Sábado, diciembre 10, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 30 DE DICIEMBRE

Si se quiere que prospere una planta se echa agua no a la copa sino a las raíces; así también, si queréis que prospere un pueblo no os entretengáis en las hojas; tonificad, avivad sus sentimientos religiosos.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)