Sábado, diciembre 03, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 31 DE ENERO

Pero hay que saber que la Iglesia es la sociedad más perfecta de todas y que, en cuanto a sociedad, no puede dejar de tener los principios esenciales o constitucionales de las demás.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)