Miércoles, diciembre 07, 2016

LECTIO DIVINA PARA EL 15 DE NOVIEMBRE DE 2015

LECTIO DIVINA
Domingo 15 de Noviembre de 2015
Domingo 33º Durante el Año Ciclo B

 

TEXTO BÍBLICO: Marcos 13, 24-32
El regreso del Hijo del hombre

 

24 »Cuando haya pasado ese tiempo de sufrimiento, el sol se pondrá oscuro; la luna dejará de brillar.

25 Las estrellas se caerán, y temblarán los poderes del cielo.
26 »Entonces me verán a mí, el Hijo del hombre, venir en las nubes del cielo con mucho poder y gloria.
27 Y enviaré por todo el mundo a mis ángeles, para que reúnan a mis seguidores.

La lección de la higuera

28 »Aprendan la enseñanza que da la higuera. Cuando a este árbol le salen ramas tiernas y hojas nuevas, ustedes saben que ya se acerca el verano.
29 Del mismo modo, cuando vean que todo está pasando como les he dicho, sabrán que pronto vendré de nuevo.
30 Les aseguro que todo esto pasará antes de que mueran algunos de los que ahora están vivos.
31 El cielo y la tierra dejarán de existir, pero mis palabras permanecerán para siempre.
32 »Nadie sabe el día ni la hora en que yo vendré; no lo saben ni siquiera los ángeles del cielo. Es más, ni yo lo sé. Dios es el único que lo sabe.

 

 

TRADUCCIÓN EN LENGUAJE ACTUAL.

 

1 - LECTURA

¿Qué dice el texto?

Pistas para la lectura
Queridos amigos:
Nos acercamos al final del Año Litúrgico y el Evangelio, este Domingo nos hace tomarnos en serio el tema de la salvación con el regreso final de Jesucristo.

El texto tiene tres partes:

En la primera parte puede que asusten las imágenes que se nos brindan. Hay toda una “conmoción” cósmica. Esto es propio del lenguaje apocalíptico que utiliza esta forma para describir las intervenciones poderosas de Dios en la historia. Por otra parte no debe importar en primer lugar las llamativas señales, sino la venida de Jesucristo, el Hijo del Hombre que viene con poder y gloria a reunir a todos sus discípulos. La presencia poderosa, sublime y solemne del Señor debe dar tranquilidad a nuestros corazones…

En la segunda parte se busca aplicar a la vida lo que se nos ha narrado en la parte anterior. Y el Señor utilizará una especie de imagen parabólica tomada de la realidad cotidiana de los palestinenses. Cuando la higuera comienza a echar ramas tiernas y hojitas nuevas se sabe que se está acercando el verano. De la misma forma que a nivel de naturaleza se pude detectar las estaciones climáticas, los discípulos del Señor deben aprender a mirar la realidad para detectar que la Segunda Venida de Cristo es inminente. La frase del versículo 30 no hace referencia al fin del mundo sino al fin de Jerusalén que en el año 70 será destruida por las tropas de los romanos. No hay que confundirse y generar falsas profecías… En el versículo 31 el Señor ratifica que todo pasará pero que su Palabra permanecerá firme y estable para siempre.

En la tercera parte queda absolutamente claro que no se sabe ni el día ni la hora del fin del mundo. Esto es importante registrarlo dado que cada tanto aparece algún supuesto iluminado que pretende saber el día del fin del mundo. Jesús es claro: nadie lo sabe… ni siquiera en ese momento Él mismo en su naturaleza humana… Por supuesto que en cuanto Dios glorioso y eterno todo le es conocido…

Para tener presente: el género literario de los evangelios es, justamente, “evangelio”. Sin embargo, dentro de este género hay otros: por ejemplo parábola, relato de milagro, etc. El capítulo 13 de Marcos (junto con el 24 de Mateo y el 21 de Lucas que son los textos paralelos), están bajo el género literario apocalíptico. Es decir en un lenguaje simbólico que utiliza las imágenes y las situaciones de la vida (sobre todo las más dramáticas), para expresar un mensaje religioso que no busca “asustar” sino hacer tomar con responsabilidad el presente para estar abiertos al don de la salvación.

Preguntas para la lectura

 

2 - MEDITACIÓN

¿Qué me dice? ¿Qué nos dice?

Preguntas para la meditación

3 - ORACIÓN

¿Qué le digo? ¿Qué le decimos?

Para la oración usaremos tres textos bíblicos que hacen referencia a la permanencia de la Palabra de Dios.

Salmo 119,89-96

89-91 Dios mío, tú eres eterno y siempre fiel. Mientras el cielo y la tierra existan, tu palabra permanecerá; ¡todo lo creado está a tu servicio!
92 Si tu palabra no me hiciera tan feliz, ¡ya me hubiera muerto de tristeza!
93 Jamás me olvido de tu palabra, pues ella me da vida.
94 ¡Sálvame, pues soy tuyo y busco cumplir tus mandamientos!
95 Hay malvados que quieren matarme, pero yo quiero entender tus enseñanzas.
96 Todo en este mundo acabará;¡sólo tu palabra no tiene fin!

 

Isaías 40,7-8

7 Grita que la hierba se seca, y las flores se marchitan, cuando Dios lanza sobre ellas el viento del desierto.
8 En cambio, la palabra de Dios permanece para siempre”».

1Pe 1,23-25

23 Dios les ha cambiado su modo de vivir. Es como si ustedes hubieran vuelto a nacer, no de padres humanos, que finalmente mueren, sino gracias al mensaje de Dios. Y es que ese mensaje da vida y nada puede destruirlo.
24 Pues la Biblia dice: «Todo ser humano es como la hierba; y su grandeza es como las flores: la hierba se seca, y las flores se caen,
25 pero la Palabra del Señor permanece para siempre.» Y esa Palabra es la buena noticia que el Señor Jesucristo les ha enseñado.

 

Los tres textos retroalimentan la misma idea donde el centro está en las palabras de Jesús.

4 - CONTEMPLACIÓN

¿Cómo interiorizo el mensaje? ¿Cómo interiorizamos el mensaje?

Para la contemplación utilizaremos el versículo 31:
· Cuando todo se hace agua en mi vida… Jesús me dice cada día: Mi Palabra permanece para siempre…
· Cuando los “cataclismos” personales me debiliten… Jesús me dice cada día: Mi Palabra permanece para siempre…
· Cuando sienta que se caen los astros del cielo… Jesús me dice cada día: Mi Palabra permanece para siempre…
· Cuando…
· Cuando…

5 - ACCIÓN

¿A qué me comprometo? ¿A qué nos comprometemos?

Propuesta personal

Propuesta comunitaria

 

Pbro. Lic. Gabriel Mestre.

LECTIO DIVINA PARA EL 15 DE NOVIEMBRE DE 2015

Santa Sede