Jueves, diciembre 08, 2016

ORACIÓN DEL POLÍTICO

ORACIÓN DEL POLÍTICO

ORACIÓN DEL POLÍTICO

 La política es el arte de administrar la ciudad. Hermosa y necesaria responsabilidad. Sin la ciencia de la administración pública el pueblo se destruye y se acaba.
En ella tiene su origen la organización y la pervivencia de una nación. Por eso, ante ti, Señor, pienso que lo que yo hago o trato de hacer es un servicio a la comunidad.
Muchos nos critican porque, lamentablemente, gran parte de los que candidatizan para los puestos públicos mienten, engañan, roban. En lugar de servir al bien común, solo buscan su lucro personal. Sus conductas equivocadas pervierten nuestro oficio.
Recuerdo ahora lo que dijiste un día a tus discípulos: “Como ustedes saben los que son considerados jefes de los pueblos, los gobiernan como si fueran sus dueños; los poderosos los oprimen con su poder. Pero entre ustedes no ha de ser así. Al contrario, el que quiera ser el más importante, que se haga el servidor de todos. Como el Hijo del Hombre que no vino para que lo sirvieran sino para servir y dar su vida en rescate por todos.” (Marcos 10, 42-45).
Yo quiero ser tu discípulo en mi tarea política. Entiendo que si quiero tenerte a ti como mi Maestro en el quehacer público, debo ser servidor de la gente, no su dueño. Me esforzaré por ganar su voto y su gratitud con mi actitud de servicio responsable y mi obsesión por el bien común.
Tu Iglesia, Señor, con la sabiduría de su larga experiencia histórica, nos señala un camino de fidelidad al Evangelio a quienes nos empeñamos en la <<cosa pública>>. Es la llamada <<Doctrina Social de la Iglesia>>. Dame, Señor, voluntad para conocerla y decisión para aplicarla en la realidad concreta de mi pueblo.
Tomado del libro Oremos viviendo el amor y la misericordia de Dios No 3