Misioneros Oblatos o.cc.ss
Lunes, Mayo 29, 2017

NUESTRA SEÑORA DE SAN SEBASTIÁN DE GARABANDAL

NUESTRA SEÑORA DE SAN SEBASTIÁN DE GARABANDAL

NUESTRA SEÑORA DE SAN SEBASTIÁN DE GARABANDAL

El 18 de junio de 1961 tuvo lugar la primera Aparición de San Miguel en Garabandal, pueblo de la Comunidad de Cantabria, de nombre completo San Sebastián de Garabandal, situado a los pies de la histórica Peña Sagra y en las estribaciones de los Picos de Europa. San Miguel se apareció varios días a las cuatro niñas con el fin de prepararlas para la venida de la Virgen María en la tarde del domingo 2 de julio de 1961.

Historia de las Apariciones

Las cuatro niñas, Conchita, Mari Loli, Jacinta y María Cruz viven con la Virgen María una vida familiar y cariñosa, de Ella aprendieron enseñanzas y vivencias que les mostraban como vivir familiarmente con Dios en la vida diaria y también conocieron mensajes y profecías, muchos de carácter privado, otros muchos de gran importancia para la Iglesia y la humanidad entera.

Estas Apariciones tuvieron lugar desde el año 1961 hasta 1965 siendo especialmente numerosas las Apariciones de la Virgen en los dos primeros años pero su importancia se debe a que se acercan los principales acontecimientos anunciados por la Virgen y del mismo modo que todo lo que la Virgen dijo entonces se cumplió también los sucesos que vienen se han de cumplir.

El sacerdote jesuita Padre Luis María Andreu fue el primer sacerdote que vio a la Virgen de Garabandal al mismo tiempo que la veían las niñas, también vio el Milagro que viene. El día que tuvo la dicha de ver a la Virgen y el Milagro, la Virgen le dijo que pronto estaría con Ella en el Cielo y cuando bajó del pueblo dijo al párroco D. Valentín “Lo que las niñas dicen es verdad”, durante el viaje de vuelta dijo “Para mí ya no hay duda de que lo que dicen las niñas es verdad, qué gracia más grande me ha dado la Virgen, qué Madre más buena tenemos en el Cielo, hoy es el día más feliz de mi vida”, murió poco después de felicidad y sin dolor alguno.

Los hechos sucedieron así:

El 8 de agosto de 1961, el Padre Luis María Andreu, acompañado de unas veinte personas de Aguilar de Campoo, llegó a San Sebastián de Garabandal. El párroco, Don Valentín Marichalar, tuvo que ausentarse ese día a Torrelavega, y le pidió al Padre Luis que, mientras él estuviese fuera, hiciese las veces de párroco. La Misa que celebró ese día el Padre Luis fue con un fervor muy especial, la gente del pueblo lo comentaba. Ese día memorable también estuvieron presentes el Padre Antonio Royo Marín O.P., D. Andrés Pardo, seminarista, y D. Rafael Fontaneda.

Esa tarde, como todas las tardes en San Sebastián de Garabandal, se rezó el rosario en la Iglesia y poco después las niñas videntes cayeron en éxtasis. Al salir del templo se detuvieron y rezaron en distintos lugares, tal y como lo habían hecho antes en otras ocasiones. Cuando llegaron al sitio en que se esperaba que terminase la aparición, las videntes, inesperadamente, subieron por una ladera de mucha pendiente que conduce a un pequeño Pinar, en un cerro sobre la aldea. Es precisamente en estos pinos donde tendrá lugar el gran Milagro que se ha profetizado, que dejará una Señal sobrenatural, permanente y visible, y donde se construirá una capilla en honor de San Miguel Arcángel, según se indicó en una aparición el 16 de julio de 1961.

Era un martes, sobre las diez de la noche y el Padre Luis se encontraba entre la muchedumbre que seguía a las videntes. Tan pronto como las niñas llegaron al Pinar, Loli habló de la capilla que habría de construirse en honor de San Miguel Arcángel, Protector del Pueblo de Dios, de la Iglesia Universal. Se arrodillaron, cantaron un cántico en honor de San Miguel.

Durante el diálogo entre las niñas y Nuestra Señora, Conchita de nuevo volvió a pedirle una prueba, como había hecho antes esa misma tarde, y dijo: "como no dimos ninguna prueba la gente no cree". El Padre Luis, que había estado observando a las niñas con mucha atención "se sintió repentinamente invadido de una honda emoción y dijo cuatro veces y con voz muy alta. "¡MILAGRO!".

El Padre Luis estaba con las cuatro niñas que se habían arrodillado en éxtasis. Gotas de sudor le caían por la frente. La Virgen le miraba y le dijo: "Muy pronto estarás conmigo".

Las niñas dijeron, "vimos al Padre Luis, y la Santísima Virgen nos dijo que el Padre Luis también la veía a Ella y que veía el Milagro". En esa misma noche, ya de camino de vuelta, la Virgen se lo llevó al Cielo, murió de felicidad y sin dolor alguno.

La curación de María del Carmen Mendiolea de una eritremia, en fase de cáncer terminal, da lugar a una declaración de su esposo el doctor Álvarez, del hospital de Valdecilla (Santander), de la veracidad del milagro, después de los infatigables e infructuosos intentos del personal médico por curarla, apenas le quedaban unas horas de vida. Su esposo el Dr. Álvarez subió a Garabandal a pedir este milagro y allá mismo, por inspiración de la Virgen, dijo que Menchu, su esposa, estaba curada. Bajó del pueblo y a partir de esa hora su esposa curó rápidamente.

La tercera parte del mensaje de Fátima no se dio a conocer en 1960, tal como Lucia lo pidió de parte de la Virgen y por esto la misma Virgen María pidió a Dios venir a Garabandal en el año siguiente 1961 a decirnos sus Mensajes. Como remedio para convertir al Mundo Dios nos envía a su propia Madre, ya que el Corazón de Jesús y el Corazón Inmaculado de María finalmente convertirán al mundo entero. Una gran purificación universal, de origen Divino, precede esta conversión.

La Virgen anuncia en Garabandal un gran Milagro para ayudar al mundo a convertirse ya que en otro caso el mundo se verá envuelto en una horrible desolación. Será un jueves, coincidiendo con un gran acontecimiento para la Iglesia. El Aviso viene poco antes del Milagro para purificarnos, viene directamente de DIOS, todo el mundo lo verá desde donde esté, es muy impresionante, nos hará ver el estado de nuestra conciencia, es una preparación para el milagro, las circunstancias del mundo serán difíciles en esas fechas. Si el mundo no cambia, viene un Castigo horrible.

El Castigo es tan horrible que no se puede describir, se debe a que DIOS, si no escuchamos a su Madre, permitirá una gran tribulación, los que sobrevivan vivirán para Dios ya que parecerá que el mundo es un desierto. Después habrá una gran PAZ y el mundo entero se convertirá. La Iglesia y el mundo entero cambiarán tanto que no lo podemos imaginar.

Entre los testimonios conocidos, son de resaltar los del Papa Pablo VI, los del Papa Juan Pablo II, los de eminentes médicos, sacerdotes y gentes de todo el mundo entre los que resaltan el santo sacerdote estigmatizado Capuchino Padre Pío de Pietrelcina, que vio y habló con la Virgen de Garabandal desde su celda, los del Dr. Ortiz, el Dr. Puncernau, el Dr. Morales, la Madre Teresa de Calcuta, el P. Royo Marín, el Padre Rodrigo, el Dr. Domínguez, ... se necesitan muchos libros para relatar todos los testimonios de los sucesos.

El Padre Lucio Rodrigo Llanos S.J. que fue rector emérito de la Universidad Pontificia de Comillas, en un cuaderno de anotaciones escribió que la Virgen dijo a Conchita que un Papa visitaría Tierra Santa, que un Papa visitaría Fátima y que un Papa visitaría Garabandal. Ya se han cumplido Tierra Santa y Fátima y a su hora también será Garabandal. El Padre Rodrigo dijo que recibió una prueba personal inequívoca de la autenticidad de las Apariciones de la Virgen María en Garabandal.

D. Valentín Marichalar que fue párroco de Cosío y Garabandal durante las Apariciones dijo que él no creía al principio pero que después creyó en las Apariciones porque recibió una prueba personal e inequívoca que él mismo había pedido a la Santísima Virgen María.

Monseñor Joao Pereira Venancio que fue Obispo de Leiría-Fátima dijo que “el Mensaje dado por la Santísima Virgen María en Garabandal es el mismo que antes dio en Fátima, adaptado a nuestro tiempo. La Bendita Virgen no pudo decir en Fátima en 1917 sobre la crisis del sacerdocio y la crisis doctrinal, especialmente la Eucaristía, porque no existían tales crisis en ese entonces, por ello lo dijo luego claramente en Garabandal”.

Dice Monseñor Venancio “Es Garabandal extraordinario en sus perfiles proféticos, porque es la primera vez que un Milagro coincidirá con un gran evento en la Iglesia, lo cual tendrá como consecuencia que el carácter profético de Garabandal sea inmenso”.

D. Juan Antonio del Val que fue Obispo de Santander desde diciembre de 1971 durante veinte años, fue testigo personal y miembro de la Comisión investigadora de los sucesos de Garabandal. Monseñor del Val dijo en 1988 ante las cámaras de la televisión cántabra: “Estoy abierto a toda información, a toda consideración sobre Garabandal, y en este sentido quiero continuar; lo que he hecho ahora es autorizar a los Sacerdotes para que suban a Garabandal y celebren allí la Eucaristía, anteriormente prohibido por las notas que dieron mis antecesores”.

D. Juan Antonio del Val promovió un estudio para que se examinaran con mayor profundidad los sucesos de Garabandal. Este estudio fue enviado a la Congregación para la doctrina de la Fe.

El 30 de Mayo de 1983 el Doctor Luis Morales Noriega, señalado por el Obispo Administrador Apostólico D. Doroteo Fernández como médico principal en la Comisión investigadora de las Apariciones, se retractó de su anterior opinión negativa y reconoció la autenticidad de las Apariciones de la Virgen María en Garabandal durante una conferencia que dio en el Ateneo de Santander con una gran afluencia de público y con permiso del Obispo de Santander.

Anteriormente el Dr. Morales había vivido en el hospital de Valdecilla en Santander unos sucesos que le conmovieron profundamente: la enfermedad de su esposa de un cáncer en que, después de muchos dolores, durante el último mes de vida recuperó la paz interior por medio de un Crucifijo besado por la Santísima Virgen en Garabandal, recibió los Santos Sacramentos y murió con una gran paz.

Este crucifijo había sido entregado por la Sra. María Herrero a D. Antonio Francisco Bonín Cavero que también estaba enfermo de un cáncer terminal al mismo tiempo que la esposa del Dr. Morales. Cuando todo ya estaba en un proceso terminal para Antonio, el médico que hacía las últimas pruebas exclamó “lo que está sucediendo a Antonio es un milagro”. En efecto, Antonio fue curado milagrosamente y poco después ya estaba de vuelta en su casa. Ambos sucesos conmovieron profundamente al Dr. Morales, que fue testigo de ellos. Una vez más se cumplían las palabras de la Virgen: por los besos que he dado “Mi Hijo, hará prodigios”.

El Cardenal Ottaviani pro-prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en tiempos de las Apariciones, dijo a la vidente Jacinta González que él creía en las Apariciones de Garabandal pero que había que tener mucha paciencia y rezar mucho. De la misma Congregación, monseñor Philippi declaró que “el hecho de que el Padre Pío, reconocido por su virtud, sabiduría y adhesión a la Santa Sede, apruebe estas Apariciones y aliente a las cuatro videntes a propagar el Mensaje de la Santísima Virgen, es una gran prueba de la veracidad de las Apariciones de la Virgen María en Garabandal”.

El Santo Sacerdote estigmatizado Padre Pío de Pietrelcina escribió en 1962 una carta a las niñas videntes de Garabandal donde les dice:

Queridas Niñas:

A las nueve de esta mañana la Santa Virgen María me ha hablado de vosotras, queridas niñas, de vuestras visiones y me ha dicho:
“Benditas niñas de San Sebastián de Garabandal yo os prometo que estaré con vosotras hasta el fin de vuestra vida y vosotras estaréis conmigo hasta el fin del mundo y luego en el gozo del paraíso”.

Con la presente os remito una copia del Santo Rosario de Fátima que la Santísima Virgen me ha ordenado de enviaros. Este Rosario ha sido dictado por la Santísima Virgen y quiere que sea propagado para la salvación de los pecadores y para la preservación de la humanidad de los peores castigos con que el buen Dios está amenazando.

Una sola es la recomendación: Rezad y haced rezar, porque el mundo está en el camino de la perdición. No creen en vosotras ni en vuestros coloquios con la blanca Señora pero creerán cuando sea demasiado tarde.

El Papa Juan Pablo II pidió a su secretario personal, Monseñor Stanislaw Dziwisz, de escribir a D. Albrecht Weber, autor del libro alemán sobre Garabandal, donde le dice "Que Dios te recompense por todo. Especialmente por el profundo amor con que estás dando a conocer los sucesos relacionados con Garabandal. Que el Mensaje de la Madre de Dios sea acogido en los corazones antes de que sea demasiado tarde. Como expresión de gozo y gratitud el Santo Padre te da su Bendición Apostólica."  El Papa Juan Pablo II añadió un saludo personal con su letra y firma.

Como dijo Benjamín Gómez, después de salir de su lecho de muerte, la Virgen lo curó al instante y se le apareció a los pies de su cama, no sabía explicar las maravillas que sintió y dijo "el Cielo y la tierra nada, nada, tienen que ver lo uno con lo otro", refiriéndose a que con ninguna cosa humana o imaginable podía explicar lo que vivió. Se convirtió, vivió en Gracia de Dios, dio a conocer a muchos las Apariciones y años después la Virgen se lo llevó al Cielo.

Lo más importante de estas Apariciones es cumplir y dar a conocer al mundo los mensajes que la Virgen María dio para que el Mundo entero se convierta. La Virgen dijo a Conchita: "No te preocupes, mi Hijo hará todo", porque todo lo que viene no es obra humana sino de Dios.

Mensajes de Nuestra Señora del Carmen en San Sebastián de Garabandal.

Primer Mensaje:

18 de Octubre de 1961.

Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia.

Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia.

Pero antes tenemos que ser muy buenos.

Si no lo hacemos nos vendrá un castigo.

Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande.

Segundo Mensaje:

18 de junio de 1965.

La Virgen dijo "Me da mucha pena decíroslo yo, pero os lo tengo que decir para vuestro bien"

El mensaje que la Santísima Virgen ha dado al mundo por la intercesión de San Miguel.

El Ángel ha dicho:

Como no se ha cumplido y no se ha dado mucho a conocer mi mensaje del 18 de octubre, os diré que este es el último.

Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando.

Los Sacerdotes, Obispos y Cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas más almas.

A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia.

Debéis evitar la ira del Buen Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos.

Si le pedís perdón con alma sincera Él os perdonará.

Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis.

Ya estáis en los últimos avisos.

Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación.

Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos.

Debéis sacrificaros más, pensad en la Pasión de Jesús.

Principales profecías, respuestas a temas relevantes relacionados con las Apariciones de la Virgen María en Garabandal.

Las Apariciones de Garabandal tienen relación directa con los principales acontecimientos de la Iglesia y el Mensaje de Fátima.

El aviso.

El mundo no está preparado para recibir una gracia tan grande como el Milagro, por esta causa Dios va a enviar el Aviso a todos y cada uno de nosotros para prepararnos. Será como una revelación de nuestra conciencia, conoceremos el estado de nuestra vida ante Dios, y no habrá duda alguna de que viene directamente de Dios. Por un corto tiempo el mundo quedará paralizado y ningún motor o máquina funcionará.

Es muy impresionante, como una advertencia del castigo que viene si no cambiamos. No es efecto de nada humano sino que será un acontecimiento que se verá en el firmamento y al mismo tiempo sucederá en nuestra alma y nos revelará el estado de nuestra alma ante Dios, al final nos invadirá un estado de felicidad al saber lo mucho que Dios nos ama. Todo el mundo lo vivirá desde donde esté. No se morirá por causa del Aviso. Cuando esto suceda el Milagro está próximo.

El milagro.

La Virgen dijo que antes del día del Milagro mucha gente habrá dejado de creer en las Apariciones de Garabandal, por lo que será de gran alegría la vuelta a la Fe que tendrá lugar cuando llegue el Aviso y el Milagro.

Después del Aviso viene un gran Milagro. Será anunciado ocho días antes por Conchita por mandato de la Virgen. Viene directamente de Dios. Será un Jueves, coincidirá con un gran acontecimiento de la Iglesia, se verá en todos los sitios desde donde se puede ver el pueblo de Garabandal.

Los pecadores se convertirán y los enfermos sanarán, los que en ese día suban a Garabandal. Es el mayor Milagro que Dios ha hecho, después de La Eucaristía, viene para ayudar al mundo a convertirse, una gran manifestación de lo mucho que Dios nos ama.

El Papa lo verá desde donde esté. Quedará una señal permanente en los pinos, que será una señal visible del Amor de Dios. Es como una última gran ayuda antes de la purificación universal, ya que si el mundo con esto no cambia Dios permitirá una gran tribulación, el Castigo. La Virgen pidió a Dios venir acá a Garabandal como último remedio para evitar o atenuar el Castigo.

La señal.

Acontecimiento propio del Fin de los Tiempos. La Virgen dijo que después del Milagro quedará una señal permanente en los Pinos como prueba del Amor inmenso de Dios hacia la Humanidad. Se podrá ver, fotografiar, filmar, pero su sustancia es de naturaleza desconocida ya que es Obra de solo Dios.

El hecho trascendente es que esta señal, al modo de la que guió al pueblo judío por el desierto, significa que también los Cristianos del Fin de los tiempos tendrán el auxilio Divino hasta el Fin del mundo. Uno de los hechos más notables será la unión de las Iglesias, así lo dijo la Virgen en Garabandal.

Después de la gran purificación se cumplirán las profecías tales como la predicación universal del Evangelio y la conversión del Pueblo Judío. Una gran paz reinará por un tiempo sobre toda la tierra. La Iglesia y el mundo cambiarán tanto respecto a como lo conocemos ahora que no lo podemos imaginar. Esto es el preludio de los tiempos escatológicos.

Los objetos besados por la Virgen

La Virgen ha besado muchos objetos religiosos como crucifijos, estampas, medallas, misales, que tienen especial importancia ya que la Virgen dijo que los que los lleven con devoción pasarán su purgatorio sobre la tierra, y también dijo la Virgen "Mi Hijo, por medio de estos objetos besados, hará Milagros".

Esta es la causa por la que las numerosas hojas de los misales hoy se pueden ver en pequeños trozos adosados a medallas que tantos milagros y curaciones están haciendo por el mundo entero, estos objetos tienen gran importancia también con relación a los tiempos escatológicos que se avecinan.

Muchas almas que han creído en esta promesa ya han pasado su purgatorio en esta vida y después de la muerte la Virgen se los ha llevado dulcemente con Ella al Cielo.

La Virgen pidió a Dios venir a Garabandal

En los años sesenta se cumplían las fechas en que la Virgen pidió en Fátima que se diese a conocer la tercera parte del llamado secreto de Fátima.

Una falsa prudencia impidió que esta tercera parte del secreto se diese a conocer, ya que en él se habla de graves sucesos que preceden la renovación de la Iglesia y el Mundo. Por esto la Virgen pidió a Dios venir a Garabandal, obteniendo de Dios el aplazamiento de los acontecimientos y al mismo tiempo dos grandes gracias que tan solo nuestra Madre la Virgen María nos podría conseguir EL AVISO, y EL MILAGRO, a fin de que el mundo fuese consciente de lo que viene.

La Iglesia no se comprometió oficialmente con estas Apariciones, esta postura, en su día, cambiará radicalmente, y también se cumplirá lo que dijo la Virgen, que un Papa visitará Garabandal.

El Papa, los Sacerdotes, Religiosos y Fieles

Ha habido cierta polémica, sobre todo por el contenido del Segundo Mensaje, de la actitud de la Virgen respecto a los Sacerdotes y la Jerarquía en general. Lo cierto es que Garabandal es la exaltación del Sacerdocio, la Eucaristía, la Vida Religiosa y la ternura de una Madre para con todos sus Hijos y Fieles, creyentes o no.

Medítese el contenido de alguna de estas frases que dijo a las niñas

Si vieseis a un Sacerdote y a un Ángel, saludarías primero al Sacerdote. La Virgen se alegraba mucho cuando algún Sacerdote subía a Garabandal.

Obedeced al Obispo antes que a Mí. Así sucede que Conchita pide permiso al Obispo de Santander para hacer declaraciones.

La Virgen tenía especial atención para los Sacerdotes y aunque viniesen de paisano las Niñas por medio de la Virgen lo sabían y acudían a ellos.

Esto mismo sucedía también con los religiosos, religiosas y los fieles en general, todo el mundo es testigo de los prodigios que a diario sucedían, ya que eran muchos los objetos religiosos que la Virgen besaba y las peticiones atendidas individualmente, y las niñas, que recibían esta multitud de objetos sin saber a quién pertenecían, los devolvían a sus dueños uno a uno, en éxtasis, guiados por la misma Virgen.

La Virgen decía "también los pecadores son mis Hijos" atendía a todos y cada uno de los que sinceramente la invocaban, como siempre lo hace.

El Papa Pablo VI tras conocer detalladamente los hechos dio su aprobación a los que subían a estas Apariciones, anulando por decreto anteriores prohibiciones.

La Virgen dijo que el Papa verá el Milagro que viene desde donde esté. También dijo la Virgen que un Papa visitaría Tierra Santa, que un Papa visitaría Fátima y que un Papa visitaría Garabandal. En aquellas fechas los Papas en pocas ocasiones salían de Roma y actualmente ya se han cumplido Tierra Santa y Fátima y siempre se ha cumplido lo anunciado por la Virgen, es claro que a su hora un Papa visitará Garabandal.

Son muchos los Sacerdotes, Obispos y Cardenales que creen en Garabandal, y son muchos los frutos con que Dios bendice las obras que se hacen por Amor a su Madre, en especial los que guardan relación con estas Apariciones.

Gladys, esposa del Dr. Domínguez, fundó una asociación, con el Obispo Francisco Garmendia como director, que tiene la aprobación de los Obispos, y el Papa y se llama "Esclavos Carmelitas Penitentes por los Sacerdotes", con el carisma de San Luis María Grignon de Montfort como guía.

Gladys, a la vista de lo que dijo Conchita, que en sus Apariciones, la Virgen María le pedía rezar por los Sacerdotes, tuvo una inspiración de buscar madrinas entre religiosas y laicos que ofreciesen oraciones y sacrificios por los sacerdotes.

Ella pensó que solo lograría incluir en esta asociación algunos Sacerdotes, pero allá estaba la mano de Dios, y a finales de 1981 ya tenía más de cinco mil Sacerdotes, incluidos los Obispos, veinticinco Cardenales y el Papa, tanto Pablo VI como Juan Pablo II y tan solo en España más de cuatro mil religiosas madrinas, aunque las normas no permiten que existan cartas ni conocimiento real de quien es la madrina de cada sacerdote.

Actualmente son doce mil quinientos, los sacerdotes inscritos en la asociación, entre ellos hay trescientos obispos, doscientos cardenales, y los últimos Papas. Hay doce mil quinientos padrinos y madrinas, entre ellos siete mil monjas, hermanos y seminaristas, lo que hace un total de veinticinco mil miembros.

Siguiendo la espiritualidad de la Esclavitud Mariana todos ellos, Sacerdotes y Madrinas se consagran a María en Esclavitud de Amor y se siguen las más hermosas enseñanzas de la Virgen en Garabandal, incluidas la Obediencia al Obispo y al Papa.

Si a esto unimos la gran Obra del P. Gobbi, de inspiración Mariana, reflejada en sus escritos "A los Sacerdotes, Hijos predilectos de María" y a la que también se han adherido muchos Cardenales, Obispos y Sacerdotes se ve claro que toda obra que lleva el espíritu que nuestra Madre María nos enseñó en Garabandal lleva también los frutos con que Dios bendice a quienes escuchan a la Virgen María en sus Apariciones y que tanto bien están haciendo a las almas de los fieles.

Para el Obispo Garmendia y otros muchos Obispos y Sacerdotes, las Apariciones de Garabandal son de origen sobrenatural y de la máxima importancia, sometiendo todo su criterio a la decisión última que en su día dará la Iglesia, ya que en el caso de Apariciones proféticas, con profecías ya cumplidas y otras en espera de su cumplimiento, según el Concilio de Letrán, el Papa es el único juez.

Las fechas del Aviso y el Milagro.

Todo el mundo se pregunta cuando viene el Aviso y el Milagro. Lo cierto es que solo Conchita conoce la fecha del Milagro, ya que la Virgen le dijo que será un jueves y le dijo también el día, el mes y el año para que lo anunciase al mundo ocho días antes.

Sobre esto ha habido confusión ya que se ha dicho que más gente sabe por ella la fecha del Milagro, pero no es así, lo más que ella ha dado conocer privadamente son circunstancias del día del Milagro, como el acontecimiento muy importante para la Iglesia que coincidirá con la fecha del Milagro y que el Papa verá el Milagro desde donde esté.

Todo lo que oigas sobre fechas que se vienen dando no son ciertas. La Virgen dijo que habrá permiso oficial para que los Sacerdotes, Religiosos y Religiosas suban a Garabandal, un tiempo antes del gran día del Milagro.

La Virgen María dijo que, antes del Milagro, el Obispo que esté en Santander, recibirá una prueba personal para que dé permiso Oficial a los Sacerdotes de subir y en esas fechas se retirarán todas las notas negativas. Urge mucho que se haga la Oración y Penitencia que tanto nos pide la Virgen María en sus Mensajes.

El santo sacerdote estigmatizado Padre Pío de Pietrelcina conocía personalmente las Apariciones de Garabandal de sus conversaciones personales con la Virgen María y escribió en vida a Conchita diciéndole entre otras cosas "no creerán en vuestras Apariciones y cuando crean será demasiado tarde".

Ya en 1965 el Arcángel San Miguel dijo "la Copa está ya rebosando", por los pecados del mundo, señal apocalíptica que hizo decir a la Virgen que "no esperamos el Castigo, pero sin esperarlo vendrá si no se deja de ofender a Dios", y para evitarlo, Dios nos enviará el Aviso y el Milagro.

El Aviso viene para purificarnos y prepararnos para el día del Milagro, como decía la Virgen María "a los buenos para acercarlos más a Dios, a los malos para advertirles que ya viene el Fin de los Tiempos" y como advertencia de los terribles sucesos que se avecinan para el mundo, especialmente si después del Milagro el mundo no cambia y que las niñas videntes lo vieron en la inolvidable "noche de los gritos".

El Milagro viene para ayudar al mundo a convertirse ya que ante Dios y Nuestra Madre María nunca es tarde para rectificar, pero si el mundo con esto no cambia, una purificación universal de Origen divino vendrá sobre la tierra, el Castigo.

Conchita dijo que los que queden vivirán para Dios. También dijo la Virgen que poco antes del Milagro muy poca gente creerá en Garabandal y también dijo que el Milagro viene para convertir el mundo entero.

Hay otros signos que la Virgen anunció, uno es que el Milagro coincidirá con un acontecimiento muy importante para la Iglesia, y también la Virgen dijo que vendrá el feliz día en que las Iglesias se unirán, como por contraste hay alusiones a divisiones importantes dentro de la Iglesia. De todos modos es importante que la auténtica Iglesia sea renovada, fiel al Evangelio en vida y obras.

También hay muchas anécdotas personales, como es el caso de Joey Lomangino, el Ciego que dirige uno de los centros de Garabandal en América, a quien la Virgen prometió en los años de las Apariciones que recuperaría su vista el día del Milagro, lo primero que verá con sus nuevos ojos, y como prueba viviente, en su visita al Padre Pío, le devolvió el olfato.

Había perdido los globos oculares y el nervio olfativo en un accidente. Sigue siendo un enigma para los médicos ya que varios de ellos lo examinaron y no tiene el nervio olfativo y sin embargo su olfato es perfecto.

Decreto del Papa Pablo VI sobre Apariciones.

El Vaticano y las Apariciones de Garabandal.

En una hoja de la "Legión Blanca" con el imprimátur del Obispo de Tacna en Perú D. Alfonso Zaplana Belliza, el Padre Javier Escalada dice que el Papa Pablo VI dijo lo siguiente sobre las Apariciones de la Virgen en Garabandal: "Es la historia más hermosa de la humanidad desde el Nacimiento de Cristo. Es como la segunda Vida de la Santísima Virgen en la tierra y no hay palabras para agradecerlo."

En una carta de Monseñor Manuel Pío López, Arzobispo de Jalapa, al Padre Gustavo Morelos con fecha de 8 de Julio de 1966 dice: "teniendo en cuenta las indicaciones de la Santa Sede y del Excelentísimo Ordinario de Santander - España - así como lo prescrito por el Código de Derecho Canónico, aprobamos la publicación del Mensaje de la Santísima Virgen en San Sebastián de Garabandal”.

D. Doroteo Fernández, Obispo de Santander durante las Apariciones, finalmente creyó en Garabandal en contra de la opinión de la comisión, además el Dr. Morales, jefe de dicha comisión, años después creyó en las Apariciones como así lo declaró en conferencia pública.

En Enero del 12 a 19 de 1966, Conchita, la vidente de las principales profecías y mensajes, es convocada a Roma por el pro-prefecto de la Sagrada Congregación para la doctrina de la Fe, Cardenal Ottaviani. Fue interrogada durante dos horas por el mismo Cardenal y otros miembros de la Sagrada Congregación.

El Cardenal Ottaviani quedó muy satisfecho y Conchita pide ver al Papa. En el encuentro con el Papa este le dijo "Conchita, Yo te bendigo y conmigo te bendice toda la Iglesia".

Su Santidad el Papa Pablo VI concedió la Bendición Apostólica a la Obra de difusión de los Mensajes de Garabandal el 12 de junio de 1967.

En una Audiencia dada al jesuita Padre Javier Escalada, decía este al Papa que "había mucha oposición a creer en las Apariciones de Garabandal", el Papa le corta y dice:

"No importa, diga a esas gentes que es el Papa quién desea se hagan públicos esos Mensajes y a la mayor urgencia”.

Circunstancias que dieron lugar al decreto del Papa Pablo VI sobre las Apariciones de La Santísima Virgen María en San Sebastián de Garabandal.

Estando Conchita en casa del Señor Emilio del Valle, el Obispo de León le dijo de escribir un diario. Así lo hizo y este diario es el que se ha hecho público.

Además de este diario, escribió otro privado suyo en un tiempo de felices recuerdos y un tercero para Madre Nieves, este último lo escribió en una época de oscuridad y dudas, y en esas fechas estaba en un colegio de hermanas religiosas Concepcionistas. Este tiempo de noche oscura, que tanto la hizo sufrir, terminó un tiempo después. El diario privado de Conchita fue leído por su confesor, el santo Padre Nieto, que residía en la Universidad Pontificia de Comillas.

A 19 de Agosto de 1965 ya el Papa Pablo VI había leído el libro "La Estrella en la Montaña" sobre las Apariciones de Garabandal y las circulares del Dr. Bonance y también había leído el Diario de Conchita, una de las cuatro videntes de Garabandal.

La supresión de audiencias unas semanas antes se debió a que se retiró a leer, estudiar y meditar sobre esta documentación, que también estaba en manos del Santo Oficio. El Vaticano seguía atentamente y favorablemente los acontecimientos de Garabandal.

Debido a que llegaban a Roma muchas informaciones mal intencionadas y tendenciosamente equivocadas y por otro lado solicitando incluso un decreto para que se prohibiese a los Sacerdotes, Religiosos y Fieles subir a Garabandal, el Papa Pablo VI dio un decreto el 14 de octubre de 1966 sobre las Apariciones para toda la Iglesia.

Decreto del Papa Pablo VI sobre las Apariciones.

El Canon 1399 prohibía por derecho la publicación de ciertos libros tales como aquellos que tratan de revelaciones, visiones, profecías y milagros.

Este Canon ha sido derogado. Esto significa que en lo que se refiere a estas publicaciones se levanta la prohibición en cuanto a ser sujeto de ley eclesiástica.

Esto significa que de aquí en adelante se permite a los Católicos, sin necesidad de Imprimatur o de Nihil Obstat o cualquier otro permiso, publicar sucesos de revelaciones, visiones, profecías y milagros. Por supuesto estas publicaciones no deben poner en peligro la FE y la MORAL; esta es la regla general que cada Católico debe seguir en todas sus acciones, aun periodistas, especialmente periodistas.

De aquí que no hay ninguna prohibición relativa a Apariciones, sean ellas reconocidas o no por la Autoridad Eclesiástica.

Por la misma razón se permite a los Católicos frecuentar lugares de Apariciones, aún aquellas no reconocidas por los Ordinarios de la Diócesis o por el Santo Padre; supuesto que los Católicos visitantes que frecuenten estos lugares deben respetar la FE y la MORAL. Sin embargo ellos no son sujeto de ninguna disciplina eclesiástica, ni aun en su Oración pública. Se requiere permiso tan solo para la celebración de la Santa Misa o cualquier otro servicio religioso.

El Canon 2318 disponía penas contra los que violasen las leyes de censura y prohibición. Este Canon ha sido derogado a partir de 1966.

Nadie puede incurrir en censura eclesiástica por frecuentar lugares de apariciones, aun aquellas no reconocidas por los Ordinarios de la Diócesis o por el Santo Padre.

También aquellos que hubieran incurrido en las prohibiciones tratadas en el Canon 2318 serán igualmente absueltos por el mismo hecho de la abrogación de este canon.

Alfredo Cardenal Ottaviani, Pro-Prefecto.

P. Parente, Secretario.

Aprobado por SS. El Papa Pablo VI el 14 de Octubre de 1966, publicado el 15 de Noviembre y en A.A.S. 58/16 a 29 de diciembre 1966, en vigor desde el 29 de Marzo de 1967, a los tres meses de su publicación.

Su Santidad Juan Pablo II aprueba las decisiones de sus predecesores y con su propio ejemplo de Visitar y Orar en los lugares aprobados por la Iglesia donde nuestra Madre la Virgen María se ha aparecido y en los que por su mediación se obtienen tantas gracias para las almas, salud para todas las enfermedades y sentirse amados por Dios nuestro Padre que es el destino eterno de nuestras vidas.

Garabandal, conocido en los cinco continentes

Gentes de todo el mundo están dando a conocer las Apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabandal, especialmente los numerosos centros de Garabandal que existen en los cinco continentes.

También los medios informativos, prensa, radio y televisión, entre los que merece especial mención el programa de la BBC sobre Garabandal que fue premiado en el Reino Unido.

Ante la importancia de los hechos, únicos en el mundo, un equipo dirigido por Bill Nicholson propuso a Conchita realizar esta película y Conchita obtuvo el permiso del Obispo de Santander D. Juan Antonio del Val. La Madre Teresa de Calcuta, por su especial amistad con Conchita, intervino en esta petición.

El equipo de Nicholson filmó un historial sobre las Apariciones de Garabandal centrado en una entrevista personal a Conchita.  Esta película, por su fidelidad a los hechos y otros méritos fue premiado en el Reino Unido como mejor documental religioso del año.

Muchas televisiones lo solicitaron inmediatamente, tanto que a finales de 1981 ya se habían distribuido más de cuatrocientas copias a diversas televisiones y de este modo se da la circunstancia que años después, en un país lejano como Australia, ya había más de una treintena de Centros de Garabandal, siendo su principal objetivo cumplir los Mensajes y dar a conocer al mundo las Apariciones.

Esto dio lugar a que gentes de todo el mundo vengan a Garabandal. Por ello y por los muchos milagros y gracias con que Dios bendice a los que suben o creen en Garabandal, hoy día estas Apariciones son conocidas en el mundo entero.

Como una segunda Vida de la Virgen María.

Como decía el Papa Pablo VI: "es como una segunda Vida de la Santísima Virgen en la tierra y no hay palabras para agradecerlo".

Más de dos mil Apariciones hacen de las enseñanzas de la Virgen María a las niñas videntes, sus mensajes y profecías, el modo de vivir el Evangelio en la vida de cada día.

Conchita dice que la Virgen "es todo Amor, como la mejor de las Madres", recuerda con todo detalle las enseñanzas que la Virgen y el Ángel le dieron en Garabandal, entre estas la de obedecer a la Iglesia, ya que Jesús le dijo "Conchita, no te preocupes si te creerán o no te creerán, especialmente para Roma, Yo lo haré todo", y también la Virgen le decía de cumplir los mensajes y vivir con Dios, ofreciendo todos los sacrificios que trae la vida diaria por amor a Dios y también le decía de visitar al Santísimo, y en especial ir a Misa y rezar el Rosario todos los días.

El sábado 13 de noviembre de 1965, tuvo Conchita su última aparición en Garabandal. Escribe Conchita:

Estando un día en la iglesia, la Virgen me ha dicho en una locución que la vería el 13 de noviembre en los Pinos. Me dijo que esto sería una aparición especial para besar objetos religiosos y repartirlos después, ya que tienen gran importancia. ¡Yo estaba con grandes deseos de que llegase ese día, para volver a ver a quien ha sembrado en mí la felicidad de Dios!

Estaba lloviendo, pero a mí no me importó. Subí a Los Pinos y llevaba conmigo muchos rosarios que hacía poco me los habían regalado para repartirlos; y, como me había dicho la Virgen en la locución, los llevé para que los besara. Subiendo sola a Los Pinos iba diciéndome, como muy arrepentida de mis defectos, que no caería más en ellos, porque me daba apuro presentarme delante de la Madre de Dios sin quitarlos.

Cuando llegué a Los Pinos empecé a sacar los rosarios que llevaba; y estándolos sacando, oí una voz muy dulce, la de la Virgen, que se distingue entre todas, y me llamaba por mi nombre. Yo le he contestado: ¿Qué? y en ese momento la he visto con el Niño Jesús en brazos. Venía vestida como siempre y muy sonriente. Yo le he dicho: "Ya he venido a traerte los rosarios para que los beses." Y Ella me ha dicho. “Ya lo veo."

Yo traía masticando un chicle, pero cuando la estaba viendo dejé de masticarlo y lo he puesto en una muela. Y Ella ha notado que lo traía, y me ha dicho: "Conchita, ¿por qué no dejas tu chicle y lo ofreces como un sacrificio por la gloria de mi Hijo?" Y yo con vergüenza, me lo he sacado y tirado en el suelo.

Después me ha dicho: "¿Te acuerdas de lo que te dije el día de tu santo de que sufrirás mucho en la tierra?, pues te lo vuelvo a decir. Ten confianza en Nosotros y lo ofrecerás con gusto a Nuestros Corazones, por el bien de tus hermanos. Porque así estarás más unida a Nosotros." Yo le he dicho: "Que indigna soy, Oh Madre nuestra, de tantas Gracias recibidas por Vos, y todavía venir hoy a mí para sobrellevar la pequeña cruz que ahora tengo".

Ella me ha dicho: "Conchita, no vengo solo por ti, sino que vengo por todos mis hijos, con el deseo de acercarlos a Nuestros corazones". Y me ha pedido: "Dame, para que pueda besar todo los que traes". Y se lo he dado.

Llevaba conmigo una Cruz y la ha besado, y después me ha dicho: "Pásala por las manos del Niño Jesús", y yo lo he hecho y Él no ha dicho nada. Yo le he dicho: "Esta Cruz la llevaré conmigo al convento", pero no me ha dicho nada.

Después de besarlos me ha dicho: "Mi Hijo por medio de este beso que yo he dado aquí, hará prodigios, repártelos a los demás", claro, yo así lo haré.

Después de esto me ha pedido le diga las peticiones para los demás, que me habían encomendado. Y yo se las he hecho. Y me ha dicho: "Dime, Conchita, dime cosas de mi hijos, a todos los tengo bajo mi manto." Yo le he dicho: "Es muy pequeño, no cabemos todos". Ella se ha sonreído.

"¿Sabes, Conchita, por qué no he venido yo el 18 de Junio a darte el Mensaje para el mundo? Porque me daba pena decíroslo yo, pero os lo tengo que decir para bien vuestro y gloria de Dios si lo cumplís. Os quiero mucho y deseo vuestra salvación para reuniros en torno del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¿Verdad, Conchita, que tú me responderás?" y yo le he dicho: "Si estuviese siempre viéndote, sí; pero si no, no lo sé, porque soy muy mala.", "Tu pon de tu parte todo y Nosotros te ayudaremos, como también a mis hijas, Loli, Jacinta y María Cruz"

Ha estado muy poco. También me dijo: "Será la última vez que me veas aquí, pero estaré siempre contigo y con todos mis hijos." Después añadió: "Conchita, ¿Por qué no vas a menudo a visitar a mi Hijo al Santísimo. Por qué te dejas llevar por la pereza, no yendo a visitarle cuando Os está esperando de día y de noche?"

Como ya he escrito, estaba lloviendo mucho, y la Virgen y el Niño Jesús no se mojaban nada. Yo, cuando los estaba viendo no me daba cuenta de que llovía, pero cuando dejé de verlos estaba mojada. Yo he dicho: "¡Ay, que feliz soy cuando os veo! ¿Por qué no me llevas contigo ahora?" Y me ha contestado: "Acuérdate de lo que te dije el día de tu santo, al presentarte delante de Dios tienes que mostrarle tus manos llenas de obras hechas por ti en favor de tus hermanos y para gloria de Dios, y ahora las tienes vacías".

Y nada más. Se ha pasado ese feliz rato que he pasado con mi Mamá del Cielo y mi Amiga, y con el Niño Jesús. Los he dejado de ver pero no de sentirlos. De nuevo han sembrado en mi ánimo una paz y una alegría y unos grandes deseos de vencer mis defectos para conseguir amar con todas mis fuerzas, a los Corazones de Jesús y de María, que tanto nos quieren.

Anteriormente, la Virgen me ha dicho que Jesús no mandaba el Castigo para hacernos sufrir sino para reprendernos de que no le hacemos caso y por ayudarnos. Y el Aviso nos lo manda para purificarnos, para hacernos ver el Milagro con el cual nos muestra claramente el amor que nos tiene; y por eso el deseo de que cumplamos el Mensaje.

Durante las Apariciones el Ángel venía a darle la Comunión cuando no había Sacerdotes en el Pueblo. Le decía el Ángel: "Reza el -Yo pecador- y piensa que vas a recibir a Dios", después le daba la Comunión con gran veneración y después de la Comunión rezaba con ella la Oración “Alma de Cristo santifícame, Cuerpo de Cristo sálvame,...” y finalmente le decía la Virgen, de escuchar a Jesús, darle gracias, pedirle, decirle todo.

Conchita se admiraba de que la Virgen se preocupase de las cosas más pequeñas de su vida como también lo hace con todos sus Hijos acá en la tierra para llevarnos a Dios y luego vivir para siempre con Dios en el Cielo, ya que Dios es el destino eterno de nuestras vidas.

Como dice San Agustín: "nos hiciste Señor para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en Ti".

Fuente: http://www.virgendegarabandal.org/

ADVOCACIONES MARIANAS