Domingo, diciembre 04, 2016

SANTIAGO 1:5-8