Misioneros Oblatos o.cc.ss
viernes, septiembre 22, 2017

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO

Primera aparición mariana aprobada en Estados Unidos

Our Lady of Good Help

En la fiesta de la Inmaculada Concepción del año 2010 se dio la aprobación diocesana oficial, por parte del obispo Ricken -después de casi dos años de investigación por tres expertos marianos- sobre las apariciones de la Virgen María a Adele Brise en 1859, leyéndose el decreto en una misa especial en el santuario de Nuestra Señora del Socorro, lugar de las apariciones: «declaro con certeza moral y de acuerdo con las normas de la Iglesia que los acontecimientos, apariciones y locuciones dadas a Adele Brise en octubre de 1859 presentan la sustancia de carácter sobrenatural, y yo por la presente apruebo estas apariciones como dignas de fe -aunque no obligatorias- para los fieles cristianos».

Corría el año 1859, un año después de lo acontecido en Lourdes (Francia), cuando en el pueblo de Champion (Wisconsin) en Estados Unidos, sucede una serie de sucesivas apariciones atribuidas a la Virgen María.

Adele Brise llegó a Estados Unidos en 1855 con sus padres y sus tres hermanos. Ella tenía 24 años. En Bélgica había querido ser religiosa, pero la pobreza e inmigración lo habían impedido. Se establecieron en Wisconsin, una zona boscosa a la que llegaban muchos pioneros belgas para las áreas rurales, pero casi sin atención religiosa, pues durante mucho tiempo hubo un solo sacerdote para medio estado.

Un día Adele vio una dama vestida con una brillantísima túnica blanca, con una corona de estrellas en la cabeza. Al cabo de unos minutos, la imagen desapareció dejando una nube blanca. Unos días después Adele acudía a misa con su hermana Isabel, recorriendo la misma ruta. Al llegar a unos árboles, volvió a ver la dama de blanco entre ellos. Pero siguió su camino, en la iglesia habló con el sacerdote, y él le dijo que si se trataba de un mensajero celestial volvería a verlo, y podría preguntarle quién era. Cuando volvían a casa por el mismo camino, la dama de blanco volvió a aparecer y le dio a Adele un mensaje muy especial.

No pidió que se construyera una iglesia en aquel lugar, ni llamó a la conversión, solo le pidió a la joven Adele Brise lo siguiente: «reúne a los niños de este país y enséñales lo que deben saber para la salvación». Y más concreto aún: «enséñales con sus catecismos, cómo hacer la señal de la Cruz y cómo acercarse a los sacramentos; eso es lo que deseo que hagas. Vete y no tengas miedo, yo te ayudaré».

Su padre construyó una pequeña capilla en el lugar de la aparición a la que empezaron a acudir muchas personas en peregrinación. Adele tenía 28 años y recorría las casas y caminos poniendo en práctica el mensaje de la “Señora” con los emigrantes franco-hablantes y animando a los niños a conocer el catecismo.

En 1865, el capellán de la colonia belga, convencido por sus palabras, le animó a crear una escuela. Un grupo de mujeres se le unieron y abrieron un colegio gratuito para niños pobres de emigrantes. Adele enseñaba el catecismo, y otras compañeras diversas materias. Formaron una comunidad de terciarias franciscanas, con hábito, pero sin ingresar plenamente en la vida religiosa.

Lo trascendente de este reconocimiento a la aparición de la Virgen María en un estado estadounidense estriba en que es la primera aparición que acontece en ese país y se comprueba su autenticidad.

Sitio oficial: http://www.shrineofourladyofgoodhelp.com/

Fuente: http://es.catholic.net/

ADVOCACIONES MARIANAS

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO