Viernes, diciembre 02, 2016

REFLEXIÓN PARA EL 21 DE ENERO

Santa Teresa hizo grandes cosas por Dios; pero todavía fue mucho más lo que por Dios padeció. Dios, los hombres, los demonios probaron su amor y ejercitaron su paciencia. Dios con desolaciones, los hombres con sus persecuciones, y los demonios con tentaciones.

P. Julio Matovelle (Fundador de Misioneros Oblatos)