Jueves, diciembre 08, 2016

PACIENCIA

Paciencia

Paciencia. (Del lat. patient?a).

  1. f. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.
  2. f. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.
  3. f. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.

Cada cosa tiene su ritmo

A todos nos gustaría que las cosas siguieran el ritmo que queremos: progresar rápido en cualquier actividad, reunir fácilmente el dinero para comprar algo que nos gusta, aprender al instante a usar el trompo y el yoyó y resolver de golpe los problemas de nuestra familia. Sin embargo, cada proceso que ocurre en el mundo tiene su propio ritmo y debemos aprender a reconocerlo. Si no esperas el tiempo indicado para sacar las galletas del horno, van a quedar crudas; si no aguardas a que seque el pegamento del modelo que estás armando, se deshará en tus manos; si no te cuidas de la gripa el tiempo necesario, se convertirá en una enfermedad más delicada. ¡Las plantas no crecen porque a ti te urja!

La paciencia, en un sentido, consiste en comprender ese ritmo y aguardar, simplemente, a que los procesos se completen. En otros casos, lo que requiere de ti es que la combines con la constancia, sobre todo cuando se trata de una habilidad que quieres adquirir o de un objetivo que deseas alcanzar. Por ejemplo, aprender a nadar requiere que durante un buen número de meses entrenes frecuentemente hasta que sepas hacerlo bien. Otro valor relacionado con ella es el esfuerzo. Para conseguir objetivos importantes no basta con un instante, sino el paciente esfuerzo de muchos años.

“Tengo la paciencia de un árbol gigante.”
Batman, 1992

El valor de la paciencia

Reflexiona: La capacidad de resistir.

La paciencia también significa soportar con autodominio y serenidad las situaciones que no nos gustan. Puedes tratarse de casos muy sencillos: el radio que tus vecinos ponen a todo volumen, las clases de una materia que te choca o las dificultades para transportarte desde tu casa a la escuela por el tráfico, el calor y la incomodidad de los vehículos. Pero también te sirve para soportar situaciones mucho más difíciles: la carencia de dinero en tu hogar, la enfermedad o los pleitos de tu familia. Muchas personas reaccionan a esas circunstancias con ira o enojo, porque en realidad son débiles, se desesperan y no logran nada. Quienes son pacientes responden con calma e integridad que les permiten pensar en soluciones y tomar mejores decisiones.

No pienses que ser paciente consiste en cruzarte de brazos. Se trata, más bien, de aceptar con valor las pruebas que te pone la vida y tratar de aprovecharlas para progresar y crecer, de ver en cada obstáculo una oportunidad. El ritmo de las cosas no siempre favorece lo que nosotros queremos o planeamos. Las demás personas tienen sus propios planes y problemas y sólo en ciertos casos cooperan con los nuestros. A veces parece que hasta los objetos están contra nosotros: el plato que se rompe, las llaves que se pierden, la tele que se descompone… La paciencia nos permite soportar y, hasta donde es posible, controlar todos esos problemas. También nos ayuda para salir adelante en casos donde no queda nada por hacer, como cuando muere un ser querido. En otras palabras ¡nunca te desesperes! Resiste con calma, piensa estrategias y soluciones, ten paciencia contigo mismo y recuerda que, de esta forma, a cada minuto te estás volviendo más fuerte.

“La paciencia es el camino a la comprensión, y la comprensión es la clave de un corazón feliz.”
Friends, 1994

Mini-relato: El travieso agricultor.

Rubén era hijo de dos floricultores. Una vez los acompañó a plantar girasoles. Los padres iban por delante plantando, pero cuando avanzaban un poco, Rubén sacaba las semillas de la tierra y las guardaba. Al terminar la jornada, había retirado todas. Unos vecinos del lugar se acercaron a los padres: “Rubén fue quitando todas las semillas. Merece una paliza.” El padre respondió: “¿Qué ganamos con enojarnos? Nos dimos cuenta de que lo hacía y esperamos a que se aburriera. Pero como no se aburrió, sabemos que si tuvo paciencia para sacarlas todas, mañana tendrá paciencia para plantarlas de nuevo. Pasaremos juntos el día labrando la tierra.”

pensarProblemas para pensar.

El valor contrario a la paciencia es la impaciencia, cuando la gente se siente intranquila porque algo que espera no acaba de llegar o porque no soporta una situación. Generalmente las consecuencias son perjudiciales. Ponte en las siguientes situaciones y compara lo que ocurre si eres paciente, con lo que ocurre si eres impaciente.

Después de comparar las dos opciones (paciente / impaciente) diseña una estrategia de la paciencia para cada caso, es decir, un plan que te

permita esperar y hacer lo necesario para alcanzar tu objetivo sin desesperarte.

pacienciaLo que dice la gente

“La paciencia todo lo alcanza.”
Teresa Ávila, monja, 67 años.

“La paciencia es una virtud que tiene muy poca gente.”
Gretel Wallentin, maestra de natación, 22 años.

Paciencia

La paciencia en símbolos

No existe un símbolo especial para la paciencia, pero podemos proponer éste: una semilla que empieza a germinar y dos manos que la sostienen. Quien la puso a germinar sabe que tendrá que esperar mucho para que brote una planta, crezca y se convierta en árbol. Habrá que esperar aún más para que el árbol dé frutos. Durante toda esa espera tendrá que cuidarlo y regarlo con constancia. Otro símbolo relacionado con la paciencia es el reloj de arena que nos hace observar detalladamente cómo pasa el tiempo.

Lo que dicen los libros

“Y ahora considera la ventaja de la paciencia. Cualquier ofensa —proceda de la lengua como de la mano— que intenta herirla se despunta con el mismo golpe, como dardo arrojado contra una piedra de inalterable dureza. Su intento, pues, es inútil y todavía quizás con el golpe de retorno se hiere el mismo que arrojó la flecha. He aquí cuánta es la utilidad y la ventaja de la paciencia.”

—Tertuliano, Tratado de la paciencia, siglo II.

Un laboratorio para la paciencia

En la vida diaria tenemos que aguantar muchas situaciones comunes que a veces nos desesperan. Aprende a ver en cada una de ellas una oportunidad de poner a prueba y acrecentar tu paciencia:

Paciencia

Frases

“No hay auténtico genio sin paciencia.”
-
Louis Charles Alfred de Musset

“Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea.”
-
Benjamín Franklin

“La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.”
-
Jean Jacques Rousseau

“El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente.”
-
George Eliot

“La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia.”
-
Jean de la Fontaine

“La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.”
-
Proverbio persa

“Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.”
-
Pablo Neruda

“La paciencia es la más heroica de las virtudes, precisamente porque carece de toda apariencia de heroísmo.”
-
Giacomo Leopardi

paciencia

Fuente: www.valores.com.mx