Jueves, diciembre 08, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 24 DE DICIEMBRE

La sangre del inocente es semilla de vida y la sangre del mártir semilla de cristianos.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)