Jueves, diciembre 08, 2016

LA DIABETES ES UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA

Las complicaciones de la diabetes son problemas de salud ocasionados por la diabetes. La diabetes hace que su nivel de azúcar en la sangre sea más alto de lo normal. Con el tiempo, los niveles de azúcar altos pueden dañar los vasos sanguíneos y los nervios. Este daño puede ocasionar problemas en muchas áreas de su cuerpo.

Daño a los nervios

El daño a los nervios —también conocido como neuropatía diabética— dificulta la tarea de los nervios para transmitir mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo. Si usted tiene daño en los nervios, puede perder la sensibilidad en partes de su cuerpo o puede tener una sensación de hormigueo que resulta dolorosa.

La neuropatía con mayor frecuencia afecta los pies y las piernas. Si usted tiene neuropatía es posible que usted no sienta que tiene una úlcera en el pie. La úlcera puede infectarse, y en casos graves, el pie puede tener que ser amputado, es decir cortado. Las personas con neuropatía diabética pueden continuar caminando sobre un pie, articulación o hueso que ha sido lesionado. Esto puede ocasionar una condición que se conoce como pie de Charcot que hace que el pie lesionado se deforme. Sin embargo, este problema puede evitarse.
 

QUE HACER?

Si usted tiene diabetes revísese los pies todos los días. Si usted ve hinchazón y enrojecimiento y siente el pie tibio, vaya a ver a su médico de inmediato. Estas pueden ser señas de pie de Charcot. Además, su médico debe revisarle los pies por lo menos una vez al año.

Señas de alarma de daño en los nervios

Llame a su médico si usted tiene:

Problemas de los ojos

La retina es la parte del ojo que es sensible a la luz y que le ayuda a ver. La diabetes puede dañar y debilitar los vasos sanguíneos pequeños en la retina. A este daño se le llama retinopatía diabética.

Señas de alarma de problemas de los ojos

Llame a su médico si usted tiene:

Daño al riñón

La diabetes también puede dañar los vasos sanguíneos dentro de sus riñones de modo tal que éstos no pueden filtrar el material que debe ser eliminado. A este daño se le llama nefropatía diabética. Algunas personas que tienen nefropatía eventualmente van a necesitar diálisis (un tratamiento que permite que los desechos de la sangre se eliminen del cuerpo) o un trasplante de riñón.

El riesgo de la nefropatía aumenta si usted tiene diabetes y presión arterial alta, por lo tanto, es importante controlar ambas condiciones.

Enfermedad de corazón y derrame

Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de tener enfermedad de corazón y derrame. El riesgo es aun mayor entre las personas que tienen diabetes y fuman, que tienen presión arterial alta y que tienen antecedentes familiares de enfermedad de corazón o que están pasados de peso.

La enfermedad del corazón es más fácil de tratar cuando se diagnostica cuando apenas comienza. Es importante que usted vaya a ver al médico con frecuencia. El médico le puede hacer exámenes para determinar la presencia de señas de comienzo de enfermedad del corazón o derrame.

El nivel de colesterol recomendado para una persona con diabetes es le mismo que para una persona con enfermedad del corazón. Si su nivel de colesterol supera el nivel de colesterol recomendado para usted, su médico le puede informar sobre los cambios en el estilo de vida y medicamentos que pueden ayudarle a mantener su colesterol bajo control.

¿Qué puedo hacer para prevenir o retardar las complicaciones de la diabetes?

Para prevenir problemas mantenga su nivel de azúcar en la sangre tan cerca del valor normal como sea posible y siga las recomendaciones de su médico. Los siguientes son otros consejos útiles:
Visite a su médico con regularidad aun cuando se sienta bien. Su médico le hará una evaluación para ver si tiene señas tempranas de complicaciones.
Llame a su médico enseguida si usted tiene cualquiera de las señas de alarma anotadas en este artículo.