Viernes, diciembre 09, 2016

JUSTICIA


Justicia

Justicia

Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o le pertenece.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española

Buscar el equilibrio

Justicia

Una figura famosa representa a la justicia. Se trata de una mujer que lleva los ojos vendados y porta una balanza con sus dos platos en equilibrio. Los ojos vendados significan que, sin importar de quién se trate (sin tomar en cuenta su raza, su religión o su lugar en la sociedad), todos deben recibir lo que les corresponde.

La balanza indica que la decisión no debe inclinarse a favor de una persona y en contra de otra. La injusticia ocurre cuando un plato se inclina más que el otro. Por ejemplo: es injusto que una persona trabaje mucho y le paguen poco, pero también lo es que trabaje poco y le paguen mucho. La injusticia aparece en la vida diaria cuando le negamos a alguien lo que consiguió con su esfuerzo. También aparece en la sociedad cuando hay personas que no tienen casa ni ropa, mientras otras cuentan con más de lo necesario para vivir.

Viviendo el valor

El valor de la justicia se refiere a la concepción que cada época o cultura han tenido de lo que es bueno para todos. Su fin práctico es reconocer lo que le corresponde y pertenece a cada cual, hacer que se respete ese derecho, recompensar su esfuerzo y garantizar su seguridad. No se limita a los casos que se tratan en los tribunales, aparece en la vida diaria como un factor del que se derivan relaciones más equilibradas y respetuosas, así como el bienestar de la sociedad en su conjunto.

A cada quien, lo que merece

Estamos rodeados de personas, y nosotros formamos parte del mundo de ellas. Por el hecho de existir a cada una le corresponde vivir en buenas condiciones. Es justo que tenga alimentos, un hogar y la oportunidad de hacer lo mejor de su vida, según su inclinación. Para lograrlo tiene que esforzarse. La justicia consiste en garantizar que el resultado del esfuerzo se respete.

Por ejemplo, si ganamos la competencia de natación, es justo que nos den la medalla. Para que haya justicia nosotros debemos reconocer las ilusiones, el esfuerzo y los resultados de los otros. Si otra persona llegó a la meta antes que nosotros es justo que ella, y no nosotros, reciba la medalla. Cuando existen dudas sobre lo que corresponde a cada quien, hay reglas y leyes para decidirlo. Debemos procurar que se apliquen.

Para la vida diaria

Todos queremos tener acceso a lo mejor, por ejemplo, ganar un concurso u obtener un buen empleo. La justicia permite que las personas que se han esforzado en lograrlo lo consigan.

En situaciones comunes (como cualquier juego o la conducción de un vehículo) seguir las reglas garantiza el orden y la seguridad.

Si dos personas juntan su dinero para comprar un objeto, es recomendable procurar que cada una reciba la parte que le corresponde.

Aunque tengamos prisa para realizar nuestras actividades cotidianas debemos respetar el turno de cada quien.

Por el camino de la justicia

Mira a tu alrededor. Los miembros de tu familia, tus compañeros de clase y las personas que pasan por la calle tienen planes e ilusiones como tú. Si tú aprendes a reconocerlos, ellos reconocerán los tuyos.

La justicia no siempre es automática. Si quieres conseguirla mantente firme en tu lucha. Con seguridad podrás alcanzarla.

La justicia nos protege a nosotros y protege a los demás. Seguir el reglamento de tránsito, por ejemplo, garantiza que todos los conductores (y sus acompañantes) lleguen bien a su destino.

Abraham Lincoln

Abraham Lincoln

Conoce a Abraham Lincoln: defensor de la justicia (1809-1865)

La esclavitud: Cuando una persona está sometida a los propósitos de otra que la explota para conseguir un beneficio económico, es la forma más aguda de la injusticia.
El estadounidense Abraham Lincoln dedicó su vida a acabar con ella. Hijo de un carpintero, huérfano de madre desde muy pequeño, estudió derecho por su cuenta, pues pensaba que la ley es la clave del bien común. Como diputado en su país, se destacó por criticar la esclavitud de las personas negras en los estados del sur. En 1860 fue electo presidente y esos estados se separaron de la unión americana. Entonces comenzó una guerra entre éstos y los estados del norte, que apoyaban a Lincoln. El presidente declaró la libertad de todos los esclavos en 1863. Al término de la guerra, en 1865, los ciudadanos reconocieron que era el principio de una nación más justa.

Frases

"Y añado, que la justicia es, en el mayor grado, la completa virtud porque el que la posee puede aplicarla con relación a los demás, y no sólo a sí mismo. El peor de los hombres es el que por su perversidad daña a la vez a sí mismo y a sus semejantes. Pero el hombre más perfecto no es el que emplea su virtud [la justicia] en sí mismo; es el que la emplea para otro."
-
Aristóteles, Ética a Nicómaco, libro quinto, capítulo primero

Haz lo que sea justo. Lo demás vendrá por sí solo.
-
Johann Wolfgang von Goethe

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.
-
Sócrates

El mejor hombre es el que ama a lo justo.
-
Confucio

Un juez recto, es un juez sabio.
-
William Shakespeare

Quien no castiga el mal, ordena que se haga.
-
Leonardo da Vinci

La justicia proporciona paz, pero requiere esfuerzo.
-
Ramón Llull

Una persona justa sabe qué le toca hacer y recibir a sí misma, y qué le toca hacer y recibir a los demás.
-
Anónimo

Haz justicia con alguien y acabarás por amarlo. Pero si eres injusto con él, acabarás por odiarlo.
-
John Ruskin

Es cosa fácil ser bueno; lo difícil es ser justo.
-
Víctor Hugo.

Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.
-
Sócrates

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.
-
Lucio Anneo Séneca

Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia.
-
Paul Auster

De todas las virtudes, la más difícil y rara es la justicia. Por cada justo se encuentran diez generosos.
-
Franz Grillparzer

Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia.
-
Jean de la Bruyere

La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.
-
René de Chateaubriand

Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no.
-
Sócrates

Sé justo antes de ser generoso, sé humano antes de ser justo.
-
Cecilia Bohl de Faber

Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido.
-
Simón Bolívar

El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, si no el que pudiendo ser injusto no quiere serlo.
-
Menandro de Atenas

Justicia sin misericordia es crueldad.
- Santo Tomás de Aquino

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.
-
Sócrates

Si quieres la paz, lucha por la justicia.
-
Pablo VI

La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad.
-
Simón Bolívar

La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad, y se asemeja al águila.
-
Leonardo Da Vinci

En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí.
-
José Martí

La perla de la justicia brilla mejor en la concha de la misericordia
-
Santa Catalina De Siena

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados
-
Jesús De Nazaret

Cuento

La campana de la justicia

En una remota población de Italia el rey Juan había ordenado que se instalara una campana en el centro del jardín principal.
Podía jalar su cordón cualquier persona que hubiera sufridoalguna acción injusta, o se le negara un derecho que le correspondía.
Cuando el rey la escuchaba, de inmediato llamaba a sus consejeros para que resolvieran lo que correspondía hacer. Su sonido era frecuente. La usaban las personas que no recibían pago por su trabajo, o los clientes de algún vendedor de fruta que elevaba demasiado los precios de las naranjas y las manzanas.
La campana se hallaba en una pequeña torre y, con el paso del tiempo, las ramas de una enredadera que crecía en el jardín fueron subiendo poco a poco hasta que el cordón se enredó con ellas.

Había en el pueblo un comerciante que tenía un caballo de carga. Éste había sido un animal fuerte y hermoso que lo ayudó mucho en su negocio. Sin embargo, después de años de trabajo, el animal estaba viejo y cansado. Cuando dejó de resultarle útil el caballero simplemente se desentendió de él. Le soltó las riendas y lo abandonó a su suerte.
Triste, el caballo vagaba por el pueblo en busca de refugio y comida. Una tarde llegó al jardín donde estaba la campana. Se acercó a la enredadera y empezó a morder sus hojas, pues no aguantaba el hambre. Al jalar una de las ramas, tiró sin querer el cordón y la campana empezó a sonar.
El rey pensó que el caballo estaba pidiendo ayuda y llamó a los jueces. Éstos averiguaron que, cuando tenía fuerza y vigor, el animal había servido a su dueño. Por eso resolvieron que él debía cuidarlo ahora, cuando ya no podía trabajar, y se le ordenó que así lo hiciera.
El caballo pasó el resto de su vida en un establo confortable. Cuando tenía hambre salía al patio, tomaba el sol, comía toda la paja que se le antojaba y bebía agua fresca del estanque. A veces el caballero iba a saludarlo. Juntos, recordaban sus aventuras de otros tiempos.

-A partir de un cuento italiano incluido en Il Novellino.

Cuento

La fiesta del rey
El rey de un país lejano era admirado por todos los súbditos que reconocían su generosidad y voluntad de ayudar. Si alguien no tenía ropa, podía acudir a su palacio -en la cima de una montaña- y recibía prendas cómodas y abrigadoras. Si los padres no tenían qué dar de comer a sus hijos, les ofrecía sopa caliente.
Muchos de los súbditos se hallaban en el palacio cuando uno de los lacayos les dijo que éste planeaba organizar una fiesta de cumpleaños. Estaban invitados. Cuando la fiesta terminara cada uno recibiría un regalo. Sin embargo, les pedía un favor. Como sería necesario lavar más trastes de los acostumbrados, y el agua que subía a la montaña no era suficiente, tenían que llevar un recipiente lleno de ese líquido para depositar su contenido en el estanque del palacio.
Todos se entusiasmaron.

Al día siguiente se les veía subir con sus recipientes llenos de agua. Algunos eran de buen tamaño. Otros, sólo para salir del compromiso, llevaban apenas un dedal. Unos más ni siquiera se molestaron en cargar algo. "El rey es tan bueno", pensaron "que no va a pedirnos nada". Cuando llegaron, vaciaron sus recipientes en el estanque y los dejaron a un lado.
La comida fue espléndida: lechones horneados, papas cocidas en el jugo de éstos, jarras de vino, fruta fresca, queso, nueces garapiñadas y turrones. Después de escuchar la alegre música de panderos y guitarras, el rey y su corte se pusieron de pie para retirarse.
Los invitados, que esperaban el regalo, se inquietaron. Si el rey se iba ya no habría regalos. Cuando desapareció por la escalera que conducía a los aposentos reales murmuraron. "Ya ves que tonto eres -decía un hombre a otro- de nada te sirvió cargar ese recipiente gigante. Yo no cargué nada y comí bastante bien."

Cuando la gente comenzó a dispersarse hombres y mujeres caminaron hasta el lugar donde habían dejado sus recipientes y los hallaron repletos de monedas de oro. Entre más grandes eran, más monedas contenían. A los dedales apenas les cupo una y a quienes no habían llevado nada, nada les tocó.
-Agua tengo suficiente -les dijo el rey desde el balcón. Quise ponerlos a prueba y mostrarles que la justicia consiste en darles lo que les toca según su esfuerzo.

-Leyenda popular

ActividadesBosque

Actividad 1

Gandhi abrió un correo electrónico. ¡Cuál habrá sido si sorpresa al recibir los siguientes mails!, contesta:

Para: gandhi@consejosgandhi.com
CC:
Asunto: Hija muy enojada

Estimado Gandhi: No puedo entender que mis papás no me dejen ver televisión toda la tarde. Yo les digo que soy lo suficientemente madura para ver todo lo que quiera. ¿Qué me recomiendas? ¡Un saludo y gracias!

Para: gandhi@consejosgandhi.com
CC:
Asunto: Hijo muy enojado

Estimado Gandhi: Estoy muy enojado con mis papás porque siempre me regañan por tratar mal a mis hermanos. Lo que ellos no entienden, es que la culpa siempre la tienen mis hermanos porque yo soy el mayor y no me hacen caso en lo que les ordeno.
¿Como la ves?

Actividad 2

¡Niños que no viven la justicia! Se ha abierto un puesto de “QUEJAS” para todos los papás que quieran ir a poner las suyas. ¿Qué quejas te imaginas que algunos papás pondrían? Escribe cinco quejas. No repitas las que te dan como ejemplo.

Ejemplo: Mi hijo nunca piensa en los demás.
En casa se porta grosero.
No cuida sus cosas ni la de sus hermanos.

  1. ___________________________________
  1. ___________________________________
  1. ___________________________________
  1. ___________________________________
  1. ___________________________________

Hemos abierto un puesto de “SUGERENCIAS”. Escribe qué sugieres para evitar las quejas de los papás. Escribe cinco sugerencias. No repitas las que se te dan como ejemplo.

Ejemplo: ponte siempre en el lugar de los demás. Usa siempre buenos modeles. Cuida bien tus cosas y la de los demás.

  1. _______________________________________________________
  2. _______________________________________________________
  3. _______________________________________________________
  4. _______________________________________________________

DE HOY EN ADELANTE......
“Trataré a cada miembro de la familia

de la misma manera como me gusta
que lo hagan conmigo”

Voy a escribir otro propósito:
_________________________________________
_________________________________________

Actividad 3

Señala aquellas situaciones en las que se practica la justicia y en las situaciones en las que se practica una injusticia.
Completa tú con más opciones.

1.- En la noche todas las luces de una casa está prendidas.
2.- En la escuela encontramos a niños estudiando y aprovechando su tiempo.
3.- En el parque vemos a un niño arrancando las hojas a las flores.
4.- En la cocina hay una señora separando la basura de su casa.
5.- Vemos un señor lavando el coche con la manguera.
6.- Encontramos unos niños ayudando a su mamá en la casa.
7.- Descubrimos unos niños aventando piedras a un perro.
8.- Vimos unos niños ayudando a un anciano a cruzar la calle.
9.-____________________________________
10.- __________________________________
11.-___________________________________
12.-___________________________________
13.-___________________________________
14.-___________________________________
15.-___________________________________
16.-___________________________________
17.-___________________________________
18.-___________________________________
19.-___________________________________

Actividad 4

Gandhi es sometido a un juicio. Estas son las personas que participan en él. Basándote en las características de cada uno, elige quien es quien y señala si su postura es justa o injusta y por qué.

Mr. Malcom: abogado inglés
encargado de acusar a Gandhi por
querer liberar a la India del control
de la Gran Bretaña. Dice que Gandhi es un
agitador y que no obedece ni se somete a las
leyes que ellos promulgan, aún cuando esté consciente
de que su ley es injusta.

Sir Spencer: juez inglés encargado de dictar sentencia en contra o a favor de Gandhi. Justo a la hora de juzgarlo escucha todos los
argumentos para decidir si Gandhi es culpable o inocente,
aunque el no cree en su lucha.
Pero lo juzgará son tomar en cuanta sus propias creencias.

Nehrú: abogado hindú que
defiende a Gandhi porque está convencido
que su lucha es a favor de los derechos de su pueblo.
Considera que su trabajo es por el honor,
la paz y la igualdad de su pueblo.

Indira: mujer hindú que forma
parte del jurado que se encargará
del veredicto a favor o en contra
de Gandhi. Apoya a Gandhi y cree
que su lucha es correcta y digna de ser aprobada.

Gandhi: pacifista hindú que forma parte
del jurado que se encargará de dictar el
veredicto a favor o en contra de Gandhi.
Apoya a Gnadhi y cree que su lucha es
correcta y digna de ser aprobada.

Mrs. Brown: periodista inglesa
que cree que Gandhi es un idealista y
soñador que nunca logrará su propósito
de liberar a su pueblo con su lucha sin violencia.

El juicio de Gandhi está por llegar a su fin.

El jurado entregó al juez dos sentencias. Elige la que tú consideres correcta, anota por qué lo consideras así y subraya las palabras que consideres clave:

Sentencia 1:
Gandhi es culpable porque con sus ideas y sus acciones basadas en el amor y la amabilidad ha ido en contra del gobierno que controla la India. Ha influenciado a muchas personas y ha causado que los hindúes busquen su libertad. Ha desarrollado movimientos pacifistas, aceptando estar en la cárcel, ayunado y se ha comprometido con sus ideales de justicia, verdad y paz aún cuando el gobierno le ha pedido en numerosas ocasiones que deje su lucha y se someta a las leyes que ellos han dictado.

Sentencia 2:
Gandhi es inocente porque con su lucha, sus postulados de la no violencia y la amabilidad con la que trataba a todos obtuvo la libertad de la India. Su lucha fue pacifica y justa. Se dedico a su pueblo lo que por justicia le correspondía. Dejo a un lado la envidia, el odio, el rencor y la indeferencia para luchar por las necesidades de los demás. Logró que los derechos, el trabajo ye l esfuerzo de los hindúes fueran reconocidos. Siempre trató con amabilidad, bondad y alegría a quienes lo seguían. Gandhi demostró con su vida y su ejemplo que el mal y la injusticia nunca podrán vencer el bien y la justicia. Demostró que el odio no podrá jamás vencer el amor.

¿Cual es la sentencia que consideras justa y merece Gandhi?
Sentencia 1                Sentencia 2

¿Por qué consideras que la sentencia que elegiste es la correcta. Escríbelo aqui:________________________

DE HOY EN ADELANTE.....

Voy a tratar con amabilidad a todos los
que estén a mi alrededor.

Voy a escribir otro propósito:

________________________

Actividad 5

Estas practicando la justicia cuando...
... Piensas por tu cuenta.
... Buscas la verdad investigando tú mismo.
.... Evita los chismes y las criticas solapadas.
.... Te niegas a prejuzgar. Ves a la gente como personas.
.... Reconoces tus errores y aceptas las consecuencias.
... Compartes equitativamente con los demás.
... Defiendes tus derechos y los ajenos.

Elaboren un cartel, eligiendo una frase del texto anterior y pónganlo en el salón.

Escribe a la par de cada acción, la consecuencia justa de estos actos.
Ejemplo: Decir mentiras                                              Desconfianza, molestia

1º Ser egoísta
2º Ayudar a los que necesitan
3º Hacer berrinche por algo que quieres
4º No estudiar para los exámenes
5º Ser convenenciero
6º No devolver lo que pides prestado
7º Gastar en lo que sea
8º No ayudar en la casa

Para todos los días de esta semana escoge con tu maestra una actividad con la que pongas en práctica la justicia en la escuela (por ejemplo: respeto la autoridad, sé obedecer, respeto la propiedad ajena, etc.)

Desafío de esta semana:______________________________

Firma Maestra

¿Como lo hice? MUY BIEN    BIEN    NECESITO AYUDA

Cuento dramatizado
Se forman grupos de 6 personas que elaboran un cuento con el siguiente tema
“Las personas justas no toman ventaja sobre otros”.

Cada equipo representa su historia ante el grupo.            
Si soy justo ¿Qué gano? y ¿Qué pierdo?
Si soy injusto ¿Qué gano? y ¿Qué pierdo.

Para todos los días de esta semana escoge con tu maestra una actividad con la que practiques la justicia en la escuela (por ejemplo: acepto la sanción si hice algo mal, trato igual a los compañeros que tienen mucho dinero y a los que no lo tienen defiendo a los compañeros si se les comente alguna injusticia, etc)

Mi desafío de esta semana: _________________________________________

Firma Maestra ¿Como lo hice? MUY BIEN    BIEN    NECESITO AYUDA

Practica la Justicia
Sin justicia, las personas que perjudican a otros o sacan provecho de ellos no reciben castigo y continúan haciéndolo. Sin justicia el mundo puede ser un lugar peligroso y cruel. Se juzga o se trata a una persona según el sexo, la raza o la religión. Hay personas inocentes, como los niños pequeños, que sufren sin motivo.

Los que tienen poder y dinero hacen impunemente cosas que los pobres no pueden hacer. Necesitamos justicia para proteger los derechos de todos.

Cuando se practica la justicia, cada uno sabe que recibirá lo que merece. El que trabaja para ganar dinero lo recibe. El que hace algo bien recibe su recompensa.
Si eres acusado de algo tienes la oportunidad de explicar lo que ha sucedido y de ser escuchado.

Las personas justas no se apartan de otros seres humanos sólo porque su aspecto es diferente o porque provienen de una cultura distinta. Todo el mundo tiene la posibilidad de ser apreciado tal como es. Cuando hay justicia cada uno recibe la parte que le corresponde.

Fuente: www.valores.com.mx