Misioneros Oblatos o.cc.ss
domingo, septiembre 24, 2017

NUESTRA SEÑORA DE EINSIEDELN 15 DE AGOSTO

 NUESTRA SEÑORA DE EINSIEDELN PATRONA DE SUIZA 15 DE AGOSTO

NUESTRA SEÑORA DE EINSIEDELN

La devoción a María en Suiza se remonta al siglo VI. El obispo Mario de Avanches le dedicaba una iglesia en Payerne el 24 de junio del 587. En el siglo VII, y especialmente en el X, las iglesias dedicadas a la Virgen se multiplicaron. Las catedrales de Sion, Lausana, Basilea, Coire y Constanza estaban dedicadas a María.

El más antiguo y más activo centro del culto mariano en Suiza ha sido durante muchos siglos el célebre santuario de Santa María de los Ermitaños de Einsiedeln.

Se puede afirmar que toda la vida religiosa de Suiza está íntimamente ligada a este monasterio. En el 934, San Benno de Metz fundaba allí la abadía benedictina.

Documentos que dan testimonio de Einsiedeln como lugar de peregrinación.

Un documento del emperador Otón 1, del 947, habla de un convento erigido en honor de San Mauricio y de la Madre de Dios. La consagración de la pequeña iglesia (situada hoy bajo la amplia bóveda de la iglesia abacial) tuvo lugar el 14 de septiembre del 948. Documentos del siglo XIV dan testimonio de Einsiedeln como lugar de peregrinación. Y más tarde, un verdadero bastión del catolicismo contra la Reforma protestante. Aún hoy, como en el pasado, es un centro mariano y religioso de primer orden.

El edificio, destruido durante la Revolución de 1798, fue reconstruido, con las mismas dimensiones, en 1817. Allí se venera la milagrosa imagen de María (del siglo XV), una imagen que desde hace siglos constituye un verdadero enigma para los estudiosos. Las peregrinaciones que allí han acudido y que siguen acudiendo de todas las partes de Suiza y de Alemania, especialmente el 14 de septiembre y el 13 de octubre, son extraordinariamente numerosas.

Otros lugares de peregrinación

Otros lugares de peregrinación son: Bildstein, que se remonta a 1519, y que ha sido una comarca siempre fiel a la fe católica; Dreibrunnen y Preinbach. Además de las iglesias y capillas, son muchas las campanas que hay en Suiza dedicadas a María, y eso ya antes de estar en uso el toque del ángelus. Los abades de los monasterios suizos, desde la antigüedad, hacían figurar a María en sus escudos y en sus sellos, como el de Engelberg en 1232, y el de Einsiedeln en 1249.

María se halla también en el sello de los canónigos de Basilea, en el de la universidad y en el del Consejo de la ciudad. Las autoridades de Lucerna, para honrar a algunos ciudadanos beneméritos, les remitían monedas o medallas de plata con la Virgen, patrona de la ciudad, Nossa Senhora das Ermidas de Einsiedeln.

Origen del santuario: la presencia de un santo ermitaño del siglo IX, San Meinrad, mártir.

La imagen que se venera es de una Virgen negra del siglo XV.

Es lugar de encuentro para los peregrinos de Santiago de Compostela. Actualmente es un amplio monasterio benedictino, frecuentado por numerosos cristianos reformados de la región.

El Papa Juan Pablo II lo visitó como peregrino del 14 al 16 de junio de 1984.

La fiesta del santuario se celebra el 15 de agosto.

Todos los días a las 16,20 h, se canta la Salva Regina, siguiendo una antigua melodía.

Oración de San Juan Pablo II ante la imagen de la Virgen de Einsiedeln

Celebración de las Laudes en Einsiedeln  Por SS Juan Pablo II (15 de junio de 1984)

Fuente: http://www.champagnat.org

ADVOCACIONES MARIANAS