Sábado, diciembre 10, 2016

SANTIAGO 2:20-22