Domingo, diciembre 11, 2016

ORACIÓN DEL ESTUDIANTE

ORACIÓN DEL ESTUDIANTE

ORACIÓN DEL ESTUDIANTE

Señor, mi principal tarea es mi formación como persona. Sin embargo, me aburro.
A veces prefiero el juego, la televisión, o simplemente, la <<locha>>. Ayúdame a entender que necesito prepararme para la vida.
Si la existencia se puede comparar a un campeonato en el mundo y frente al mundo, es claro que el entrenamiento, duro y exigente, es necesario.
Renunciar al esfuerzo de la formación de mi mente, de mi voluntad, de mi corazón es negarme al futuro, negar mi realización como persona en la comunidad.
Pablo, el apóstol, dijo “En Cristo Dios nos eligió antes de la Creación del mundo para que fuésemos sus hijos adoptivos… para ser su pueblo en alabanza de su gloria” (Efesios 1, 4-5 y 12). Tú, Señor, al ponerme en el mundo, me encomendaste una misión en bien de toda la humanidad, misión que sólo yo puedo y debo realizar.
Sin mí el cosmos perdería algo de su plenitud y perfección. Ayúdame, Señor, a descubrir mi vocación como ser humano <<único e irrepetible>>.
Que al conocer las maravillas de la naturaleza y las posibilidades de la técnica y de la ciencia, reconozca tu sabiduría como Creador y tu amor como generoso Padre.
Entonces, me esforzaré, por medio del estudio y el aprendizaje, en ser instrumento apto de tu bondad en medio de mis prójimos. Colaboraré con ellos en hacer de este mundo <<un aldea>> habitable por la convivencia, la solidaridad, el respeto y la promoción de la dignidad y de los derechos y deberes de todos.
 
Tomado del libro Oremos viviendo el amor y la misericordia de Dios No 3