Viernes, diciembre 02, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 3 DE FEBRERO

Sabemos que la tierra es un lugar de prueba y martirio: que es imposible encontrar la perfección aquí abajo: hombre perfecto, hombre sin miserias, es un milagro de Dios.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)