Misioneros Oblatos o.cc.ss
sábado, octubre 21, 2017

PARA ESTA SEMANA ENERO 30 DE 2017

PARA ESTA SEMANA ENERO 30 DE 2017

El proyecto de Jesús.
Este domingo IV del tiempo ordinario nos recuerda el proyecto de vida que nos propone Jesús y que es distinto al que se venía viviendo en el antiguo testamento y que partía de los mandamientos como norma de vida que dio identidad al pueblo judío nacido en el caminar por el desierto.

Para nosotros las bienaventuranzas recogen el Espíritu, el querer y el sentir de Jesús. Me gustaría mucho que los cristianos nos incluyéramos en las bienaventuranzas y que aceptáramos el reto que nos propone Jesús y que obviamente cambia nuestra perspectiva con respecto a ser felices o alcanzar la felicidad.

Las bienaventuranzas nos retan a ser felices importándonos los otros y viviendo cada realidad con fe, pero sobre todo con esperanza. La dignidad del ser humano no se pierde ni por pobreza, ni por lágrimas, ni por humillaciones. Ni siquiera con la muerte.

El proyecto de felicidad del que nos habla Mateo, entendiendo y resumiendo lo vivido con Jesús, es siendo pobres, humildes, limpios de corazón, misericordiosos, fuertes y comprometidos con la paz y la justicia. (Mt. 5, 1-12).

Hombres y mujeres que más allá de las normas o de las leyes se comprometen con el prójimo, con los débiles; se comprometen con la razón, con la fe y sobre todo con el corazón.

Las bienaventuranzas vienen a llenar la fe de alegría, de esperanza, de eternidad.

Las bienaventuranzas nos muestran que después de todo el único que queda es Dios. Lo único que nos queda es su amor. Por eso hay que vivir con fidelidad y entregarlo todo hasta la muerte.

Seamos felices. Seamos hombres y mujeres que llenan su fe de esperanza. Amemos sabiendo que quien nos ama ya todo se entregó y jamás nos abandonará. En nuestra fragilidad Él es la fuerza.

Llenemos la vida de alegría, de Dios, de fe y sobre todo de esperanza.

Con mi bendición:

P. Jaime Alberto Palacio González, ocd.