Miércoles, diciembre 07, 2016

NOVIEMBRE MES DE LA DIABETES

NOVIEMBRE MES DE LA DIABETES

NOVIEMBRE MES DE LA DIABETES

¿Qué es la diabetes tipo 1?

También llamada diabetes de comienzo juvenil aparece principalmente en personas jóvenes, aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida.
La característica principal de la diabetes tipo 1 es la incapacidad del cuerpo para producir insulina, la hormona que hace posible la utilización de la glucosa por parte de las células del organismo.

La diabetes tipo 1 afecta a aproximadamente 1,27 millones de personas en Europa y a un total de casi 5 millones de personas en todo el mundo.

Causas de la diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 no se puede predecir. Una vez contraida la enfermedad, es permanente y requiere tratamiento de por vida de inyecciones de insulina, seguir una dieta rigurosa y controlar el nivel de glucosa en la sangre.

La diabetes tipo 1 se contrae por genética. Ha de existir una predisposición genética y tiene que haber un factor desencadenante como estrés, infección viral, toxinas… que producen el efecto inmunológico que destruye las células beta.

Síntomas y diagnóstico la diabetes tipo 1

Se puede padecer diabetes y no saberse ya que los síntomas no siempre se ven a simple vista y pueden tardar en aparecer. La diabetes tipo 1 puede aparecer  repentinamente o de forma gradual.

Los síntomas típicos de la diabetes tipo 1 son:

Orinar con mucha frecuencia. Debido a que los riñones reaccionan a niveles altos de glucosa en la sangre, un paciente con diabetes tipo 1 necesita orinar con mayor frecuencia.

Tener sed en exceso debido a orinar con mucha frecuencia puesto que el organismo necesita compensar la pérdida de agua para evitar la deshidratación. Un paciente con diabetes tipo 1 necesita mucha agua para mantener un nivel de hidratación normal en el organismo.

Sentir cansancio muy a menudo ya que el organismo no puede obtener correctamente la energía de la glucosa.

Perder peso aún teniendo apetito. En etapas de niñez o adolescencia, los pacientes de diabetes de tipo 1 es posible que tengan más apetito pero suelen perder peso debido a que el organismo, en un intento de proveer de energía a las células extenuadas, agota las grasas acumuladas.

El diagnóstico de la diabetes tipo 1 se suele hacer antes de los 30 años.

Tratamiento de la diabetes tipo 1

El tratamiento de la diabetes tipo 1 se basa en el manejo de la cetoacidosis diabética y controlar los niveles de azucar en la sangre.

La principal medida para tratar la diabetes de tipo 1 es la administración de inyecciones de insulina, hormona que permite bajar el nivel de glicemia permitiendo que abandonen el sistema sanguíneo y que lleguen a las células.

Todas las personas necesitan insulina. Las personas con diabetes tipo 1 no pueden fabricar su propia insulina y, por tanto, deben tomarla diariamente.

Si no se tiene un buen control pueden aparecer complicaciones provocadas por la diabetes (insuficiencia renal, cardiopatía, ceguera, y amputación de las extremidades) y la prolongación de la vida del paciente.

Además del control de los niveles de azúcar en la sangre, el tratamiento de la diabetes de tipo 1 pasa por la realización continuada de ejercicio físico y control del peso.

La Diabetes tipo 2

El rasgo principal de este complejo mecanismo fisiopatológico conocido como diabetes mellitus tipo 2 o simplemente diabetes tipo 2 es la resistencia a la insulina y el déficit en la producción de la misma.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad relacionada con los niveles de azúcar en la sangre pero al contrario que la diabetes tipo 1, el organismo de los pacientes que sufren diabetes mellitus tipo 2 sigue produciendo insulina pero el organismo no responde a ella con normalidad.

Causas de la diabetes tipo 2

Es muy frecuente su asociación con la obesidad y se desarrolla en la edad adulta por lo que a veces también se le ha llamado diabetes relacionada con la obesidad o diabetes del aduto.

Las causas de la diabetes tipo 2 pueden ser otras como la toma de corticoides. Tu cuerpo fabrica insulina pero las celulas, no la utiliza correctamente. A veces no son evidentes los síntomas de la diabetes de tipo 2  pueden tardar tiempo en mostrarse incluso negándose a no presentrse síntomas en algunos casos. Hay síntomas que pueden servir para diagnosticar la diabetes de tipo 2 pero ello no implican necesariamente la existencia de la diabetes y la no existencia de síntomas tampoco significa que no exista la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Los síntomas habituales de la diabetes tipo 2 son:

Orinar con frecuencia.
Como los riñones están afectados por los altos niveles de glucosa en la sangre, necesitan desechar la glucosa que sobra y lo hacen por medio de la orina. Por lo tanto, un paciente de diabetes tipo 2 necesitará orinar con mayor frecuencia de lo normal.

Consumir líquidos en exceso.
Al orinar con frecuencia se pierde una gran cantidad de líquido, lo que provoca sed por lo que el organismo necesita un mayor aporte de líquido para mantener un nivel adecuado de hidratación.

Cansancio frecuente,
ya que el paciente no puede obtener la energía de la glucosa de una forma adecuada.

Tratamiento de la diabetes tipo 2

El tratamiento para la diabetes tipo 2 consisiste en:

Seguir una alimentación sana controlando el peso y manteniendo una dieta nutritiva. Es recomendable seguir una dieta con pocas grasas y baja en sal.

Realizar actividades físicas de forma regular ya que el ejericio físico mejora la asimilación de la insulina por el organismo, además de quemar calorías y eliminar la grasa excesiva.

Controlar el peso de forma habitual.

Controlar los niveles de glucosa en la sangre de forma habitual.

Inyectarse insulina o los medicamentos recetados por el médico que ayuden en la asimilación de la insulina.

Tener a mano un centro de salud donde poder seguir un control de la diabetes y detectar cualquier complicación de salud o enfermedades relacionadas con la diabetes de tipo 2.

Revisar y cuidar los pies diariamente para prevenir cualquier posible lesión ya que los pacientes de diabetes son propensos a tener problemas en los pies.

La Diabetes Gestacional

Es importante tratar la diabetes gestacional correctamente ya que el no hacerlo puede ocasionar diversas complicaciones del embarazo como macrosomía, sufrimiento fetal, problemas neonatales y muerte intrauterina.

¿Qué es la diabetes gestacional?

Es la complicación que se da con más frecuencia durante el embarazo. Las mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes antes, pero que tienen un alto nivel de glucosa durante el embarazo se dice que tienen diabetes gestacional.

Todavía no se sabe la causa de la diabetes gestacional, pero tenemos algunas pistas. La placenta, mantienene al bebé mientras crece y las hormonas de la placenta ayudan al bebé a desarrollarse pero al padecer diabetes gestacional, estas hormonas bloquean la acción de la insulina de la madre en su cuerpo. Este problema se llama resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina hace que sea difícil para el cuerpo de la madre utilizar la insulina por lo que puede necesitar hasta tres veces más insulina.

La diabetes gestacional comienza cuando el cuerpo no es capaz de realizar y utilizar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina, la glucosa no puede abandonar la sangre y transformarse en energía. La glucosa se acumula en la sangre en cantidades elevadas. Esto se llama hiperglucemia.

¿Cómo puede afectar a mi bebé la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional afecta a la madre en la última etapa del embarazo, después de que el cuerpo del bebé se haya formado, pero mientras el bebé está creciendo. Debido a esto, la diabetes gestacional no causa el tipo de defectos de nacimiento que a veces se produce en los bebés cuyas madres tenían diabetes antes del embarazo.

Sin embargo, no tratada o mal controlada la diabetes de la gestación puede dañar a tu bebé. Cuando tienes diabetes gestacional, el páncreas trabaja más para producir suficiente insulina pero esta no disminuye el nivel de glucosa en la sangre. Si bien la insulina no atraviesa la placenta, la glucosa y otros nutrientes sí lo hacen. Así, el exceso de glucosa en la sangre pasa a la placenta transmitiendo al bebé los niveles elevados de glucosa en la sangre. Esto hace que el páncreas del bebé genere insulina extra para deshacerse de la glucosa en la sangre. Dado que el bebé tiene más energía de la que necesita para crecer y desarrollarse, la energía adicional se almacena como grasa.

El tratamiento de la diabetes gestacional

Necesitas comenzar el tratamiento de la diabetes gestacional rápidamente ya que de no hacerlo, esto puede dañarte a ti y tu bebé. El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en la sangre iguales a los de las mujeres embarazadas que no tienen diabetes gestacional. El tratamiento para la diabetes gestacional incluye una dieta especial para la diabetes gestacional y relizar ejercicio físico de forma regular. Además de seguir una dieta para la diabetes gestacional también puede incluir pruebas diarias de glucosa en la sangre e inyecciones de insulina. Necesitas la revisión periódica de tu médico, enfermera y otros miembros de tu equipo de atención médica para modificar el tratamiento de diabetes gestacional según sea necesario.

Para ti, como futura madre, el tratamiento de la diabetes gestacional ayuda a reducir el riesgo de una cesárea que puede ser necesaria si el bebé tiene un gran tamaño. Seguir el tratamiento para la diabetes gestacional te permitirá tener un embarazo y parto saludables, y puede ayudar a tu bebé a evitar futuros problemas

La diabetes gestacional generalmente desaparece después del embarazo. Pero una vez que haya tenido diabetes gestacional, hay muchas posibilidades (dos de cada tres mujeres) de volver a padecerla en futuros embarazos. En otras mujeres, tras el embarazo desarrollan diabetes de tipo 1 o diabetes de tipo 2. En estos casos es difícil saber si la causa es la diabetes gestacional o han comenzado a mostrar los síntomas de la diabetes tipo 1 o 2 durante el embarazo. Estas mujeres tendrán que continuar el tratamiento de la diabetes después del embarazo.

Muchas mujeres que tienen diabetes gestacional desarrollarán diabetes de tipo 2 años más tarde. Parece que hay un vínculo entre la diabetes gestacional y la diabetes de tipo 2. Tanto la diabetes gestacional como la diabetes de tipo 2 implican tanto la resistencia a la insulina. Ciertos cambios de estilo de vida pueden ayudar a prevenir la diabetes después de la diabetes gestacional.

Algunas recomendaciones para prevenir la diabetes de tipo 2 tras haber padecido diabetes gestacional son:

Seguir una dieta saludable. Los hábitos alimenticios saludables pueden, no solo prevenir la aparición de la diabetes de tipo 2 tras el embarazo sino también otros problemas de salud.

Comer alimentos variados incluyendo en tu dieta frutas y verduras.

Limitar la ingesta de grasas al 30% o menos de calorías diarias.

Practicar ejercicio regularmente, lo que permite a tu organismo a utilizar la glucosa sin la insulina extra. Esto ayuda a combatir la resistencia a la insulina y es lo que hace que el ejercicio ayude a las personas con diabetes.

Nunca iniciar un programa de ejercicios sin consultar primero con el médico.

En Bogota encontrarás la ASOCIACIÓN  COLOMBIANA DE DIABETES : en  la Calle 39A #14-78
Telefono 2 880777 / 2 883420

AVISO  IMPORTANTE

Si tienes cualquier duda, consulta con tu médico. La información presente en un medio escrito, visual, etc. no puede sustituir el criterio de un profesional de la medicina, por eso te recomendamos que cuando tengas algún problema acudas a tu médico.

Estás embarazada de 28 semanas y tu médico te ha dicho que tienes diabetes gestacional. ¿Deberías preocupate por la diabetes gestacional? La respuesta es sí.

El cuidarte es muy importante para tu salud y la de tu bebé.