Sábado, diciembre 03, 2016

PASTORAL DE LA SALUD SAN RAFAEL ARCANGEL

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL TRÁNSITO

 MISIONEROS OBLATOS o.cc.ss

 PASTORAL DE LA SALUD SAN  RAFAEL ARCANGEL

San Rafael

Cuídame como tú quisieras ser atendido, o como lo harías con la persona más querida que tengas en el mundo.

Calle 22 C Bis No. 89 – 91

Teléfono:  2981801 

MISION

Los agentes de la pastoral de salud de la Parroquia Nuestra Nuestra Señora del Tránsito bajo la docilidad al Espíritu Santo, acogen a los enfermos brindándoles un acompañamiento prudente, sabio, fraterno misericordioso y amoroso, que les posibilite desahogar sus tristezas  e inquietudes confiadamente, para llegar a un alivio espiritual y emocional, logrando así una recuperación de la esperanza y profundización de la fe en Cristo Jesús.

“Buscad la cruz y no la encontraréis en la cumbre de las coronas, ni en los palacios; la encontraréis en el calvario (P. Matovelle)

 VISION

 A través de la experiencia misionera con los enfermos, en un año los agentes de pastoral de la salud se han compenetrado con el sentido de pertenencia al servicio de la pastoral, y han traído por medio de su testimonio de vida nuevos obreros a la mies del Señor.

 OBJETIVO GENERAL

Responder al llamado de Dios, asumiendo con fe, amor y compromiso la misión con los enfermos quienes generalmente viven situaciones de soledad y dependencia y algunos en su estado Terminal necesitan un acompañamiento más receptivo ante su actitud de desesperanza en la vida.

 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

REQUISITOS PARA PERTENECER A LA PASTORAL DE LA SALUD

  1. Tener disponibilidad y tiempo para las reuniones de la pastoral.
  2. Cumplir con las visitas designadas a los enfermos.
  3. Demostrar capacidad para la convivencia y el trabajo en equipo.

MARCO DOCTRINAL

“Ustedes no me eligieron a mí, fui yo quien os elegí! (1). Con las enseñanzas de Jesús a través de su palabra estamos llamados a fortalecer la fe de los enfermos y volvernos multiplicadores del amor de Dios.

“Hacer discípulos” (2) en nuestro diario vivir con el enfermo que visitamos, buscaremos que se formen como maestros, que sean como nosotros o mejor que nosotros; que sean como Jesús. 

 

“Ob Amorem Dei”

“Yo soy la servidora del Señor; hágase en mí lo que has dicho (3). Nuestra Madre nos fue entregada al discípulo amado al morir Jesús para tener siempre una compañía y un refugio. Y ver en ella un ejemplo de entrega,silencio. Prudencia,  acogida, humildad  servicio.

Descubrir las virtudes de María nos lleva a conocer a Dios.

  1. Juan 15, 16
  2. Hebreos 5, 11-4
  3. Lucas 1,38

Decálogo de los servidores de los enfermos.
(Aplicable a todos)

  1. Honra la dignidad y sacralidad de mi persona, imagen de Cristo, por encima de mi fragilidad y limitaciones.
  2. Sírveme con amor respetuoso y solícito: con todo tu corazón, con toda tu inteligencia, con todas tus fuerzas y con todo tu tiempo.
  3. Cuídame como tú quisieras ser atendido, o como lo harías con la persona más querida que tengas en el mundo.
  4. Sé voz de los sin voz: hazte defensor de mis derechos, para que sean reconocidos y respetados.
  5. Evita toda negligencia que pueda poner en peligro mi vida o prolongar mi enfermedad.
  6. No frustres mi esperanza con tu afán e impaciencia, con tu falta de delicadeza y competencia.
  7. Soy un todo, un ser integral: sírveme así. No me reduzcas a un número o a una historia clínica, y no te limites a una relación puramente funcional.
  8. Conserva limpios tu corazón y tu profesión: no permitas que la ambición y la sed de dinero los manchen.
  9. Preocúpate por mi pronta mejoría; no olvides que he venido al hospital para salir recuperado lo antes posible.
  10. Comparte mis angustias y sufrimientos: aunque no puedas quitarme el dolor, acompáñame. Me hace falta tu gesto humano y gratuito que me hace sentir alguien y no algo, o un caso interesante.

Y... cuando hayas hecho todo lo que tienes que hacer, cuando hayas sido todo lo que debes ser..., no olvides darme las gracias.