARCHÓ


 Se marchó, se marchó,

en busca de otras tierras.
Se marchó, se marchó,
un día se marchó.

Desertó de los suyos,
de sus campos y olivos,
recorrió mil caminos;
llegó a la gran ciudad.

Encontró la extrañeza
de no tener amigos
y comenzó a pensar:

Hijos pródigos somos,
es nuestro Padre Dios;
y vamos por la vida
mendigando calor.

Se marchó, se marchó,
en busca de otras tierras.
Se marchó, se marchó,
un día se marchó.

Al caer de la tarde
un día volvió;
su Padre le esperaba
con el perdón;
le dio vestido nuevo
y una cena caliente,
y hubo fiesta entre la gente,
y otra vez pensó:

Hijos pródigos somos,
es nuestro Padre Dios;
y vamos por la vida
mendigando calor.

Se marchó, se marchó,
en busca de otras tierras.
Se marchó, se marchó,
un día se marchó.

Más música religiosa

Más música religiosa en inglés

Más villancicos.