Sábado, diciembre 03, 2016

LECTIO DIVINA PARA EL 17 DE OCTUBRE DE 2010

LECTIO DIVINA
Domingo 17 de Octubre de 2010
Domingo 29º Durante el Año Ciclo C
TEXTO BÍBLICO: Lucas 18, 1-8

La viuda y el juez
1 Jesús les contó una historia a sus discípulos, para enseñarles que debían orar siempre y sin desanimarse. 2 Les dijo: «En una ciudad había un juez que no tenía miedo ni de Dios ni de la gente. 3 Allí también vivía una viuda, que siempre lo buscaba y le decía: “Por favor, haga usted todo lo posible para que se me haga justicia en la corte.” 4-5 Al principio, el juez no quería atender a la viuda. Pero luego pensó: “Esta viuda molesta mucho. Aunque no le tengo miedo a Dios, ni me importa la gente, la voy a ayudar. Si no lo hago, nunca dejará de molestarme.”»

6 Jesús agregó: «Fíjense en lo que dijo ese mal juez. 7 ¿Creen ustedes que Dios no defenderá a las personas que él eligió, y que día y noche le piden ayuda? ¿Creen que tardará él en responderles? 8 ¡Claro que no, sino que les responderá de inmediato! Pero cuando yo, el Hijo del hombre, regrese a este mundo, ¿acaso encontraré gente que confíe en Dios?»

TRADUCCION EN LENGUAJE ACTUAL.

1 - LECTURA
¿Qué dice el texto?

Pistas para la lectura
Queridos hermanos:
Una vez más el evangelista Lucas nos hace pensar sobre el tema de la oración.
Recordemos que este Evangelio es el que más insiste en esta realidad medular para la vida del discípulo de Jesús.
La enseñanza viene a través de una parábola. Se trata de una viuda que constantemente pide a un juez que le haga justicia en su caso. Aparentemente este juez, arrogante y seguro de sí mismo, no tiene ningún interés en el caso de esta mujer. Sin embargo, dice el relato, a causa de la molestia de la viuda al juez que insiste en su pedido, la terminará atendiendo en su reclamo.
Jesús mismo aplicará y sacará la conclusión de la parábola que acaba de presentar: si el juez malo fue capaz de atender a la viuda por su insistencia, cuando más el Padre eterno atenderá la insistencia de sus hijos que en la oración insisten y le piden lo que sea necesario para sus vidas.
El texto termina con una pregunta muy inquietante sobre la fe y la confianza: ¿qué pasa con los hombres respecto a la fe y la confianza en Dios?

Preguntas para la lectura
· ¿Cómo comienza el relato?
· ¿Cuál es la temática central del texto?
· ¿Se trata de un discurso, un milagro o una parábola?
· ¿Cómo se lo describe al juez?
· ¿Qué actitud tiene en un primer momento con la viuda que le insiste?
· ¿Qué lo hace cambiar de parecer? ¿La caridad, el hacer justicia o la “molestia” de la mujer que insiste?
· ¿Cómo aplica Jesús esta parábola a la vida de los hombres?
· ¿Quién sería el “juez malo”?
· ¿A quiénes representa la “viuda” de la parábola?
· ¿Cuál es la conclusión final que hace el Señor?
· ¿Qué alcance puede tener la pregunta que Jesús hace al final del relato?

2 - MEDITACIÓN
¿Qué me dice? ¿Qué nos dice?
Preguntas para la meditación
· ¿Se puede decir de mí que soy un joven, una joven de oración?
· ¿Soy capaz de orar siempre y sin desanimarme?
· ¿Experimento como la “viuda” una absoluta dependencia de Dios para todos los aspectos de mi vida?
· ¿Cuáles son mis formas preferidas de oración con Dios: alabanza, súplica, ruego, silencio, canto, etc.?
· ¿Me confío realmente en las manos del Padre de los cielos?
· ¿Soy insistente en la oración como el niño que le pide al padre lo que desea?
· ¿Vivo la perseverancia en la oración aunque a veces no obtenga de manera puntual lo que le estoy implorando a Dios?
· ¿Soy conciente que el Señor me dará lo que necesite en el momento que lo necesite?
· ¿Tengo realmente fe y confianza en la acción de Dios en mi vida?
· ¿El mundo juvenil en dónde me muevo está marcado por actitud de fe y confianza en Dios?
· ¿Qué pasará cuando venga el Hijo del Hombre al final de los tiempos? ¿Encontrará fe y confianza en Dios ?

3 - ORACIÓN
¿Qué le digo? ¿Qué le decimos?
Para la respuesta de la oración puede ayudar un texto del Documento Conclusivo de Aparecida que nos invita “intensificar nuestra respuesta de fe” para que cuando venga el Hijo del Hombre haya confianza en Dios sobre la tierra.
Como discípulos y misioneros, estamos llamados a intensificar nuestra respuesta de fe y a anunciar que Cristo ha redimido todos los pecados y males de la humanidad, en el aspecto más paradójico de su misterio, la hora de la cruz. El grito de Jesús: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mc 15,34) no delata la angustia de un desesperado, sino la oración del Hijo que ofrece su vida al Padre en el amor para la salvación de todos”. (134)

4 - CONTEMPLACIÓN
¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?
Para contemplar e interiorizar la Palabra de Dios de este Domingo proponemos algunos versículos del hermoso Salmo 37(36),3-6: Confía en el Señor y haz lo bueno, vive en la tierra y mantente fiel.
Ama al Señor con ternura, y el cumplirá tus deseos más profundos.
Pon tu vida en las manos del Señor; confía en él, y él vendrá en tu ayuda.
Hará brillar tu rectitud y tu justicia como brilla el sol al mediodía.

5 - ACCIÓN
¿A qué me comprometo? ¿A qué nos comprometemos?

Propuestas personales
· Perfeccionar cada día más mi oración con Dios.
· Enseñar a alguien a orar.

Propuestas comunitarias
· Dialogar en tu grupo de jóvenes sobre el “secularismo ambiental” que excluye a Dios de la vida y tanto daña la fe y la confianza en Él.
· Realizar en grupos oraciones de petición por las necesidades de todos los jóvenes.

Pbro. Lic. Gabriel Mestre
CELAM/CEBIPAL-SEJ – SOCIEDADES BIBLICAS UNIDAS

LECTIO DIVINA PARA EL 17 DE OCTUBRE DE 2010

Santa Sede